Los trastornos de conducta alimentaria en los hombres

Somos conscientes de que vivimos en una sociedad que atribuye a la imagen una gran importancia, considerando al atractivo físico como uno de los principales factores que conducen al éxito. Y en esta imagen se incluye en presentar un cuerpo que sea acorde a los cánones estéticos de la época.

En muchos casos, el intento de adaptarse a esta exigencia social y el rechazo a nuestra propia imagen deriva en una grave problemática como pueden ser los trastornos alimenticios.

Los trastornos alimenticios o de la conducta alimentaria son enfermedades mentales que se caracterizan por manifestaciones de preocupación extrema por aspectos relacionados con el peso y la comida. Se acompaña de una patológica insatisfacción corporal acompañada de pensamientos distorsionados al respecto, incluso llega a producirse una alteración en la auto-percepción corporal.

Anorexia y Bulimia

Dentro de los trastornos relacionados con la alimentación destacan la anorexia y la bulimia como los trastornos más comunes, pero también se incluyen otras patologías relacionadas como el trastorno restrictivo o selectivo, el trastorno por atracones, los trastornos de la imagen corporal y las fobias a los alimentos. Una de las características de los trastornos de la conducta alimenticia es que tienden a mantenerse en el tiempo y el uso que se hace de las dietas y purgas se generaliza al manejo emocional y aumentar la sensación de control que se cree perdido (al igual que la salud física y mental).

Los trastornos alimenticios han sido asociados al género femenino casi en su totalidad alegando que las mujeres parecen una mayor presión social respecto a la imagen corporal. Es por ello que los hombres que padecen este trastornos han pasado inadvertido y muy probablemente infradiagnosticado. Pero estos trastornos afectan tanto a hombre como mujeres, los datos sugieren que los hombres ocuparían un 10% del total de datos, pese a que en los últimos años parece que este porcentaje ha incrementado.

Existen cierta particularidades que distinguen a hombres y mujeres con trastornos alimenticios que es importante tener en cuenta.  Una de estas diferencias está en las estrategias de compensación,  los hombres se decantan por la práctica de ejercicio físico y no tanto en el uso de purgas o laxantes como sería el caso de las mujeres.

En el sector masculino también existe mayor comorbilidad con trastornos depresivos y abuso de sustancias. Por otro lado, los estudios muestran que los varones se benefician del tratamiento más que las mujeres.

Debemos tener en cuenta que los trastornos alimenticios afectan a ambos géneros y es importante dada la baja conciencia de enfermedad que se tiene en el caso de los hombres. Así mismo, es vital conocer las señales de alarma y conductas que preceden a la enfermedad (dieta muy estricta y pérdida de peso), ya que ante una detección precoz es posible que no llegue a desarrollarse un trastorno alimenticio.

Marta Escobedo. Psicóloga de IVANE SALUD

Dr. Miguel Ángel Harto. Psiquiatra de IVANE SALUD

Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria en Vithas Hospital Nisa Valencia al Mar.
Centro de desintoxicación Valencia. Clínica de Desintoxicación y Patología Dual en Vithas Hospital Nisa Aguas Vivas.