Las recaídas en las personas que padecen un trastorno adictivo, se considera como un regreso a la conducta y a la forma de pensamiento típico de la adicción, por lo que una vez que el paciente finaliza el tratamiento, se recomienda hacer programas de seguimiento y psicoterapia para que se mantengan los resultados a lo largo del tiempo.

Una manera de hacer este seguimiento es mediante la psicoterapia grupal de apoyo, ya que existen estudios que evidencias que pueden ayudar a reducir el riesgo de recaídas hasta en un 70% de los casos.

Los grupos de apoyo están formados por personas con adicción que siguen en proceso de recuperación y realizan reuniones regularmente para compartir experiencias, explorar fortalezas y orientar a nuevos componentes, creando una red de apoyo entre los integrantes. Se recomienda asistir entre dos y tres veces a la semana, al menos los primeros meses de tratamiento, mientras que posteriormente, se recomienda asistir semanalmente. También es recomendable, vincularse durante años a los grupos, adoptando un papel activo. No solamente se recomienda para personas que sufren adicción, sino también en personas que junto con su trastorno adictivo coexiste un trastorno mental (patología dual). En este sentido, está demostrado que los pacientes que se involucran activamente, son protagonistas dinámicos y asisten regularmente a la psicoterapia de apoyo grupal, mejoran significativamente y tienen un mejor pronóstico a largo plazo en su recuperación.

Beneficios de los grupos

Si una persona que sufre adicción asiste a un mayor número de reuniones semanales, acaba desarrollando un sentimiento de pertenencia al grupo y existen más probabilidades de mantener la abstinencia, con respecto a las personas que acuden irregularmente y sin mostrar implicación. Como se ha comentado anteriormente, si el paciente asiste a un numero mayor de reuniones, tendrá más probabilidades de mantener la abstinencia a largo plazo. Los estudios realizados muestran que cuando hay una asistencia regular y el vínculo establecido es consistente en los grupos de ayuda en el primer año, se mantiene la abstinencia al alcohol en el 43% de las personas, mientras que, alrededor del 75% se mantienen abstinentes si asisten a los grupos durante tres años. La asistencia a los grupos de ayuda se da a la vez que se recibe tratamiento profesional para que la abstinencia sea posible. Por lo que, solamente con la asistencia a las reuniones, no seria posible obtener los resultados nombrados. Los mejores resultados se relacionan con un abordaje multidisciplinar e integral en las que las  prescripciones son cumplidas por los pacientes y una de ellas, es la asistencia a estos grupos.

Clara Díez. Psicóloga de IVANE SALUD.

Dr. Humberto Ortiz. Psiquiatra de IVANE SALUD.

Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria en Vithas Hospital Nisa Valencia al Mar.

Clínica de Desintoxicación y Patología Dual en Vithas Hospital Nisa Aguas Vivas.