La adicción y otras enfermedades mentales. Realidad indisoluble en casi todas las personas que presentan un trastorno por consumo de drogas.

La comorbilidad define la presencia de dos o más trastornos o enfermedades mentales en una persona. Éstas pueden ocurrir al mismo tiempo o una detrás de la otra. La comorbilidad implica también la interacción entre las diferentes enfermedades que pueden empeorar el curso de ambas.

La adicción, como sabemos, es una enfermedad mental, la cual cambia el funcionamiento cerebral, modificando las necesidades y deseos de las personas, reemplazándolas con nuevas prioridades relacionadas con la búsqueda y uso de las sustancias.

Los resultados de estos comportamientos compulsivos debilitan la habilidad del control del impulso a pesar de las consecuencias negativas y presenta marcadores similares a otras enfermedades mentales.

Muchas personas que tienen un trastorno de uso de sustancias también desarrollan otras enfermedades mentales, al igual que muchas personas que son diagnosticadas con enfermedades mentales a menudo son diagnosticadas con un trastorno de uso de sustancias. Por ejemplo, alrededor de la mitad de las personas que experimentan una enfermedad mental también experimentarán un desorden de uso de sustancias en algún momento de su vida y viceversa. Escasos estudios se han realizado sobre la comorbilidad en los niños, pero los que se han llevado a cabo sugieren que los jóvenes con los desordenes del uso de la sustancia también tienen altas tasas de enfermedad mental concurrenteo, tal como depresión y ansiedad.

Aunque los desordenes del uso de la sustancia ocurren comúnmente con otras enfermedades mentales, esto no significa que uno causó el otro, incluso si uno apareció primero. De hecho, establecer cuál vino primero o por qué puede ser difícil. Sin embargo, la investigación sugiere tres posibilidades para esta co-ocurrencia común:

Los factores de riesgo comunes pueden contribuir tanto a enfermedades mentales como a trastornos del uso de sustancias. Las investigaciones sugieren que hay muchos genes que pueden contribuir al riesgo de desarrollar tanto un trastorno de uso de sustancias como una enfermedad mental. Por ejemplo, algunas personas tienen un gen específico que puede hacerlos en un mayor riesgo de enfermedad mental como adulto, si con frecuencia utilizan la marihuana como un niño. Una genética determinada también puede influir en cómo una persona responde a un fármaco, ya sea que el uso de la droga o no. También, la importancia de factores ambientales, como el estrés o el trauma, pueden causar cambios genéticos que se transmiten a través de generaciones y pueden contribuir al desarrollo de enfermedades mentales o a un trastorno de uso de sustancias.

La alta tasa de comorbilidad entre los trastornos del consumo de sustancias y otras enfermedades mentales requiere un enfoque integral que identifique y evalúe ambos. En consecuencia, cualquier persona que solicite ayuda para el uso de sustancias, el mal uso o la adicción u otro trastorno mental debe ser evaluado para ambos y tratado en consecuencia.

Indublamente, la psicoterapia presenta una alta evidencia científica en el abordaje de las afecciones comórbidas. Estos enfoques se pueden adaptar a los pacientes según la edad. Algunas terapias conductuales efectivas para tratar las afecciones comórbidas incluyen:

  • Terapia Cognitivo-Conductual (CBT) ayuda a cambiar las creencias y comportamientos que parten de conceptualizaciones erróneas.
  • Terapia Dialéctico-Conductual (DBT) está diseñada específicamente para reducir comportamientos de autolesión, incluyendo tentativas, pensamientos o impulsos suicidas.
  • El tratamiento de la comunidad asertiva (ACT) enfatiza el alcance de la comunidad y un enfoque individualizado del tratamiento.
  • El manejo de contingencias (CM) otorga, de forma terapeutica, recompensas a las personas que practican comportamientos saludables.

Alberto Manero. Psicólogo de IVANE SALUD.

Dr. Augusto Zafra. Psiquiatra. Director de IVANE SALUD.

Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria en Vithas Hospital Nisa Valencia al Mar.

Clínica de Desintoxicación y Patología Dual en Vithas Hospital Nisa Aguas Vivas.