Calor y salud mental

Habitualmente el calor repercute positivamente en las personas, causando un buen humor o una leve euforia e incitando a salir más de casa. No obstante cuando las temperaturas son extremas, el organismo se ha de adaptar a las condiciones y ocurre lo opuesto, afectando de manera negativa a nuestro organismo. ​Algunas de las repercusiones del calor extremo son la irritabilidad, apatía, mal humor, debilitamiento o aturdimiento​. A su vez puede aparecer frustración como consecuencia del descenso del rendimiento físico y psíquico y una menor capacidad de reacción y concentración. Aunque las temperaturas elevadas afectan a la salud mental, también existen otros factores involucrados como el aumento de la humedad y los iones positivos presentes en el aire caliente.

Las altas temperaturas afectan un 14% más a las personas con enfermedad mental

En algunos estudios se ha encontrado que cuando suben las temperaturas existen más aglomeraciones o atascos en las ciudades, provocando que las personas sean más agresivas.

En diversos estudios realizados en varios países como Asia, Europa, Estados Unidos o Canadá se ha encontrado que las altas temperaturas influyen en la salud mental de los ciudadanos. Sin embargo, para que se dé esta condición es necesario que las temperaturas elevadas se mantengan en el tiempo, entre 3 y 5 días. De otro modo, cuando el calor es puntual, el organismo se adaptaría a la nueva temperatura sin causar ningún problema.

Otros estudios demuestran que cuando se producen olas de calor hay un aumento de personas atendidas en dispositivos de urgencias relacionados con la salud mental, siendo personas con antecedentes psiquiátricos.

¿Cuáles son las personas más vulnerables a las altas temperaturas?

Aunque algunos de los colectivos más vulnerables son las personas de la tercera edad o los niños, las personas que padecen depresión, ansiedad, estrés o trastorno bipolar, son más propensos a sufrir las consecuencias de las elevadas temperaturas. Por lo que las temperaturas extremas afectan un 14% más a personas con diagnóstico previo de salud mental.

Recomendaciones

Algunas de las recomendaciones para superar los días más calurosos del verano son:

  • Realizar ejercicio físico a primera o última hora de la mañana.
  • Evitar la exposición solar.
  • Evitar comidas copiosas e ingerir alimentos frescos y ligeros.
  • Hidratarse. Preferiblemente con bebidas isotónicas y evitando las energizantes, las cuales potencian la ansiedad.
  • Entrenamiento de la gestión emocional. -Mantener una actitud positiva frente al calor.

Noticia relacionada: “Vacaciones mentales”

> Conoce nuestro canal de YouTube

Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria en Vithas Hospital Nisa Valencia al Mar.

Clínica de Desintoxicación y Patología Dual en Vithas Hospital Nisa Aguas Vivas.