Cleptomanía: La enfermedad de robar

¿Qué es la Cleptomanía?

La cleptomanía es un trastorno mental que se caracteriza por un impulso incontrolado y obsesivo por robar. Conocida coloquialmente como la enfermedad de robar, la cleptomanía es un trastorno de salud mental poco frecuente pero grave que, si no se trata, puede causarles mucho dolor emocional a ti y a tus seres queridos.

Es la incapacidad recurrente para resistir el impulso de robar objetos que, por lo general, no necesitas y que suelen tener poco valor.

Según R. Collado, psicóloga residente del Hospital Universitario Politécnico La Fe (Valencia), la cleptomanía «está encuadrada como un trastorno de control de impulso». La doctora María José Palacio, del SEM Centro de Psicología, añade que «la persona que lo sufre libera tensiones cuando hurta, siente bienestar».

Collado hace hincapié en que al cleptómano robar no le produce placer, como sucede con las adicciones, sino que le calma la tensión desagradable que sufre.

Palacio coincide: «El desencadenante suele ser la ansiedad, y esa sensación negativa disminuye cuando se realiza un robo».

A diferencia del ladrón esporádico o habitual, cuyo objetivo es enriquecerse de forma ilícita para su beneficio personal, el cleptómano normalmente no necesita el objeto que sustrae, sino que lo que le conduce a robar es un malestar generalizado matizado por emociones muy intensas. Esa tensión y ansiedad llegan a ser incontrolables y solo las puede calmar hurtando.

El placer de robar: Diferencia entre un Cleptómano y un ratero

Para los cleptómanos robar se convierte en un impulso imparable no planeado. Los objetos del hurto son absurdos, cosas inútiles, de precios no muy elevados, que podrían pagarse perfectamente y que además suelen regalar, acumular sin darle uso o tirar posteriormente.

Antes del robo sienten tensión, ansiedad y una sensación de excitación creciente, la consecuencia emocional de este acto es el placer, bienestar y alivio. Robar les ayuda a calmar la ansiedad.

Este impulso suele sentirse en lugares públicos (tiendas, centros comerciales) pero también en lugares íntimos (casas de familiares o amigos, en los que pueden llevarse u ocultar un elemento decorativo o una prenda de ropa).

Según los estudios de población, la cleptomanía es más común en mujeres que en hombres. Se actúa de modo solitario, son plenamente conscientes de lo que hacen y a menudo tienen remordimientos, experimentan sentimientos de culpa y vergüenza.

En cambio, un ratero planea el hurto, necesita lo hurtado para beneficio propio, para enriquecerse.

Cleptomanía Infantil

Este trastorno suele comenzar en la adolescencia y es visto como casos raros en los niños. Los cleptómanos roban porque son mentalmente inestables. Los estudios han demostrado que la cleptomanía es más común en mujeres que en hombres también en la adolescencia.

Sin embargo, los niños también se ven afectados por ella. Vamos a entender las causas de la cleptomanía en la infancia.

El deseo de robar tiene sus raíces en un complejo de inferioridad. A menudo, algunos niños se sienten privados o sienten la necesidad de mostrar lo que no les pertenece. En cualquiera de los casos, un niño es obligado a robar.

Pero también, ¿cómo saber si un niño es Cleptómano?

  • Incapacidad para resistir a fuertes impulsos de hurtar objetos que no necesita o no tienen ningún valor monetario…
  • Se sienten tensos, ansiosos y excitados antes y durante el robo.

Igualmente, ¿por qué un niño roba?

Algunas veces, un niño puede robar como muestra de valentía ante sus amigos, o para hacer regalos a su familia o amigos o para ser más aceptado por sus padres.

Los niños pueden también robar por el temor a una dependencia; ellos desean no tener que depender de nadie, de manera que roban lo que necesitan.

Otra pregunta sería, ¿qué les pasa a los niños que roban?

Los niños que roban repetidamente tienen dificultad para confiar en los demás y para establecer buenas relaciones con otros.

En vez de sentirse culpables, ellos culpan a otras personas por su comportamiento y le echan la culpa a los demás alegando que, «ya que ellos se niegan a darme lo que necesito, yo lo tomo».

Síntomas de la Cleptomanía: La enfermedad de robar

Cuando tenemos un trastorno, sea del tipo que sea, no es fácil darnos cuenta. Por eso, a continuación, vamos a comentar los síntomas de la cleptomanía más habituales:

  • No tener maldad en el acto de robar

Las personas que sufren dicho trastorno se apoderan de algo ajeno con independencia del tipo de artículo o de la propiedad que tenga. No quieren algo en particular o con cierto valor.

  • Falta de sucesos maníacos

No se trata de una manía ni de un problema de conducta, sino de un trastorno. Es importante esta apreciación porque se tiende a confundirla o a juzgar a aquel que lo sufre.

  • Sensación de alivio

Cómo te hemos comentado anteriormente, una vez realizado el acto sienten sensación de tranquilidad y alivio. También es posible que aparezcan sentimientos de culpa, miedo por las consecuencias o ansiedad una vez que son conscientes del acto realizado.

  • Impulso por robar

Es el síntoma que más caracteriza a la cleptomanía.

PROTEGEMOS LA SALUD MENTAL DE LOS TUYOS DESDE HACE 9 AÑOS

SESIONES PRESENCIALES Y TAMBIÉN ONLINE

Se sienten inquietos por robar en lugares públicos, independientemente del objeto. Puede ser material sin valor, como un papel, lápices, bolígrafos, etc. La sensación de euforia que sienten al robar, provoca que quieran robar de nuevo.

¿Cuáles son las Causas de la Cleptomanía?

Se desconoce la causa de la cleptomanía. Varias teorías sugieren que ciertos cambios en el cerebro pueden ser la causa fundamental de este trastorno. Se necesita más investigación para comprender mejor estas posibles causas, pero la cleptomanía podría estar relacionada con lo siguiente:

  • Problemas con una sustancia química cerebral (neurotransmisor) que se produce naturalmente llamada, serotonina.

La serotonina ayuda a regular los estados de ánimo y las emociones. Los niveles bajos de serotonina son frecuentes en las personas que son propensas a tener conductas impulsivas.

  • Trastornos de adicciones.

El robo puede causar la liberación de dopamina (otro neurotransmisor). La dopamina provoca sentimientos placenteros, y algunas personas buscan tener esa sensación gratificante una y otra vez.

  • El sistema opioide del cerebro.

Ese sistema regula los impulsos. Un desequilibrio en ese sistema podría dificultar la resistencia a los impulsos.

¿Cómo se Diagnóstica a un paciente con Cleptomanía?

Dar un diagnóstico de cleptomanía es difícil, sobre todo porque las personas sienten vergüenza de aceptar su condición. A menudo, los casos se diagnostican cuando los robos llegan a instancias legales.

Si decides buscar tratamiento para los síntomas de una posible cleptomanía, quizás tengas que someterte a evaluaciones físicas y psicológicas. La exploración física puede determinar si es posible que haya causas médicas que desencadenan tus síntomas.

Debido a que es un tipo de trastorno de control de los impulsos, el médico puede realizar lo siguiente para ayudar a determinar un diagnóstico:

  • Hacer preguntas sobre tus impulsos y sobre cómo te hacen sentir
  • Analizar una lista de situaciones para preguntarte si alguna de ellas desencadena tus episodios de cleptomanía
  • Darte cuestionarios psicológicos o autoevaluaciones para que completes.

Tratamiento en pacientes con Cleptomanía

La cleptomanía es muy difícil de superar sin un tratamiento. Por eso, aunque haya sentimientos de humillación y temor de por medio, es primordial que la persona afectada solicite ayuda profesional. De lo contrario, la conducta puede prolongarse, con tendencia a empeorar.

El tratamiento para controlar este problema incluye tanto medicamentos como psicoterapia.

No obstante, no existe un método estándar y aún no se sabe con precisión qué puede funcionar mejor. Por lo general, se recomiendan varios tipos de tratamientos hasta notar una mejoría.

Medicamentos

Hay pocas investigaciones científicas sobre el uso de medicamentos psiquiátricos para tratar la cleptomanía. Y no hay ningún medicamento aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos para tratarla.

Sin embargo, determinados medicamentos podrían ayudar según tu situación y si tienes otros trastornos de salud mental, como depresión o abuso de sustancias.

Es posible que el médico considere recetarte lo siguiente:

– Un medicamento para tratar la adicción como la Naltrexona, un antagonista opioide que podría reducir el impulso y el placer asociados con robar.

– Un antidepresivo; específicamente, un inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina.

–  Otros medicamentos o una combinación de estos.

Si te recetan medicamentos, pregúntale al médico, al proveedor de atención médica mental o al farmacéutico sobre los posibles efectos secundarios o las posibles interacciones con otros medicamentos.

Psicoterapia

Dentro de los distintos tipos de terapias, la terapia cognitivo-conductual, la terapia basada en la aceptación y el compromiso y el psicoanálisis han sido probados en el tratamiento de la cleptomanía.

A pesar de demostrar cierta efectividad, a día de hoy no existe evidencia científica sólida sobre un tratamiento completamente eficaz para este trastorno.

El tratamiento cognitivo-conductual ha demostrado cierta eficacia en las personas con cleptomanía, ya que ayuda en la reducción o eliminación de la impulsividad que presenta el paciente al cometer los robos, en los pensamientos desadaptativos o negativos, en la ansiedad y en el estrés.

También ayuda en la mejora de las distintas áreas de la persona: familiar, social, legal, económica, etc. Esta terapia podría ser la más indicada debido a su eficacia en casos de impulsividad, depresión, ansiedad y estrés.

El paciente debe identificar el conflicto, problema o afección que está padeciendo, con el fin de analizar las metas y los objetivos junto con el/la terapeuta y así conseguir una disminución de los síntomas de la cleptomanía.

Compártelo en las redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Últimas entradas

10 tipos de fobias raras

10 Tipos de Fobias Raras

Hipocondría: ansiedad por una enfermedad que imaginamos

Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) en adultos.

También te puede interesar...

Abrir chat
Hola ¿En qué te podemos ayudar?
Whatsapp Ivane Salud
Hola 👋
¿En qué te podemos ayudar?