El Síndrome de Frégoli: un delirio de falsa identificación

El Síndrome de Frégoli: un delirio de falsa identificación

Los síndromes de falsa identificación delirante (SFID) o síndrome de identificación errónea delirante (SIED) representan uno de los síndromes más frecuentes de las patologías psiquiátricas y que pueden tener un curso transitorio, intermitente e incluso crónico.

Dentro del grupo de los síndromes de falsa identificación delirante (SFID) se encuentran: síndrome de dobles subjetivos, síndrome de intermetamorfosis, síndrome de capgras y síndrome de frégoli.

Por lo que se puede decir que el Síndrome de Frégoli es un delirio de falsa identificación que consiste en la creencia de que las personas conocidas han sido suplantadas por otra persona que utiliza un disfraz o cambia de apariencia de otra forma. Aunque mayoritariamente existe un déficit visual y les resulta difícil reconocer los rostros, también puede influir en otros sentidos como la audición o el olfato.

Existe un componente paranoíde, debido a que las personas con este síndrome piensan que la persona que ha suplantado la identidad las persigue con la finalidad de hacerles daño o de perjudicarles. Este trastorno está relacionado con la psicosis, demencia o lesiones cerebrales.

El Síndrome de Frégoli fue descrito por primera vez por psiquiatras franceses en el año 1927 y su nombre se debe al actor italiano Leopoldo Frégoli, el cual era popular por su habilidad para disfrazarse e imitar a los demás.

Síndromes de falsa identificación delirante (SFID)

Dentro de este grupo se encuentran relacionados otros síndromes en los que se ve alterada la capacidad de identificación de la realidad física o psicológica de los individuos.

Síndrome de dobles subjetivos

Este síndrome se caracteriza por ocurrir una duplicación de la propia persona, esto ocurre mediante la alteración física de la identidad de otras personas.

Síndrome de intermetamorfosis

En este síndrome, ocurre una alteración de la identidad física y psicológica de otras personas. El individuo con este síndrome cree que las personas de su entorno pueden intercambiar la identidad, pero manteniendo su mismo aspecto.

Síndrome de Capgras

Finalmente, en el síndrome de capgras solo ocurre una alteración de la identidad psicológica de otras personas. Es decir, se puede llegar a creer que un familiar o persona cercana ha sido sustituido por un doble idéntico.

¿Qué es el síndrome de Frégoli?

El síndrome de Frégoli es una patología psiquiátrica que se encuentra dentro de los principales síndromes de falsa identificación delirante (SFID) y que representa el 0,12% de la población en general.

Esta patología se caracteriza por ser el delirio que se presenta en una persona que cree que un familiar o alguien cercano ha sido reemplazado por un impostor físicamente igual.

En resumidas cuentas, el síndrome de Frégoli es una patología que cursa con una alteración de la identidad física de otras personas. Por ende, quien lo padece, es incapaz de percibir la realidad e identidad física de otras personas.

Esta característica permite al síndrome de Frégoli diferenciarse de otros síndromes, como el de Capgras. Además de ser menos frecuente que este último.

Un poco de historia sobre el síndrome de Frégoli

Este síndrome fue descrito en 1927 por dos psiquiatras franceses: Courbon y Fail, quienes lo definieron como un síndrome de hiperidentificación en el que un individuo identifica a un presunto perseguidor.

Este perseguidor puede ser cualquier persona que se encuentre en su entorno, independientemente de si esta es extraña o no.

Ambos psiquiatras coincidieron en que los pacientes que acudían a ellos acusaban a un perseguidor de cambiar constantemente su rostro y apariencia para confundirlos.

En base al historial de los pacientes y la forma de presentación de este síndrome, fue bautizado con el nombre de un famoso actor italiano, Leopoldo Frégoli quien era conocido como “el transformista”, ya que constantemente cambiaba de apariencia durante sus presentaciones.

Normalmente el síndrome se asocia a un componente paranoide ya que quienes padecen este síndrome, piensan que el suplantador los persigue y tiene como intención hacerles daño o perjudicarlos.

Por otra parte, el síndrome puede estar influenciado por otros sentidos, aparte de la visual, como lo serían la audición y el olfato. Además, se encuentra relacionado a trastornos como la psicosis, la demencia y las lesiones cerebrales.

¿Cuáles son los signos y los síntomas?

Por lo general, en muchas ocasiones las personas que padecen del Frégoli, tienden a “reconocer” a personas extrañas como si fueran conocidas, incluso aunque no tengan rasgos en común con quien suelen identificarlos.

Este síndrome abarca un amplio abanico de alteraciones que predisponen a la aparición de síntomas. Entre estos signos y síntomas podemos señalar:

  • Déficit de memoria visual.
  • Auto-monitorización.
  • Esquizofrenia.
  • Delirios con tendencia paranoide (delirio persecutorio) La persona con Frégoli cree que sus familiares o cercanos se disfrazan con el objetivo de perseguirles.
  • Problemas conductuales.
  • Problemas en la flexibilidad cognitiva y ejecutiva.
  • Falta de conciencia en sí mismo.
  • Falta de control propio e incapacidad de controlar los impulsos o conductas.
  • Alucinaciones. Muestran una interpretación alterada de la realidad.
  • Antecedentes de actividad convulsiva.
  • Actividad epileptogénica.

Estas personas presentan Anosognosia, lo cual indica que la persona no es consciente de que padece de esta enfermedad o de que le ocurra algo fuera de lo normal.

Esta patología puede dar a lugar conductas violentas, respuestas negativas, ansiedad, miedo o inseguridad puesto que la persona se siente constantemente vigilada y perseguida.

PROTEGEMOS LA SALUD MENTAL DE LOS TUYOS DESDE HACE 9 AÑOS

SESIONES PRESENCIALES Y TAMBIÉN ONLINE

¿Cuáles son las causas del Síndrome de Frégoli?

Una de las causas más frecuentes que desencadenan el síndrome de Frégoli, es la psicosis. Además, los delirios son uno de los principales síntomas de enfermedades como esquizofrenia y otros trastornos similares.

La demencia, resulta en una de las causas más comunes de este tipo de síndromes, y que tienen un desarrollo progresivo a medida que la enfermedad mental progresa.

Existen a su vez causas orgánicas que se asocian a la aparición del síndrome de Frégoli, dentro de ellas, enfermedades como el Alzheimer, epilepsia, traumatismos, enfermedades cerebrovasculares, Demencia de Cuerpos de Lewy y el Parkinson.

Por otra parte, el consumo de algunas sustancias o tratamientos con Levodopa, o fármacos catecolaminérgicos empleados para tratar el Parkinson, pueden desencadenar el síndrome de Frégoli.

Otra causa común en el desarrollo del síndrome de Frégoli, son los traumatismos cerebrales, los cuales pueden ocasionar daños en el lóbulo frontal, en la región temporo-parietal y el giro fusiforme. Estas zonas se encuentran estrechamente relacionadas con el reconocimiento visual, y contienen áreas específicas de identificación de los rostros.

Además de ello, un déficit en la memoria activa por funcionamiento anormal del cerebro resulta en una de las causas para el desarrollo de algunos de los síndromes de falsa identidad delirante.

Otras causas relacionadas son, la parafrenia (psicosis caracterizada por alucinaciones y delirios de carácter absurdo), la melancolía involutiva (estado depresivo) y estados confusionales disociativos.

En estos casos es muy común encontrar que personas con alteraciones de la atención selectiva, flexibilidad cognitiva alterada, lesiones cerebrales y afección en la memoria de trabajo, sean pacientes de Frégoli. Ya que todos contribuyen en el desarrollo de cuadros de delirios.

¿Qué hacer ante un caso de Síndrome de Frégoli?

Primeramente, se deben identificar las alteraciones en la persona, ya sea un familiar, amigo o alguien cercano que tenga cambios importantes y extraños en su conducta.

La persona que padece del Síndrome de Frégoli no es capaz de percibir sus cambios o de entenderlos como algo fuera de lo normal, es por ello que es indispensable que otras personas lo puedan hacer.

Una vez se sospecha de casos de Frégoli, es indispensable que se acuda a un especialista, un profesional del área de psiquiatría que pueda diagnosticar el síndrome y poder establecer un tratamiento médico.

Tratamiento del Síndrome de Frégoli

Una vez ha sido diagnosticado el síndrome de Frégoli, el profesional médico psiquiátrico profundizará un poco más en cuanto a la causa u origen del síndrome, para establecer un tratamiento adecuado.

No existe un tratamiento específico o preestablecido, sin embargo, algunos tratamientos empleados a lo largo de la historia de esta enfermedad han demostrado tener buenos resultados.
Dentro de los tratamientos se detallan, los farmacológicos y los conductuales o tratamiento cognitivo-conductuales.

La base de los tratamientos cognitivo-conductuales se centran en la reestructuración cognitiva del individuo mediante la normalización de los síntomas.

Por otra parte, también se incluyen dentro de este tratamiento, el desafío verbal no confrontado y las pruebas de realidad que permitan refutar las hipótesis del paciente.

Si el síndrome se desarrolla en base a episodios psicóticos, el tratamiento empleado tendrá como base los antipsicóticos, los cuales permitirán modificar la actividad dopaminérgica del individuo y mejorar así el cuadro de Frégoli.

Otro tratamiento empleado en este síndrome se trata del uso de medicamentos anticonvulsivos, en especial en los casos donde se presentan episodios de epilepsia y también incluyendo los síntomas de delirios que pueden producirse en esta enfermedad.

Los antidepresivos también forman parte dentro del tratamiento del síndrome de Frégoli ya que los cuadros depresivos son parte del curso de este síndrome y pueden llegar a ser mortales.

En especial cuando las alucinaciones y los episodios psicóticos aparecen en el individuo, pueden suponer un riesgo para la vida de quien padece el síndrome, debido a ello, la internalización del paciente en un hospital psiquiátrico forma parte de las acciones que deben considerarse cuando se conoce a alguien con el síndrome de Frégoli.

Será en este lugar donde la persona con Frégoli podrá ser tratada y monitoreada durante el tiempo necesario, en especial si el síndrome y síntomas suponen un riesgo para su propia vida y para la de los demás.

Consideraciones

El síndrome de Frégoli es un síndrome que altera la percepción de la realidad de quien lo vive, siendo esta la principal señal de alarma ante el curso y desarrollo de la enfermedad.

Si tienes un familiar, amigo o conocido que hayan presentado estos signos y síntomas, ten especial atención a los detalles y no dudes en buscar o recomendar a personas cercanas la ayuda profesional.

Es necesario recordar que no todas las personas padecen del síndrome de Frégoli con la misma intensidad, todo dependerá del factor que ha dado curso a dicho trastorno. Sin embargo, todas merecen recibir atención médica.

Compártelo en las redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Últimas entradas

Disfunción Erectil

Disfunción eréctil psicológica ¿qué diferencias hay con la orgánica?

parafilia

10 Parafilias o excitaciones sexuales más extrañas

como averiguar si tengo depresion

¿Cómo saber si tengo depresión?

También te puede interesar...

Abrir chat
Hola ¿En qué te podemos ayudar?
Whatsapp Ivane Salud
Hola 👋
¿En qué te podemos ayudar?