¿Qué factores influyen en la elección de un antidepresivo u otro?

El tratamiento de la depresión es uno de los ejemplos más claros de la afirmación de que en medicina “no hay enfermedades, personas con síntomas”; por lo que en consecuencia, el tratamiento farmacológico debe ser absolutamente individualizado, de las necesidades de cada paciente y de su propia idiosincrasia. Respecto a esto, resulta relevante tener en cuneta determinados aspectos como:

  1. Características clínicas del cuadro depresivo que padece.
  2. Presencia de enfermedades asociadas (neurológicas, cardiovasculares, etc.) y el tratamiento farmacológico asociado a las mismas.
  3. Si existe algún tipo de alteración fisiológica en el paciente, como la insuficiencia renal o hepática. Ésto puede infuir en al velocidad de procesamiento y elimimación de las sustancias.
  4. Si ha existido antecedentes de respuesta positiva previa a un tratamiento antidepresivo.
  5. La edad del paciente.
  6. La eficacia y seguridad determinada en ensayos clínicos. No solo que exista remisión de síntomas sino también mejora del funcionamiento y de calidad de vida. Importante valorar el posible perfil de efectos secundarios y efectos colaterales colaterales.
  7. La evaluación de la efectividad en términos de beneficio/riesgo, en la que influye el grado de cumplimentación terapéutico obtenido de la práctica clínica diaria.
  8. La evaluación de la eficiencia (coste/resultados) a partir de los datos aportados por la evidencia científica y la experiencia terapéutica.
  9. La consideración de la eficacia positiva del efecto placebo (la fe del paciente en el tratamiento prescrito por el médico) y de la eficacia negativa (fármaco-resistencia psíquica).

¿Qué se debe tener en cuenta en la elección de un antidepresivo?

Por otra parte, la elección del antidepresivo está en función de las características farmacocinéticas del medicamento elegido, o sea, lo que el organismo es capaz de hacer al fármaco, así como de las características farmacodinámicas, esto es, las acciones y efectos que el fármaco causa en el organismo. Aun cuando distintos fármacos puedan obtener resultados clínicos similares, unos son preferibles a otros en razón de su diferente pausa posológica, sistema de eliminación, mecanismo de acción, rapidez en la respuesta, disminución progresiva de la dosis cuando se interrumpe el tratamiento o la posibilidad de interacciones con otros fármacos o con los alimentos.

Con todo ello lo que se persigue es una prescripción y un uso racional de los antidepresivos, con el fin de obtener el resultado más beneficioso desde el punto de vista clínico, y eficiente desde un punto de vista más farmacoeconómico, lo que implica que:

  • Prescripción el fármaco más adecuado de acuerdo a un diagnóstico fiable y correcto.
  • Dispensación bajo las condiciones debidas, con la correspondiente receta médica.
  • Se tome a las dosis indicadas, en los intervalos necesarios y durante el tiempo prescrito.
  • Empleo del menor coste y máxima eficiencia en términos de farmacoeconomía, tanto para el usuario como para la comunidad.
  • Vaya encaminado a conseguir el objetivo terapéutico deseado y la satisfacción del paciente con el tratamiento, en términos de calidad de vida y bienestar.

Dr. Miguel Ángel Harto. Psiquiatra de IVANE SALUD.

Dr. Augusto Zafra. Psiquiatra. Director de IVANE SALUD.

Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria en Vithas Hospital Nisa Valencia al Mar.

Clínica de Desintoxicación y Patología Dual en Vithas Hospital Nisa Aguas Vivas.