El 57% de los pacientes con demencia precoz en edad no geriátrica se relacionan con el abuso crónico del alcohol

La demencia es una pérdida de la función cerebral que afecta a la memoria, al pensamiento, al lenguaje, al juicio y al comportamiento. Habitualmente ocurre en edades avanzadas, no obstante, existen algunos casos en los que empiezan a aparecer síntomas antes de los 65 años.

Los síntomas psíquicos que tienen lugar en la demencia de aparición en edad no geriátrica son los relacionados con:

  • La percepción. Se encuentra disminuida en las fases agudas de la enfermedad.
  • La atención. Existe una labilidad atencional, donde es difícil que presten atención a una conversación y dejan sus pensamientos vagar libremente.
  • Alucinaciones. Las alucinaciones auditivas son las  más frecuentes. Al inicio de la enfermedad aparecen zumbidos o timbres en el oído,  mientras que a menudo que se desarrolla se empiezan a escuchar voces.
  • El pensamiento. Suelen expresar los pensamientos en voz alta y tienen la sensación de que estos son perturbados por otras personas. El curso del pensamiento tiende a deteriorarse a menudo que se avanza y hay una pobreza de pensamiento, con pérdida del  orden lógico, sin ser conscientes de las incongruencias que se dicen.
  • La Orientación. Habitualmente se suele mantener la orientación, reconociendo los lugares donde se encuentran, reconocen a las personas y se ubican temporalmente.
  • La conciencia. Se produce alteración de la conciencia bajo estados de estupor o excitación.
  • La memoria.  No siempre aparece afectada y suelen ser capaces de relatar una historia del pasado. Sin embargo, tienen falsos recuerdos y tienden a hacer fabulaciones delirantes que finalizan rápidamente.
  • Estereotipias. Los movimientos son repetitivos, debido a que muchas veces los pensamientos vuelven y se repiten los mismos movimientos a lo largo de semanas o meses.
  • El juicio. Son incapaces de ordenar y corregir las ideas de su mente. No suele haber conciencia de enfermedad.
  • Las ideas. Aparecen ideas de culpa, de persecución, exaltadas o sexuales.

Causas de demencia en edades tempranas

Las causas por las cuales aparece la demencia antes de la sexta década pueden ser diversas como por ejemplo: tener la enfermedad de Huntington, sufrir lesiones cerebrales o infecciones como el VIH o sífilis, entre otras. En algunas investigaciones se relaciona el abuso crónico de alcohol con la aparición de demencia precoz. En las investigaciones publicadas en The Lancet Public Health Journal, muestran que el abuso del alcohol es el principal factor de riesgo a la hora de desarrollar demencia antes de los 65 años. El estudio se realizó en Francia con una muestra de un millón de adultos con diagnóstico de demencia. El estudio se centró en las consecuencias derivadas del abuso del alcohol y se incluyeron a pacientes con trastorno mental y enfermedades crónicas atribuidas al consumo de alcohol. Las cifras del estudio muestran que el 57% de los pacientes con demencia precoz estaban relacionados con el abuso crónico del alcohol.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera como consumo excesivo de alcohol el  consumir más de 60 gramos de alcohol puro por día en hombres y 40 gramos en mujeres, es decir, 5 bebidas y 3 respectivamente.

Otros estudios muestran que es especialmente en la mediana edad cuando se produce mayor riesgo. En el estudio se compararon las personas que dejaron de beber con las que siguieron con su consumo habitual y se reveló que en el primer grupo no disminuyó la probabilidad de sufrir demencia en comparación con aquellos que siguieron bebiendo. Con lo cual, el estudio sugiere que los daños producidos en el cerebro son irreversibles y que existe un efecto acumulativo de daño cerebral en relación a los años de exposición del tóxico en el cerebro.

El consumo excesivo de alcohol se relaciona también con otros factores de riesgo relacionados con el desarrollo de la demencia, como por ejemplo el consumo de tabaco, un menor nivel educativo, elevada presión arterial, la depresión, la diabetes o la pérdida de la audición.

Es necesario instaurar estrategias enfocadas en la detección precoz del abuso de alcohol con el objetivo de buscar un tratamiento adecuado para cada persona enfocado a  abandonar toda la ingesta de alcohol para evitar el deterioro cognitivo derivado del mismo y prevenir la capacidad cognitiva de la persona.

Clara Díez. Psicóloga de IVANE SALUD.

Dra. Alejandra González. Psiquiatra. Directora Terapéutica de IVANE SALUD.

Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria en Vithas Hospital Nisa Valencia al Mar.

Clínica de Desintoxicación y Patología Dual en Vithas Hospital Nisa Aguas Vivas.