El consumo de alcohol en adolescentes no para de crecer, y las cifras alcanzadas en los últimos años han sido alarmantes: a esto debemos sumarle además la salida al mercado de diferentes bebidas sabrosas y embriagadoras que terminan por cautivarlos y llevarlos a intensificar su consumo, y paralelamente la compra ilegal de drogas y sustancias alucinógenas que en muchas ocasiones pueden combinarse con el mismo alcohol para intensificar su efecto.

Por si todo lo anteriormente mencionado fuera poco, se ha sumado recientemente un nuevo signo de alarma para los padres en relación a los chicos adolescentes y a su conducta: el Palcohol, conocido también como “alcohol en polvo”, ya ha aterrizado de manera legal en varios países del mundo, incluyendo a España.

Esta nueva moda de “llevar la copa en el bolsillo” preocupa a una gran parte de la población y se cree que podría terminar incentivando conductas y actitudes muy nocivas, sobre todo en los adolescentes quienes se hallan en la etapa más vulnerable de la vida.

¿Qué es el Palcohol?

Tras largos años de ser sometido a investigación y a experimentación científica en Estados Unidos, finalmente logró legalizarse el consumo de alcohol en polvo y la aparición de este nuevo producto se ha desperdigado por todo el mundo. Cambia por completo nuestra forma de ingerir el alcohol que tenemos actualmente, habiéndolo pasado de su estado líquido al sólido.

Para tener listo nuestro trago utilizando Palcohol, solo basta con disponer de un poco de agua y un vaso donde mezclar ambas sustancias. El polvo cuenta con variedades y distintos niveles de destilación para preparar desde tequila hasta margaritas.

Al venir la receta integra en el sobrecito de alcohol en polvo, no se necesitan otros ingredientes y esto hace que su preparación sea extremadamente sencilla. Como se imaginarán, existen motivos para que la población adulta tema por sus hijos adolescentes y el tipo de conducta que estas nuevas maneras de preparar bebidas pudieran despertar.

Los peligros de esta sustancia

Si bien puede que legalmente se haya aprobado , lo cierto es que este producto ha despertado la preocupación de los padres, de los adultos e incluso de algunos sectores profesionales como la medicina: los doctores temen que los jóvenes comiencen a inhalar estos polvos alcohólicos con el objetivo de alcanzar el efecto de embriaguez más rápido. Esto último podría acarrear reacciones fatales como la intoxicación etílica, debido a la rapidez al emborracharse y a la facilidad con que puede prepararse cualquier bebida sin necesidad de acudir a comprar botellas a las tiendas ni hacer “botellón”. Una mayor facilidad de acceso al alcohol de la que ya teníamos.

Por otro lado, quienes también peligran en el caso de que el Palcohol comience a circular en demasía son las personas con problemas de alcoholismo. El acceso a estos polvos será ilimitado y fácil y puede llevar a adictos o a sujetos recuperados a tener fuertes recaídas. Con un sobre de Palcohol y un vaso de agua, se podría llegar a arruinar el trabajo y esfuerzo de un individuo que ha logrado superar su adicción.