¿Qué es la Patología Dual?

Muchas de las personas que padecen un trastorno por uso de sustancias (TUS) también padecen una enfermedad o un trastorno conductual. Esto es conocido como Patología Dual. Las personas que sufren Patología Dual requieren un plan de tratamiento integrado que aborde ambos trastornos como una enfermedad mental interconectada.

Existen una serie de enfermedades mentales y alteraciones conductuales que se presentan repetidamente junto con la adicción, y a menudo estos trastornos son la causa subyacente de una adicción. Por eso es importante no ignorar los síntomas de un trastorno mental cuando se trata de realizar un plan de recuperación de las adicciones a largo plazo.

Las enfermedades mentales más frecuentes junto al trastorno por uso de sustancia son:

  • Trastorno por Déficit de Atención y Hiperactividad (TDAH):

Las personas que padecen un trastorno por déficit de atención y hiperactividad pueden ser más proclives a consumir sustancias como una forma de lidiar con sus sintomas. A muchas personas se les prescriben estimulantes para el tratamiento de TDAH, el cual pueden crear un habito y conducir a un patrón tóxico de abuso de sustancias como la cocaína u otros psicoestimulantes.

  • Trastorno Bipolar (TB):

Un gran porcentaje de personas que padecen trastorno bipolar también luchan con la adicción. Al igual que con cualquier trastorno, pueden sentirse tentados a la automedicación. Las sustancias de abuso como el alcohol proporcionan una fuente de alivio temporal ante episodios maníacos y depresivos, característicos del trastorno bipolar.

  • Trastorno Límite de Personalidad (TLP) o Borderline:

Las investigaciones han demostrado que la adicción y el trastorno límite de personalidad a menudo ocurren juntos. Más de dos tercios de la población con TLP han realizado conductas de abuso de sustancias en algún momento de su vida.

  • Trastorno Depresivo:

Muchas personas con diagnóstico de depresión intentan automedicarse, bien a través de fármacos como las benzodiacepinas o bien a través del alcohol. Esto a menudo empeora el problema.

  • Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG):

Las personas que padecen trastorno de ansiedad generalizada son más propensas a abusar de las drogas para controlar sus síntomas, como puede ser el alcohol o las benzodiacepinas.

  • Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC):

Las personas con diagnóstico de trastorno obsesivo compulsivo sufren a menudo de ansiedad y depresión como resultado de su comportamiento involuntario, lo que puede conducir al abuso de sustancias.

  • Trastorno de Estrés Post-Traumático (TEPT):

Cuando una persona desarrolla un trastorno de estrés post-traumático, su cerebro produce menor cantidad de dopamina y serotonina que un cerebro sano, lo que hace que sea más probable que recurran a las diferentes sustancias de abuso para sentirse más felices.

  • Esquizofrenia:

La esquizofrenia se caracteriza por alucinaciones y pensamiento delirante. El diagnóstico de la esquizofrenia junto con la adicción puede ser difícil ya que ambas condiciones comparten ciertos efectos (psicosis inducida por tóxicos). Cuando una persona padece esquizofrenia y usa sustancias para automedicarse, corre el riesgo de poner más en riesgo su salud.

Éstas son algunas de las enfermedades mentales que presentan mayor comorbilidad junto a las adicciones, y es nuestra función saber hacer un abordaje integrado para mejorar la vida de nuestros pacientes.

Alberto Manero. Psicólogo de IVANE SALUD.

Dr. Miguel Ángel Harto. Psiquiatra de IVANE SALUD.

Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria en Vithas Hospital Nisa Valencia al Mar.

Clínica de Desintoxicación y Patología Dual en Vithas Hospital Nisa Aguas Vivas.