Desintoxicación alcohol: efectos y tratamientos

El alcoholismo es una adicción consistente en el abuso de bebidas alcohólicas que contienen el llamado alcohol etílico, tanto cervezas o vino con una menor graduación, como otros licores de mayor graduación como el vodka, el whisky o la absenta.

En el momento en que cualquier sustancia, en este caso el alcohol, supone una fuerza más grande que nosotros mismos y nos controla hasta el punto de no poder decir que no a un vaso delante nuestro o causa problemas en nuestra rutina diaria o trabajo, tenemos que ser conscientes de que tenemos un problema adictivo grave. Las consecuencias para la salud pueden ser muy graves, por no decir de las consecuencias familiares, sociales y en gran medida, monetarias, ya que un adicto puede gastarse todo su dinero, hipotecar su casa, vender sus pertenencias… todo con tal de tener un vaso más, unas gotas más de ese líquido y en la mayoria de ocasiones negará rotundamente que necesite la desintoxicacion alcohol.

Sobre todo en muchos casos la enfermedad no está tan asociada al sabor o al gusto por esa bebida alcohólica, sino a otros problemas familiares o laborales en las que ciertas situaciones se asocian a la bebida y arrastran a ese comportamiento, o de autoestima, de depresión, etc.. en las que la sensación placentera de olvidarnos por un momento de todo se vuelve demasiado poderosa y se vuelve a la bebida para intentar alcanzar esa sensación de nuevo.

Un grave problema en la sociedad

El principal problema que se tiene hoy en día con la adicción al alcohol es que esta sustancia, a diferencia de la cocaína o la heroína, parece estar totalmente inmersa en nuestra sociedad y en nuestras relaciones sociales, aceptada totalmente por casi todas las personas que nos rodean. Al adicto le resulta muy complicado poder salir de esas situaciones sociales en las que se consume, incluso con una cerveza podría volver a recaer, y todos sabemos que los españoles vivimos gran parte de nuestras vidas en bares, asociaciones, eventos, fiestas populares, etc.. en las que siempre existe la “cervecita”, el aperitivo, el gin tonic, etc,… Son tantos los ejemplos de estas situaciones que nos vienen a la cabeza que a todos nos tiene que resultar evidente lo fácil que es caer en esta adicción y lo difícil que resulta para un alcohólico “desaprender” toda esta vida y socialización tan típica en la que el alcohol está tan aceptado y es tan difícil la desintoxicacion alcohol .

Aunque creamos que nosotros sólo bebemos en ocasiones especiales y que “una cervecita no hace daño” o “beber los fines de semana unas copas” no es ser alcohólico, nos sorprendería la cantidad de gente que comienza poco a poco a aumentar este ritmo, inmerso en una espiral de la que se creía en control pero que pronto se le escapa de las manos.

Como saber si un familiar o amigo es alcoholico

Existen diversas preguntas que puedes hacerte o hacer a tus familiares y situaciones que puedes analizar para saber si eres alcohólico o si tienes algún amigo que puede estar cayendo en este problema:

  • Las personas con problemas de alcohol reaccionan mal a las preguntas sobre cuánto beben y siempre responden negativamente con fuertes negaciones e incluso sintiéndose atacados de alguna manera
  • Si comienzan a beber solos y desarrollan una rutina específica para beber o acudir a la tienda a comprar alcohol
  • Cambios de humor bruscos ocasionados por el ansia de querer beber y la abstinencia
  • Tener lagunas en la memoria que te hacen no recordar partes del día o de la noche
  • Si sienten ganas de tomar una copa nada más se levantan por la mañana.
  • Inventarse excusas o razones que justifican el beber incluso aunque tus familiares o amigos te digan que no sigas haciéndolo. Para poder hacerlo incluso se pueden esconder o beber más cuando se ausentan.

Entre estas preguntas existen algunas más leves y algunas que indican una mayor adicción al alcohol. El sistema más fiable si tiene alguna duda sería acudir a un especialista que le realice un completo test y estudie sus resultados para ver si es efectivamente alcohólico y tiene un problema de adicciones.

Sintomas y efectos fisicos y psicologicos

  • EFECTOS FÍSICOS

El alcohol es un líquido que no se digiere en nuestro estómago sino que pasa directamente a nuestra sangre metabolizándose principalmente en nuestro hígado. De ahí que éste sea el órgano más dañado por su abuso, en el que el órgano comienza a cicatricarse inadecuadamente debido a la ingesta reiterada ya que no puede eliminar tantas toxinas de nuestro cuerpo. Este exceso de trabajo produce graves enfermedades del hígado como la hepatitis y la cirrosis, que incluso pueden causar a largo plazo un cáncer de hígado de graves consecuencias.

También son habituales las enfermedades instestinales y estomacales como la acidez o las úlceras así como trastornos del sueño y alimenticios, arritmias y problemas del corazon,etc.. Y sin duda otro de los graves efecto del abuso de alcohol es el coma etílico provocado por una ingestiva excesiva en un corto periodo de tiempo que provoca el coma.

  • EFECTOS PSICOLÓGICOS

Además de los evidentes efectos adictivos del alcohol, éste causa graves problemas en el sistema nervioso con peligro de daño cerebral. Cuando un adicto bebe se siente más extrovertido y sin censuras, más sociable, simpático,etc.. , sin preocuparse de lo que dice o hace. Esta sensación conlleva a la vez un estado depresivo y somnoliento en el que la persona entra en un estado de fantasía en el que la realidad es muy diferente a lo que él o ella creen que están viviendo.

Tratamientos para desintoxicarse

Dentro de los tratamientos necesarios para conseguir la desintoxicacion alcohol existen diversas metodologías y terapias en las que deben trabajar conjuntamente psiquiatras, médicos y psicólogos a través de terapias y tratamientos farmacológicos.
En primer lugar se pasaría por una fase de desintoxicación en la que el paciente, si es necesario con hospitalización, debe pasar el síndrome de abstinencia y superar esa adicción física antes de comenzar los demás tratamientos. Es ahí cuando se comienzan los tratamientos psicológicos que van a llevar a la deshabituación del consumo por parte del paciente.
Grupos de autoayuda, terapias familiares o terapias conductuales en las que el paciente aprenda a identificar las conductas y situaciones que le llevan al consumo para poder evitarlas y saber negarse a ellas, es esencial para la recuperación y la prevención de las recaídas.

Si tiene un mayor interés por los diferentes tratamientos o busca información debido a una experiencia personal, puede ponerse en contacto o visitar nuestra web para informarse sobre nuestros programas internos.