Trastorno de la Personalidad Histriónica

Trastorno de la Personalidad Histriónica

La palabra “Histriónico” tiene su origen en el ”Histrión”. Históricamente el Histrión servía para denominar al actor teatral que era capaz de entretener y divertir a un público mediante la exageración, la sobreactuación y el dramatismo.

Muchos son los actores que destacan por su cualidad histriónica en el arte, pero ¿Qué significa realmente que una persona sea diagnosticada de trastorno de personalidad histriónica en la vida cotidiana?

Trastorno de la Personalidad Histriónica

El trastorno de la personalidad histriónica, como su nombre lo indica, es una enfermedad caracterizada por afectar a la manera y forma en que una persona piensa, percibe y se relaciona con los demás.

En psicología entra dentro del grupo de desórdenes de la personalidad que involucra turbaciones de tipo emocional, dramático y errático y queda englobado en los llamados Trastornos de Personalidad Cluster b.

El desorden en sí cursa con la presencia excesiva de emotividad y una necesidad constante de llamar la atención de todos con verbalizaciones y comportamientos de forma más o menos conscientes.

Una persona con este trastorno de personalidad intenta mostrarse de manera seductora muchas veces, y no solo a nivel físico, sino también en cuanto a su comportamiento. Por lo que, cuando no se sienten aprobados, tienden a tener comportamientos erráticos, desadaptativos y en los casos más graves, disruptivos.

Posibles causas del Trastorno de la Personalidad Histriónica

A nivel mundial cerca de un 2% de la población tiende a desarrollar el trastorno de la personalidad histriónica. Un 2% que ha sido oficialmente diagnosticado, sin contar con los casos no documentados.

Dentro de las principales causas, se presume que el trastorno se encuentra vinculado a factores genéticos. La vulnerabilidad genética no es determinante, pero otorga “algo más de papeletas” para poder llegar a desarrollarlo.

Por otra parte, la inestabilidad y los abusos, o el historial familiar están íntimamente ligados al desarrollo de una personalidad histriónica. Por lo que no es de extrañar que cuando una persona con este trastorno se pone en terapia, aparezcan vivencias de trauma achacado a estos eventos vivenciales pasados.

Se estima que los inicios del trastorno de la personalidad histriónica comienzan en la infancia, y de acuerdo a gran variedad de estadísticas se diagnostica con mayor frecuencia en mujeres que en hombres.

Sin embargo, existe la posibilidad de que muchos más hombres puedan desarrollar dicho trastorno de los que realmente son diagnosticados. En el caso masculino, incluso se habla que pueden llegar a ser más graves que en el sexo femenino.

Características de las personas con Trastorno Histriónico

Las personas con trastorno histriónico de la personalidad cuentan con ciertas características distintivas. Entre ellas: pueden ser personas artificiales y teatrales, con una emotividad exuberante, infantil y superficial.

Además, mantienen relaciones interpersonales frívolas y con deseos de dependencia y protección que usualmente se encuentran camuflado tras una máscara o imagen. A esta personalidad la definen adjetivos como vanidosa, superficial, inmadura, dependiente y egoísta.

Las personas con este trastorno pueden entusiasmarse con la misma facilidad con la que pueden enfadarse o aburrirse. Esto podría asemejarse a una actitud de bipolaridad, o de esta forma lo perciben los demás. Por este motivo, el diagnóstico diferencial con el trastorno bipolar puede llegar a ser uno de los más complicados.

Al comienzo de las relaciones, las personas con trastorno de personalidad histriónico son percibidos como “encantadores” pero según pasa el tiempo se vuelven cada vez más exigentes y necesitados de un apoyo constante que buscan con métodos indirectos y que si no logran pueden llegar a las amenazas, castigos, estallidos de ira y amenazas de suicidio.

Síntomas y signos del Trastorno de Personalidad Histriónica

Parte de los signos que presentan las personas con este trastorno vienen definidos en las Clasificaciones Internacionales de las Enfermedades Mentales (DSM-5 de la APA y CIE 11 de la OMS), destacan las siguientes características:

  • Actuar o lucir exageradamente seductor.
  • Tener demasiada preocupación por la apariencia física.
  • Necesidad constante de aprobación.
  • Fácilmente influenciables por otras personas.
  • Debilidad ante las críticas o la desaprobación.
  • Problemas de tolerancia ante diversas situaciones.
  • Culpar a los demás en cuanto a sus fracasos o problemas.
  • Estados emocionales inestables.
  • Hablar en exceso y utilizar un tono de voz elevado.
  • Buscar estar con otras personas para que le brinden protección.
  • Que consideren que sus relaciones son más íntimas de lo que en realidad son. De manera que puedan ser muy efusivos con alguien que apenas conocen pudiendo hacer reclamos inesperados.
  • Uso de la manipulación para conseguir afecto de otro cuando hay crisis emocionales y existenciales.
  • Por lo general pueden ser personas hipocondriacas.

Como síntomas fundamentales podemos definir tres pilares:

Demanda de atención

El principal síntoma del trastorno histriónico de la personalidad es la necesidad constante de atención. Cuando esta necesidad no se satisface, la persona tiende a deprimirse.

Dificultad para canalizar las emociones

Por lo general, las personas con el trastorno de personalidad histriónica presentan dificultad para canalizar adecuadamente las emociones. Lo cual indica que pueden pasar de emociones positivas a negativas en cuestión de segundos.

Además, tienden a expresar las emociones de forma exagerada y poco objetiva, esto puede hacerlos parecer personas superficiales.

PROTEGEMOS LA SALUD MENTAL DE LOS TUYOS DESDE HACE 9 AÑOS

SESIONES PRESENCIALES Y TAMBIÉN ONLINE

Personas controladoras

Pueden ser personas que usan la manipulación para obtener lo que desean, tienden a hacerse las víctimas y a querer controlar las situaciones. Por lo que, parte de las características de la persona es que pueden ser dependientes de la pareja o amistades.

Por otra parte, las personas que presentan este tipo de trastornos suelen aburrirse con facilidad, de manera que pueden cambiar rápidamente de un entorno a otro, así como cambiar de trabajos constantemente e incluso de amigos o grupos sociales.

Diagnóstico

Para diagnosticar este tipo de trastorno es necesario, principalmente, que dicho diagnostico sea emitido por un profesional capacitado en salud mental.

Para ser precisos en este diagnóstico, el médico se basará en ciertos criterios específicos. Tales criterios se encuentran dentro del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, edición 5 (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders DSM-5) avalado por la Asociación de Psiquiatría Americana (APA).

El diagnóstico del trastorno se centrará en al menos 5 de las principales características detalladas con anterioridad, además de la aplicación del test de trastorno de personalidad histriónica.

Test de trastorno de personalidad Histriónica

El test empleado para el diagnóstico de trastorno de la personalidad histriónica, cuenta con una serie de aproximadamente 12 preguntas con respuestas sencillas de: Si o No.

Un ejemplo del Test es el siguiente:

  1. ¿Se siente incómodo cuando no llama la atención en una reunión o entre sus amigos?
  2. ¿Frecuentemente intentas verte alegre frente a los demás?
  3. ¿Intentas seducir, coquetear o maravillar a las personas cuando platicas con ellas?
  4. ¿Te has esmerado para ser el centro de atención?
  5. ¿Halagas a los demás para sentir su aprecio?
  6. ¿La intención con los demás suele estar caracterizada por un comportamiento sexualmente seductor o provocador?
  7. ¿Consideras que usted es muy expresivo?
  8. ¿Utiliza constantemente aspectos físicos para llamar la atención?
  9. ¿Cuándo hablas con los demás, tiendes a exagerar tus emociones, sentimientos o alguna situación?
  10. ¿Alguna vez has notado que tus amigos se sienten incómodos por comportarte de manera exagerada?
  11. ¿Se considera sugestionable o fácilmente influenciable por los demás?
  12. ¿Se le facilita crear una amistad íntima con alguien que acaba de conocer?

En base a las respuestas obtenidas, el profesional evaluará las mismas, además de las características objetivadas en la entrevista clínica junto con los antecedentes psíquicos y su historial.

Tratamiento del Trastorno de Personalidad Histriónica

El tratamiento del mismo deberá establecerse en base al diagnóstico previo, realizado por un especialista. De manera que si se sospecha de un familiar con este trastorno o la persona cree padecerlo, deberá confirmarlo con una consulta psicológica y/o psiquiátrica.

Al ser parte del grupo de trastornos de personalidad, puede fácilmente confundirse con otros trastornos de ese grupo. Como el caso de los trastornos de personalidad límite, narcisista, trastorno de conversión, o el trastorno somatomorfo, siendo este último, la causa probable de asistencia médica.

De esta manera es necesario que el diagnostico sea realizado por un especialista y pueda ser tratado adecuadamente por el mismo. Dentro del tratamiento establecido para el trastorno de personalidad histriónica se encuentran:

A.   Psicoterapia

Empleado como un tratamiento general, al igual que en otros trastornos de personalidad. Se habla de que la terapia cognitivo-conductual tendrá su aporte en cuanto a la mejoría de los cuadros que presente el paciente. En ocasiones, el enfoque de psicoterapia debe ser flexible y adaptado a las necesidades en cada etapa de vida del paciente con este trastorno.

En la actualidad se desconoce la efectividad del tratamiento cognitivo conductual en el trastorno de la personalidad histriónica, sin embargo, ha demostrado contribuir en mejorar el estado del paciente en conjunto con otras terapias y tratamientos. Algunos ejemplos de terapia psicológica utilizadas para este tipo de personas son las siguientes:

Psicoterapia Psicodinámica

La psicoterapia psicodinámica se centra en los conflictos subyacentes u ocultos. La terapia consiste en que el paciente logre entenderse más a sí mismo y, por consecuencia, la terapia busca lograr que el individuo pueda comunicarse con los demás sin emplear dramatismos.

La finalidad de esta terapia es ayudar al paciente a entender y darse cuenta de que las conductas histriónicas propias de su trastorno no son la forma más eficaz o apropiada de atraer la atención de otros, sino es todo lo contrario a eso.

Terapia de soluciones

Esta terapia se centrará en ayudar al paciente a conseguir mayor asertividad en cuando a las situaciones. A su vez, le permitirá mejorar su autoestima y aprender a interactuar con los demás.

La terapia de soluciones busca que las interacciones del paciente con los de su entorno puedan ser más tranquilas y lógicas, sin episodios histriónicos o dramáticos. Además, busca trabajar en la toma de decisiones y en la adecuada resolución de problemas.

B.   Terapia Farmacológica

El trastorno de personalidad histriónico no cuenta con una terapéutica farmacológica establecida. Sin embargo, la terapia farmacológica se limitará en tratar los episodios depresivos, ansiedad, insomnio que pueda presentar el individuo.

El tratamiento psicofarmacológico es sintomático y depende de la intensidad del cuadro inicial. El uso de fármacos ansiolíticos y antidepresivos es la norma. En casos más graves, es necesario recurrir a fármacos estabilizadores del ánimo y antipsicóticos de nueva generación.

Compártelo en las redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Últimas entradas

Superar una ruptura

¿Cómo superar una ruptura?: Tipos de terapia

Perfil de maltratador

¿Cómo puedo saber si mi pareja tiene perfil de maltratador?

Adolescentes y apuestas

Los adolescentes y las apuestas: descontrol y sufrimiento

También te puede interesar...

Abrir chat
Hola ¿En qué te podemos ayudar?
Whatsapp Ivane Salud
Hola 👋
¿En qué te podemos ayudar?