Pareidolia ¿Qué significa ver caras de personas?

Pareidolia ¿Qué significa ver caras de personas?

Ves rostros, caras de persona, e incluso una silueta, cuando ves lugares o un objeto, debes saber que eso que ves, tiene un nombre y es Pareidolia.

Además, si esto te sucede con mucha frecuencia, seguramente también te preguntas si acaso no estarás teniendo problemas mentales.

¿Qué es la Pareidolia?

La pareidolia es definida como un fenómeno psicológico que le permite a los humanos ver rostros, caras o figuras humanas en cualquier superficie o área, tal como en las paredes, el cielo, una taza de café o una simple rebanada de tostada.

Este fenómeno psicológico es conocido como pareidolia facial, definiéndose también como un fenómeno ilusorio de ver rostros o estructuras similares en objetos cotidianos.

Un dato curioso es que el término «pareidolia» no se encuentra reconocido por la Real Academia Española (RAE). Sin embargo, la palabra Pareidolia deriva del griego Eidolon que hace referencia a figuras, imágenes o aparición.

¿Quién descubrió la Pareidolia?

La pareidolia fue descubierta y descrita por el neurocientífico Jeff Hawkins, quien logro explicar este fenómeno de acuerdo al funcionamiento del cerebro, en su teoría de Memoria-predicción.

La teoría de J. Hawkins se encuentra basada en la capacidad cerebral para reconocer los patrones, donde el autor expresa que el córtex permite crear modelos del mundo, en base a los estímulos que recibe de este.

Estos modelos son construidos usando jerarquías espaciales y temporales, mediante la memorización de patrones y secuencias en cada uno de los nodos de la jerarquía, lo cual permite que los estímulos recibidos permitan hacer reconocimientos o predicciones.

Este mecanismo de reconocimiento se genera en un sector específico de la corteza cerebral temporal denominada área fusiforme facial y se ha descrito tanto en humanos como en otras especies del reino animal.

A este fenómeno se le atribuye una función de alarma natural o señal de alerta que permite distinguir, en fracciones de segundo, rostros familiares de la cara de un potencial depredador, o bien, diferenciar otras figuras de rostros conocidos.

En consecuencia, es una adaptación evolutiva que ha favorecido, eficazmente la supervivencia de muchas especies a lo largo de los años.

¿La pareidolia es sinónimo de enfermedad?

Como se ha mencionado al inicio, es muy probable que, si notas que encuentras formas y rostros en diferentes partes, quizá te preguntes si no estarás teniendo problemas psicológicos.

Si lo has pensado, debes saber que la pareidolia está lejos de ser una enfermedad mental, incluso, puede significar todo lo contrario.

Kang Lee, un profesor de la universidad de Toronto expresa que cuando la pareidolia es evidente y común en un individuo, significa que sus conexiones cerebrales están funcionando bien.

¿Cómo se produce este fenómeno?

La pareidolia se produce cuando se percibe una información sensorial visual (e incluso también puede ser auditiva,). Sin embargo, es más común que este fenómeno suceda de forma visual.

Esta información sensorial en este caso, visual, es procesada por determinados mecanismos especializados que permiten codificar la información que recibimos y la traduce hasta obtener una respuesta.

El resultado de este fenómeno permite percibir patrones similares a un rostro o figura en el que se pueden evidenciar las comunes expresiones faciales reconocidas como: alegría, enfado, asombro, tristeza, como si la percibiéramos de un rostro humano.

Esto se debe a que el cerebro del ser humano ha evolucionado y ha desarrollado la capacidad de reconocer patrones, rostros y expresiones, lo cual le permite su interacción social e influye en la forma en cómo ve el mundo.

Científicos explican que existe una gran ventaja evolutiva en reconocer de forma eficiente los rostros. Para el ser humano es indispensable poder diferenciar y detectar a los depredadores para sobrevivir.

Un ejemplo de ello podría ser el de una persona, posiblemente un hombre de la edad antigua cuando el ser humano vivía en cuevas, en el que el hombre veía una sombra en la pared e inmediatamente tomaba una actitud alerta, pero luego la sombra se iba, pudiendo ser una nube que pasaba.

Esta sombra podría ser producto de una nube, como explica el ejemplo, sin embargo, también pudo haber sido un animal salvaje o bien cualquier otro hombre de esa época que tuviese una actitud hostil.

PROTEGEMOS LA SALUD MENTAL DE LOS TUYOS DESDE HACE 9 AÑOS

SESIONES PRESENCIALES Y TAMBIÉN ONLINE

Nuestro cerebro está perfectamente codificado para poder responder ante una posible amenaza, y la pareidolia es un claro recordatorio de la capacidad que tiene el cerebro para identificar patrones conocidos.

Esta capacidad puede claramente suponer la ventaja entre la vida y la muerte, entre actuar o no actuar, es decir, este fenómeno permite tomar decisiones rápidas ya sea por una amenaza o bien por una oportunidad.

Pareidolia y otros aspectos de la vida

La pareidolia tiene su función en la ciencia, como se ha detallado anteriormente en cuanto al funcionamiento del cerebro y al proceso evolutivo del hombre.

Sin embargo, también se ha visto que la pareidolia tiene efecto en la astrología, ya que, a lo largo de la historia, incluso sin tener un término con el que designar este fenómeno, el ser humano ha tenido la capacidad de darle nombre a las constelaciones según las figuras que le evocaban.

Esto ha sido posible por la capacidad del hombre de mirar al espacio y detallar formas en las constelaciones, y es así que les ha dado su nombre en base a esos patrones conocidos. Siendo el zodiaco un claro ejemplo de ello.

Por otra parte, la pareidolia se encuentra indudablemente inmersa en las expresiones de arte, de hecho, Patricio Bustamante, señala que la pintura rupestre se encontraba llena de pareidolia pétreas en el que se recreaban animales.

Y es entendible, incluso en la antigüedad las formas de comunicación en base a jeroglíficos son una muestra de cómo la pareidolia ha estado presente en la vida humana.

Es por ello común que los bebés, con tan solo minutos de vida tengan mayor afinidad a los rostros y a los objetos que parezcan tener expresiones y rasgos faciales.

Pareidolia y su papel en la medicina

Si bien es entendible cómo la pareidolia ha estado presente a lo largo del tiempo y lo que ha significado para la evolución y desarrollo del hombre, también tiene actualmente un papel en la tecnología.

Es por tanto comprensible postular que la pareidolia debe jugar un papel sumamente importante en la medicina, y la verdad es que, ¡Así es!
Neurocientíficos como la Dra Doris Tsao demuestran como la pareidolia puede guiar al médico a un diagnóstico más acertado. Ella misma expresa que muchos pacientes que tienen accidentes cerebrovasculares luego son capaces de reconocer todo, a excepción de los rostros.

Lo cual indicaría que dicho accidente cerebrovascular afecta especialmente al área del cerebro encargada de reconocer los rostros.

Además, la pareidolia sirve como base de prueba para detectar enfermedades neurodegenerativas como el alzheimer y la esquizofrenia. Además del papel de la pareidolia en el Parkinson.

Algunos estudios realizados han demostrado que las personas con parkinson son capaces de experimentar más episodios o pareidolias de lo que se considera común.

Por otra parte, también se ha empleado este fenómeno en el conocido test de Rorschach de evaluación psicológica y en la actualidad, la pareidolia ha sido considerada como un modelo que permitirá a los científicos innovar en base a la inteligencia artificial.

Otros tipos de pareidolia

Algunas personas visualizan formas e imágenes de santos o situaciones religiosas, denominandose a esta, una pareidolia religiosa, sin embargo, sigue formando parte de lo que se conoce como pareidolia facial.

La única diferencia es que el cerebro del ser humano identificará más fácilmente aquello a lo que ha estado acostumbrado o lo que su cerebro a codificado en base a las experiencias individuales.

Pareidolia auditiva

Una situación similar a la pareidolia facial que ocurre al mirar objetos o formas, algo parecido sucede cuando se escuchan ciertos sonidos, como el canto de un ave, el sonido de un auto, el chirrido de algún objeto o cualquier sonido.
El cerebro tiene la capacidad de traducir ese sonido y asemejarlo a algo ya conocido. Por lo que es común que puedas escuchar un chirrido y escuchar como si ese chirrido estuviera diciendo algo.
Tal sucede con el canto de algunas aves, en el que su canto parece decir oraciones o canciones, o por lo menos, nuestro cerebro lo registra como algo conocido. Esto es producto de una pareidolia solo que de tipo auditiva.

Conclusiones

Ya sea que te suceda que ves formas, rostros o muecas en objetos, sombras o cualquier lugar, o bien escuches un sonido y pienses inmediatamente en otro, significa que la pareidolia está presente en la actualidad y en toda nuestra evolución.

Ya sea como modo de protección y de alerta ante una amenaza, la pareidolia es un claro recordatorio de la maravillosa capacidad que tiene nuestro cerebro para procesar toda la información que recibimos y usarla para nuestra preservación.
Con ella es posible identificar las emociones por los rasgos faciales a los que estamos acostumbrados, pudiendo ver estos rasgos en objetos inanimados y en formas poco convencionales.

Compártelo en las redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Últimas entradas

Diferencias entre la fobia social generalizada y especifica

Diferencias entre la fobia social generalizada y especifica

que nos suscede cuando sufrimos ataque panico

¿Qué nos sucede cuando sufrimos un ataque de pánico?

La sintomatología negativa en la esquizofrenia.

La sintomatología negativa en la esquizofrenia

También te puede interesar...

Abrir chat
Hola ¿En qué te podemos ayudar?
Whatsapp Ivane Salud
Hola 👋
¿En qué te podemos ayudar?