Cómo mantener los hábitos en vacaciones

Con el síndrome postvacacional, nos damos cuenta que las vacaciones suponen un momento de ruptura con esta repetición de hábitos que realizamos durante el resto del año; por lo que en el periodo de descanso solemos experimentar esa agradable sensación de libertad que nos permite disfrutar de la vida sin tantas limitaciones.

La tristeza, apatía y desmotivación son algunos de los efectos que se incluyen hacia la reincorporación al trabajo o a las actividades rutinarias.

Es por ello, que cuando el periodo termina y llega el turno de regresar a las obligaciones cotidianas supone un gran esfuerzo. En determinadas personas ya es habitual incluso, que se viva la transición como una amenaza a su bienestar psicológico; lo que se conoce como síndrome postvacacional. Entre sus efectos se incluye la sensación de tristeza, apatía y desmotivación hacia la reincorporación al trabajo o a las actividades rutinarias.

El síndrome postvacacional afecta en mayor medida a las personas que realizan una interpretación desfavorable del regreso a lo cotidiano; entienden que únicamente es posible gozar de momentos de disfrute en el periodo vacacional y ante esta percepción suele generar mucho estrés que resulta complicado de sobrellevar. Es por ello por lo que es tan importante aprender a disfrutar durante todo el año; encontrar aquellas actividades que formen parte de nuestra rutina y que nos aporten esa agradable sensación que mencionamos anteriormente.

De esta manera lo que se busca es suavizar el paso del periodo vacacional a la rutina laboral de forma que no percibamos una pérdida tan grande de disfrute y no suponga un evento traumático.

Consejos para combatir los síntomas del síndrome postvacacional

A continuación, se proponen una serie de consejos para conseguir esta transición progresiva. El mantenimiento de ciertos hábitos también durante las vacaciones, si bien es cierto que con una mayor flexibilidad es un factor clave:

  • Mantener una alimentación equilibrada y practicar actividad física: Durante las vacaciones es posible prestar atención a nuestro cuidado físico sin que ello suponga una tortura. Podemos incluir alguna actividad al aire libre o alguna sesión de deportes acuáticos que otorgue el ocio que deseamos en este periodo. Al igual que disfrutar de los alimentos típicos de la temporada donde las frutas y verduras ocupan una posición señalada.
  • Recuperar horas de sueño y aprovecha el día: Si bien es cierto que durante las vacaciones tratamos de dormir todo lo que podemos, y pese a que retrasamos un poco la hora del despertador, resulta beneficioso el poder disfrutar del día más invertir nuestro tiempo en el periodo nocturno.
  • Tener un proyecto en mente: Es el momento ideal de planificar con tranquilidad o incluso poner en marcha un proyecto personal el cual llevábamos tiempo procrastinando. Al tener tiempo libre, la mente se encuentra más descansada, fresca y creativa por lo que aumenta la motivación y hace que mantengamos la ilusión al volver a la rutina. Ya sea estudiar un idioma, aprender a cocinar o redecorar la casa.
  • Incorporar nuevas rutinas: Desde leer un libro o dedicar mayor tiempo a reuniones sociales. Si vamos incorporando las rutinas que nos benefician durante las vacaciones y conseguimos convertirlas en hábitos resultara más sencillo mantenerlas durante el resto del año, lo que nos confiere momentos de disfrute que nos hace mucho más llevadero el volver al día a día.

Marta Escobedo. Psicóloga de IVANE SALUD.

Dr. Fernando Andrés. Psiquiatra de IVANE SALUD.

Conoce nuestro canal de YouTube, donde encontrarás videos interesantes realizados por nuestro equipo de profesionales.

Si te ha parecido interesante ésta noticia, visita nuestra entrada del blog relacionada más reciente “Vacaciones mentales”

Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria en Vithas Hospital Nisa Valencia al Mar.

Clínica de Desintoxicación y Patología Dual en Vithas Hospital Nisa Aguas Vivas.

Compartir: