trastorno-afectivo-estacional-blog-ivane-salud

Trastorno Afectivo Estacional: Causas y Tratamiento

Índice de contenidos

Trastorno afectivo estacional, ¿qué es?

El trastorno afectivo estacional es un trastorno de la esfera afectiva relacionado con los cambios de estación.

Muchas personas pasan por períodos cortos en los que se sienten tristes o un poco diferentes a lo normal. A veces, estos cambios en el estado de ánimo comienzan y terminan cuando cambian las estaciones. 

Las personas pueden comenzar a sentirse decaídas cuando los días se acortan en el otoño y el invierno (que también se llama «tristeza invernal») y comienzan a sentirse mejor en la primavera, cuando hay más horas de sol.

En algunos casos, estos cambios en el estado de ánimo son más graves y pueden afectar cómo una persona se siente, piensa y atiende sus actividades diarias. 

El trastorno afectivo estacional es más frecuente en personas de 18 a 30 años, aunque se puede desarrollar a cualquier edad. Hay una prevalencia mayor en  mujeres que hombres.

Síntomas del Trastorno Afectivo Emocional

Si usted tiene trastorno afectivo estacional, sus síntomas generalmente empeoran en otoño e invierno cuando los días son más cortos, pero sus síntomas desaparecen en primavera y verano cuando los días son más largos. 

Es más probable que usted tenga trastorno afectivo estacional cuánto más lejos viva del ecuador, donde se reduce el número de horas diarias de luz y el clima es generalmente más frío. 

El trastorno afectivo estacional no se considera como un trastorno separado, sino que es un tipo de depresión que se caracteriza por su patrón estacional recurrente, con síntomas que duran entre 4 y 5 meses al año.

Usted puede observar que a veces tiene síntomas en los meses de verano en días de poco sol, pero esto es mucho menos corriente.

Entre los síntomas que se pueden presentar:

  • Decaimiento durante la mayor parte del día
  • Pérdida de interés en sus actividades habituales
  • Somnolencia e indiferencia (letargo)
  • Necesidad de dormir más y dormir más de lo habitual
  • Comer más de lo habitual, especialmente ansiar carbohidratos, lo que conduce a aumentar peso
  • Pérdida de interés en el sexo (pérdida de libido)
  • Sentirse sin esperanza o inútil
  • Tener dificultad para concentrarse
  • Tener pensamientos frecuentes sobre la muerte o el suicidio
  • Cambios de estado de ánimo y excesiva energía en primavera y verano

Es recomendable que usted pueda ver a su médico si tiene estos síntomas durante los meses de invierno.

Causas del Trastorno Afectivo Emocional

No se conoce con exactitud  la causa exacta del trastorno afectivo estacional. Esta depresión estacional podría estar relacionada con cambios en la cantidad de luz del día en el otoño y el invierno. 

Una teoría consiste en que la luz estimula una parte del cerebro llamada hipotálamo, que controla el estado de ánimo, el apetito y el sueño.

En personas con trastorno afectivo estacional, la falta de luz y su relación con los neurotransmisores cerebrales pueden impedir que el hipotálamo funcione adecuadamente.

La serotonina juega un papel relevante en el estado de ánimo, el apetito y el sueño. Se cree que las personas con trastorno afectivo estacional puedan tener niveles anormalmente bajos de sustancias químicas tales como serotonina en invierno.

Entre los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer trastorno afectivo estacional se incluyen los siguientes:

  • Antecedentes familiares. 

Las personas con trastorno afectivo estacional pueden tener más probabilidades de tener parientes consanguíneos con este trastorno o con otra forma de depresión.

  • Tener depresión o un trastorno bipolar. 

Si tiene alguno de estos trastornos, los síntomas de la depresión pueden empeorar según la estación.

  • Vivir lejos del ecuador. 

El trastorno afectivo estacional parece ser más frecuente entre personas que viven bien al norte o al sur del ecuador. Esto puede deberse a una menor cantidad de luz solar durante el invierno y porque los días durante los meses de verano son más largos.

  • Niveles bajos de vitamina D. 

Cuando la piel se expone a la luz del sol, se produce una cantidad de vitamina D. La vitamina D puede ayudar a potenciar los efectos de la serotonina. 

Una menor exposición a la luz solar y no recibir una cantidad suficiente de vitamina D a través de los alimentos y otras fuentes pueden dar lugar a niveles bajos de vitamina D en el organismo.

PROTEGEMOS LA SALUD MENTAL DE LOS TUYOS DESDE HACE 9 AÑOS

SESIONES PRESENCIALES Y TAMBIÉN ONLINE

¿Cómo se diagnostica el Trastorno Afectivo Estacional?

Para ayudar a diagnosticar el trastorno afectivo estacional, una evaluación completa generalmente incluye lo siguiente:

  • Examen físico. 

El médico puede realizar un examen físico y hacer preguntas específicas sobre tu salud. En algunos casos, la depresión puede estar relacionada con un problema de salud física subyacente.

  • Análisis de laboratorio. 

Por ejemplo, el médico puede realizar un análisis de sangre llamado hemograma completo o analizar su glándula tiroides para asegurarse de que esté funcionando correctamente.

  • Evaluación psicológica. 

Para comprobar si existen signos de depresión, el médico o profesional de salud mental le hará preguntas acerca de sus síntomas, pensamientos, sentimientos y patrones de comportamiento. 

Tratamiento para el Trastorno Afectivo Estacional

Hay tratamientos disponibles que pueden ayudar a muchas personas con trastorno afectivo estacional. Estos se dividen en cuatro categorías principales y pueden usarse solos o combinarse:

  • Fototerapia

Su objetivo es exponer todos los días a las personas con este trastorno a una luz brillante para contrarrestar la menor cantidad de luz solar en los meses más oscuros.

Para este tratamiento, la persona se sienta todos los días frente a una caja de luz muy brillante (10,000 lux) durante unos 30 a 45 minutos, generalmente a primera hora de la mañana, desde el otoño hasta la primavera. 

Las cajas de luz, que son aproximadamente 20 veces más brillantes que la luz interior ordinaria, filtran la luz ultravioleta posiblemente dañina, lo que hace que sea un tratamiento seguro para la mayoría. 

Sin embargo, las personas con ciertas enfermedades oculares o que toman ciertos medicamentos que aumentan la sensibilidad a la luz solar pueden necesitar tratamientos alternativos o usar la terapia de luz bajo supervisión médica.

  • Psicoterapia 

La terapia cognitivo-conductual es un tipo de terapia de diálogo cuyo objetivo es ayudar a las personas a aprender a sobrellevar situaciones difíciles. 

Esta terapia también se ha adaptado para tratar a las personas con trastorno afectivo estacional. 

Por lo general, se lleva a cabo en sesiones de grupo, dos veces por semana por seis semanas, y se centra en reemplazar los pensamientos negativos relacionados con la temporada de invierno (por ejemplo, sobre la oscuridad del invierno) con pensamientos más positivos. 

Esta terapia también utiliza un proceso llamado activación conductual, que ayuda a las personas a identificar y programar actividades agradables e interesantes, ya sean en el interior o al aire libre, para contrarrestar la pérdida de interés que suelen experimentar en el invierno.

Cuando los investigadores compararon directamente la terapia cognitivo-conductual con la fototerapia, ambos tratamientos tuvieron la misma eficacia para mejorar los síntomas del trastorno afectivo estacional. 

  • Vitamina D

Debido a que muchas personas con trastorno afectivo estacional a menudo tienen una deficiencia de vitamina D, los suplementos nutricionales de esta vitamina pueden ayudar a mejorar sus síntomas. 

Sin embargo, los estudios para determinar si la vitamina D es eficaz en el tratamiento del trastorno afectivo estacional han producido resultados mixtos. 

Algunos de estos indican que es tan eficaz como la fototerapia, mientras que otros señalan que no detectan ningún efecto.

  • Medicamentos

Debido a que el trastorno afectivo estacional, al igual que otros tipos de depresión, se asocia con alteraciones en la actividad de la serotonina, los medicamentos antidepresivos son eficaces. 

Estos agentes pueden mejorar considerablemente el estado de ánimo de los pacientes. Dentro de ellos existen diferentes familias dependiendo del receptor o receptores a los que se unen, así pues dividiríamos en ISRS, ISRN, tricíclicos…Pero recuerde que sólo el médico facultativo especialista pautará uno u otro en función de su situación clínica individualizada.

Es posible que deba probar diferentes medicamentos antidepresivos antes de encontrar uno que mejore sus síntomas sin causar efectos secundarios problemáticos. 

Compártelo en las redes

Deja un comentario

Últimas entradas

5-tipos-trastorno-ivane-blog

5 tipos de Trastornos del Neurodesarrollo en niños

el-centro-para-tratar-las-adicciones-en-valencia-que-se-ha-convertido-en-un-referente-nacional-ivanesalud-blog

El centro para tratar las adicciones en València que se ha convertido en un referente nacional

sisifemia-ivane-salud-blog

Sisifemia: El nuevo trastorno asociado a la sobrecarga psicofísica en el trabajo

También te puede interesar...

Abrir chat
Hola ¿En qué te podemos ayudar?
Whatsapp Ivane Salud
Hola 👋
¿En qué te podemos ayudar?