Trastorno Bipolar: ¿Para qué sirven las sales de litio?

El litio en su forma de carbonato (sales de litio) conocido en España como Plenur, es un fármaco que se emplea desde hace más de 50 años para tratar el trastorno bipolar. Clásicamente se ha utilizado en las fases de manía, recogida en el DSM-5 como una alteración del estado de ánimo donde pueden coexistir otros síntomas como:

  1. Sensación de grandiosidad o autoestima exagerada
  2. Menor necesidad de descanso
  3. Mayor verborrea de lo habitual
  4. Sensación de pensamiento acelerado
  5. Distraibilidad, con pérdida de atención
  6. Aumento de actividad motora
  7. Implicación excesiva en actividades placenteras o de riesgo.

Las sales de litio se siguen empleando a día de hoy y desde hace décadas porque se ha visto que es un fármaco eficaz tanto para tratar las fases maniacas, como para evitar las recaídas (de hecho, hasta el momento ningún otro fármaco ha demostrado mayor eficacia); sin embargo, parece ser menos eficaz tratando o evitando los episodios depresivos.

Descubierto hace más de 70 años, todavía en la actualidad no se sabe con precisión cuál es su mecanismo de acción; y esto en parte se debe a que los estudios al respecto orientan a múltiples niveles de acción.

A lo largo de los últimos años de estudio del mecanismo de acción del litio se ha visto que actúa fundamentalmente en tres niveles, observándose cambios en:

  • Estructura cerebral.
  • Modulación de neurotransmisores.
  • Cambios intracelulares.

¿Cómo afectan las sales de litio en la estructura cerebral, neurotransmisores y la señalización intracelular?

A nivel de estructura cerebral se ha visto que los pacientes con trastorno bipolar presentan cambios en ciertas regiones a lo largo de los años. La red frontolímbica que incluye estructuras como el hipocampo, la amígdala o el estriado son algunas de las regiones que funcionalmente se afectan en esta enfermedad.

El litio ha demostrado que actúa como protector de estas regiones pues en algunos estudios se observa un efecto neuroproliferativo frenando el deterioro de las mismas, sin embargo, el mecanismo de dichos efectos no está del todo claro.

A nivel de modulación de neurotransmisores, el litio actúa fundamentalmente sobre dopamina, glutamato y GABA. La dopamina y glutamato actúan como neurotransmisores excitatorios; se cree que en los episodios maníacos se produce una desregulación por lo que la acción que tendría el litio sería reducir sus efectos.Actúa sobre los receptores dopaminérgico alterando su funcionalidad y reduciendo su eficacia.

Sobre el glutamato su efecto es similar, reduce a la baja los receptores NMDA del glutamato. El GABA tiene un efecto inhibidor y lo que se ha visto es que se incrementa su liberación y aumenta la actividad receptorial.

Por último, el otro gran mecanismo de acción del litio es a través de la modulación de señalización intracelular. Estos sistemas incluyen adenilato ciclasa y el AMP cíclico, IMPasa, IPPasa, la proteína quinasa C, GSK-3, BDNF y Bcl – 2.

Las fases de manía evidencian una descompensación funcional y el litio consigue en parte regular dichos mecanismos desajustados.

De forma resumida podríamos decir que el litio lo que produce es una activación a la baja a nivel intracelular, frenando la actividad enzimática y el transporte de información a través de moléculas; en hipótesis, las fases de manía evidencian una descompensación funcional y el litio consigue en parte regular dichos mecanismos desajustados. Por otro lado, se cree que favorece la síntesis de factores neuroprotectores.

A modo de resumen se puede concluir que el mecanismo de acción del litio con múltiples y complejos; motivo por el que su estudio se ha visto dificultado hasta la fecha. Su acción se produce en múltiples niveles, viendo sus efectos desde la anatomía macroscópica hasta la microscópica de señalización intracelular. Ha demostrado eficacia como neuroprotector e incrementando la materia gris, posiblemente mediante activación de neurogénesis y potenciando las acciones neurotróficas que mantienen las sinapsis.

Dr. Fernando Andrés España. Psiquiatra de IVANE SALUD.

José María Marco. Psicólogo de IVANE SALUD.

Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria en Hospital Vithas Valencia al Mar.

Clínica de Desintoxicación y Patología Dual en Hospital Vithas Aguas Vivas.