La expresividad emocional a nivel familiar en personas con esquizofrenia

El papel de la familia en el curso, evolución y pronóstico de la esquizofrenia es un hecho fundamental y que se ha evidenciado a lo largo de los años. El estilo de comunicación que existe a nivel familiar es un fenómeno que comenzó ya a estudiarse ya a mediados del sigo XX bajo el concepto de emoción expresada (EE).

Alto nivel de emoción expresada ha sido reconocido por diversos estudios como un predictor ambiental de posibles recaídas en pacientes diagnosticado de trastornos psicóticos defectuales y independiente de otros factores como pudieran ser la propia sintomatología que tuviera el paciente en ese momento o la carga de enfermedad acumulada de la enfermedad. Esto pone en relieve como entornos de alta expresividad emocional puede incidir negativamente y ser un factor precipitante de una descompensación de este trastorno mental

La alta emoción expresada viene determinada por los siguiente tres factores:

  • Criticismo: entendido como comentarios críticos en los que se muestra de forma clara y sin ambigüedad disgusto, resentimiento o desaprobación en relación a alguna persona del hogar.
  • Hostilidad: actitud social de tipo emocional cognitiva, asociada con el resentimiento, el rencor y el disgusto, que impulsa a la acción reactiva de injuriar o descalificar a otro, ya sea con agresión verbal o física.
  • Sobreimplicación emocional: referida sobretodo a los sentimientos expresados. Implica sobreprotección, dramatización en exceso de los incidentes sin importancia, mostrando especial aflicción emocional.

Los profesionales de la Salud Mental son conocedores de la dificultad que supone para el enfermo y la familia hacer frente a un trastorno mental grave. Conocen las barreras que, a veces, existen a la hora de empatizar y comprender sus experiencias vitales y las limitaciones para llegar a acuerdos que favorezcan un mejor curso de la enfermedad.

La familia tiene un papel complicado. Muchas veces son desconocedores de la enfermedad, de la complejidad de los síntomas, de las consecuencias que tiene sobre la vida cotidiana y la convivencia familiar. Se une el dolor, la vergüenza, el estigma, el miedo, el rechazo, los sentimientos de culpa que pueden aparecer. Además, muchos de ellos tienen que afrontar los mismos factores adversos que han contribuido a desencadenar la enfermedad de su familiar: una red social poco estructurada, una cognición social deficiente o rudimentaria, vulnerabilidad al estrés, mayores dificultades para solucionar los problemas de forma eficaz, estilos de comunicación poco adecuados, hábitos de vida no saludables…

Las intervenciones psicosociales que implican a los familiares de los pacientes se ha demostrado que disminuye el número de recaídas mediante la reducción de la expresión emocional, el estrés y la carga familiar. Las estrategias terapéuticas fundamentales que se aplican durante el abordaje de tratamientos son las siguientes:

  1. Construcción de una alianza terapéutica con los familiares y cuidadores del paciente.
  2. Reducción del estrés y la sobrecarga del cuidador principal.
  3. Mejoría de la capacidad y detección precoz de síntomas, conductas y acontecimientos por parte de los convivientes habituales para prever y resolver problemas.
  4. Reducción de las expresiones de enfados y culpabilidades por parte del paciente y la familia nuclear.
  5. Mantenimiento de expectativas razonables y motivadoras sobre el funcionamiento y el rendimiento del paciente.
  6. Estímulo de los familiares para fijar y mantener los límites apropiados, lograr el cambio deseado en la conducta y en los sistemas de creencias de los familiares.

El modelo de atención comunitario en el trastorno mental grave debe focalizar sus objetivos en dotar a la familia y entorno del paciente las herramientas suficientes para afrontar la enfermedad de la mejor forma posible, integrado en la sociedad y facilitando la accesibilidad a los recursos asistenciales más adecuados al momento evolutivo de cada paciente.

Dr. Miguel Ángel Harto. Psiquiatra de IVANE SALUD.

Josep María Marco. Psicólogo de IVANE SALUD. 

Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria en Vithas Hospital Nisa Valencia al Mar.

Centro de desintoxiación Valencia. Clínica de Desintoxicación y Patología Dual en Vithas Hospital Nisa Aguas Vivas.