Telemedicina en Salud Mental, una forma distinta en la relación médico-paciente

En la última década y con un crecimiento exponencial desde el estado de alarma y la situación excepcional social con la crisis de la pandemia por COVID-19; se está instaurando y fomentado a contrarreloj el uso de la “telemedicina” aplicado tanto al ámbito clínico como académico/investigador de la medicina.

Así pues, se están desarrollando numerosas actividades dirigidas a poder hacer llegar la sabiduría y servicios médicos a todas las personas que se encuentran en situación de aislamiento; permitiéndoles así un acceso rápido, económico y sin necesidad de desplazarse a la asistencia médica de forma virtual. Requiriendo sólo audio e imagen para llevar a cabo la práctica clínica asistencial.

Si atendemos al sentido literal de la palabra y su origen del griego τελε (tele) que significa ‘distancia’ + medicina, podemos entenderla como una forma de dar respuesta desde la lejanía a las necesidades médicas  y dolencias de los pacientes.

Sin embargo, abarca otras muchas actividades entre las que encontramos: ayuda a la formación de profesionales de la salud, un medio en el que compartir entre trabajadores de la salud los resultados paramétricos de las investigaciones de forma rápida y extracomunitaria, acceso al resultado de pruebas diagnósticas y de imagen, así como al historial completo de salud.

Así pues, según la definición establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el término alude a: «El suministro de servicios de atención sanitaria, en los que la distancia constituye un factor crítico, por profesionales que apelan a las TIC con objeto de intercambiar datos para hacer diagnósticos, preconizar tratamientos y prevenir enfermedades y heridas; así como para la formación permanente de los profesionales de atención de la salud y en actividades de investigación y evaluación, con el fin de mejorar la salud de las personas y de las comunidades en que viven».

Los avances tecnológicos y comunicación, factores para una nueva práctica clínica

Los avances en comunicación, la informática y medios audiovisuales que han aparecido y perfeccionado en los últimos años, han permitido abrir una nueva ventana de oportunidades a nuestra práctica clínica. Con la instauración de la telemedicina se permite a los profesionales médicos dar servicio a los pacientes que tienen una enfermedad crónica como puede ser entre otras: realizar un seguimiento de registros en Hipertensión arterial, control de las cifras de glucemia u obtener resultados analíticos y realizar los ajustes necesarios por ejemplo en anticoagulación.

Hasta ahora solo hemos hablado de las ventajas y el abanico de nuevas posibilidades que nos abre esta modalidad de práctica clínica; pero también debemos tener en cuenta algunas de las trabas o inconvenientes que plantea, entre otros: adaptar los sistemas informáticos de hospitales y consultas para que se respete la confidencialidad y un manejo seguro de los datos clínicos de los pacientes; requiere una adaptación a la forma habitual de trabajo para los profesionales con reorganización de horarios y medios físicos. Supone un cambio de modelo en la relación médico-paciente lo que para algunas personas plantea un cambio de paradigma y piensan que puede verse perjudicada la relación médico-paciente o la necesidad de inversión económica en nuevas tecnologías entre otras.

Estamos ante un cambio de paradigma que ha llegado para quedarse.

Con la llegada de la pandemia por Covid-19 y la crisis sanitaria que ha provocado, hemos visto como una nueva forma de trabajar se implanta en nuestro día a día como una herramienta que nos permite romper las barreras de espacio y tiempo, acortando las distancias y reduciéndolas a un gesto tan habitual como es abrir una aplicación en el móvil o una página web en el ordenador. Estamos ante un cambio de paradigma que ha llegado para quedarse.

Clara Díez. Psicóloga de IVANE SALUD.

Dra. Giovanna Legazpe. Psiquiatra de IVANE SALUD.

Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria en Hospital Vithas Valencia al Mar.

Clínica de Desintoxicación y Patología Dual en Hospital Vithas Aguas Vivas.