Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) en niños y adolescentes

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es un trastorno de ansiedad que se caracteriza por tener pensamientos intrusivos y recurrentes que producen inquietud o preocupación. Con tal de disminuir la ansiedad que producen estos pensamientos se realizan conductas repetitivas, llamadas compulsiones. Los síntomas que presenta este trastorno pueden aparecer a cualquier edad, pudiendo incluso producir una importante discapacidad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta enfermedad se incluye dentro de las veinte primeras enfermedades discapacitantes, con una prevalencia del 0,8% en adultos y un 0,25% en niños y adolescentes.

Numerosos estudios muestran que las personas que sufren esta enfermedad tienen una calidad de vida baja, debido a que es agotador mental y físicamente. Algunas de las obsesiones mas comunes son: miedo a contaminarse o necesidad de orden. Mientras que las compulsiones más comunes comprender el lavarse las manos o acumular objetos.

Es fundamental entender el impacto que este trastorno tiene en sus vidas, con tal que conseguir un tratamiento apropiado. Pese a que cada persona es diferente y le afecta de una forma distinta, se puede decir que se produce una alteración en la vida de la persona que interfiere en el entorno familiar. A continuación, aparecen algunas de las alteraciones en la vida diaria de la persona con TOC:

  • Interrupción en la rutina. La vida de los niños y adolescentes resulta difícil y estresante puesto que, en la mañana han de realizar los rituales los cuales interfieren en su rutina, de otro modo creen que el día no irá bien. En algunos casos, se realizan los rituales antes de ir a dormir, por lo que se mantienen despiertos a altas horas de la madrugada debido al TOC, alterando de este modo el ciclo del sueño.
  • Dificultades en la escuela. El TOC interfiere en la realización de tareas de clase, en la atención o, incluso, en la asistencia a la escuela.
  • Relaciones sociales. En muchas ocasiones, se intentan esconder las obsesiones y compulsiones a los compañeros, generando un estrés relacionado entorno a cómo reaccionaran sus amigos respecto al trastorno.
  • Problemas de autoestima. Algunos niños o adolescentes se preguntan si su forma de pensar y actuar es normal, ya que es diferente a la de sus amigos y familiares. De modo que puede menguar su autoestima al sentir vergüenza o sentirse como extraños.
  • Quejas físicas. Se genera estrés, una mala nutrición o perdida de sueño, relacionadas con la ansiedad.
  • Control de la ira. Los familiares del niño o adolescente pueden no satisfacer las demandas de estos y tratan de establecer límites, motivo por el cual se desata la ira y la ansiedad de los jóvenes.
  • Otros problemas de salud mental. Algunas veces el TOC va acompañado de otro trastorno mental. Por este motivo han de tratarse por igual los dos trastornos y requerirán una intervención especifica para ambos. Algunos de ellos son: depresión, trastornos de ansiedad o tricotilomanía.

Los pensamientos y las conductas asociadas al TOC suelen confundir a la familia de la persona que lo sufre, a los profesores y a los compañeros. Aunque algunos tipos de TOC son más fáciles de detectar, otros, pueden suponer un reto ya que pueden camuflarse como preocupaciones sin sentido. Los niños o adolescentes que lo sufren suelen esconder los síntomas o no saben de qué manera expresar sus preocupaciones. Estos también pueden cambiar a lo largo del tiempo o la forma en la que aparecen según el entorno, complicando el diagnóstico. Suelen aparecer ante periodos de estrés los síntomas más notorios.

Es fundamental realizar un diagnóstico precoz para adecuar un tratamiento que permita reconducir la situación, ya que de no ser así la enfermedad puede limitar la vida del niño o adolescente causando ansiedad excesiva, aislamiento social o autolesión incluso.

Clara Díez. Psicóloga de IVANE SALUD.

Dra. Giovanna Legazpe. Psiquiatra de IVANE SALUD.

Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria en Vithas Hospital Nisa Valencia al Mar

Clínica de Desintoxicación y Patología Dual en Vithas Hospital Nisa Aguas Vivas