Medicamento de venta libre, Loperamida

La Loperamida, Immodium o Fortasec es un medicamento antidiarreico de venta libre en farmacias, es decir sin la necesidad de tener una receta. Se trata de un fármaco de la familia de los opiáceos, que actúa en los receptores opioides del intestino, disminuyendo su movimiento y las deposiciones. No obstante, puede provocar dificultades cardiacas e incluso la muerte en algunos casos.

La dosis recomendada de Loperamida es de 8 mg al día, sin prescripción médica y pudiendo llegar hasta los 16 mg con prescripción médica. Se consideraría como un fármaco seguro la administración dentro de estas dosis, sin embargo, si se realiza una toma excesiva pueden aparecer alteraciones en el ritmo cardiaco.

Según el Centro de Intoxicación del Estado de Nueva York, la moda del consumo de este opiáceo se multiplicó por siete entre los años 2011 y 2015, por lo que se plantean vender el fármaco en monodosis, debido a que se está produciendo un abuso del fármaco.

Efectos de una sobredosis de Loperamida

Según la FDA (Food and Drug Administration) cuando se produce un abuso, ya sea intencionado o no pueden ocurrir problemas de gravedad. Algunas personas utilizan el fármaco junto con otro con tal de producir un efecto de euforia. Otras personas toman altas dosis con el fin de tratar la abstinencia de otros opiáceos, como la heroína o la morfina.

Algunos de los efectos que se pueden experimentar al tomar una dosis elevada de Loperamida son: perdida del conocimiento, palpitaciones o ritmo cardiaco irregular e impedimento a la hora de despertarse.

Respecto al síndrome de abstinencia que puede tener este fármaco se encuentran síntomas como ansiedad, diarrea y vómitos intensos.

A la hora de establecer un tratamiento psicológico con tal de paliar los daños producidos por esta sustancia, es recomendable realizar terapias conductuales así como de tratamiento de contingencias o incentivos motivacionales.

La correcta supervisión de la prescripción farmacológica

Los filtros de supervisión para una correcta prescripción farmacológica pasan por diferentes estamentos profesionales, desde el medico prescriptor hasta la dispensación por el farmaceútico. Poner a disposión de la población, fármacos que son sugerentes de un uso inadecuado sin campañas de promoción y educación de la salud supone un riesgo y una responsabilidad que se deposita en el sujeto que puede generar consecuencias irreversibles  a medio y largo plazo.

En este sentido, no puede abogarse solamente  por informaciones generales de acceso libre a cualquier persona por internet y sin registro de garantia de información fiable, debiendo ser analizado cada caso particular y tomar una decision por el profesional una vez analizado el adecuado beneficio riesgo.

Clara Díez. Psicóloga de IVANE SALUD.

Dr. Augusto Zafra. Psiquiatra. Director de IVANE SALUD.

Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria en Vithas Hospital Nisa Valencia al Mar.

Clínica de Desintoxicación y Patología Dual en Vithas Hospital Nisa Aguas Vivas.