neurosis-sintomas-y-tratamientos-ivane

Neurosis: Síntomas y Tratamiento

Índice de contenidos

¿Qué es la Neurosis?

La neurosis o neuroticismo, también conocida como inestabilidad emocional es un rasgo psicológico que define parte de la personalidad, de las características psíquicas de una persona.

Tiene una evolución crónica o recurrente, que no produce una pérdida de contacto con la realidad como las psicosis y que se manifiesta principalmente por la presencia de angustia o ansiedad.

La neurosis no es una enfermedad en el sentido biológico o neurológico del término. Es un concepto psiquiátrico que hace referencia a un problema específico del ser humano.

Un dilema de cariz existencial que se vincula al hecho de cómo nos relacionamos con nosotros mismos y de cómo afrontamos la vida siendo conscientes de nuestras limitaciones y de nuestra propia muerte.

Ser neurótico suele implicar un estado emocional negativo durante largos periodos de tiempo que, además, pueden agravarse con otros problemas como la ansiedad, los sentimientos de culpa, la depresión, la ira o, incluso, la envidia. 

La neurosis es un trastorno psicológico que hace sufrir a quienes lo padecen, pero es una condición relativamente manejable. Siempre se mantiene el contacto con la realidad, no existe despersonalización.

¿Cuáles son los tipos de neurosis?

Los tipos de neurosis son:

  • Neurosis de angustia física. Mareos, vómitos, diarrea, taquicardia, ahogos, zumbido, sudoración, pesimismo, sensación de amenaza.
  • Neurosis fóbica. Ataques de angustia y fobias irracionales.
  • Neurosis obsesiva-compulsiva. Lucha constante contra pensamientos, imágenes y palabras que aparecen en contra de la voluntad.

Otros:

  • Neurosis depresiva. Depresión o tristeza exagerada, pérdida de autoestima.
  • Neurosis histérica. Convulsiva o Disociativa.
  • Neurosis de despersonalización. Sentimientos (haciendo hincapié en la palabra sentimientos) de irrealidad hacia sí mismo y el entorno.
  • Neurosis hipocondríaca. Preocupaciones por las funciones orgánicas y el padecimiento de enfermedades.

Síntomas de una persona que padece de Neurosis

Existen algunas señales y varios síntomas con los que podemos identificar a una persona con propensión a la neurosis. 

Por ejemplo: Las personas neuróticas son especialmente vulnerables ante los cambios, padecen más estrés y son menos capaces de enfrentarse a las situaciones estresantes.

Suelen tener reacciones excesivamente intensas a las críticas por parte de los demás. Perciben la realidad más negativa de lo que realmente es, y se desesperan con facilidad ante pequeñas frustraciones que, en ojos de los demás, no revisten mucha importancia.

Una personalidad neurótica implica tener pocos recursos para afrontar el estrés. Tanto es así que las personas con neurosis suelen ver las situaciones cotidianas mucho peores de lo que realmente son. 

De este modo la neurosis implica sentirse de la siguiente forma constantemente: 

  • Tristeza continua.
  • Sufrimiento emocional frecuente.
  • Falta de interés por hacer cosas que diviertan o reporten placer.
  • Intolerancia a los demás.
  • Irritabilidad y “explosiones” en las conversaciones con otras personas.
  • Sudoración excesiva de las manos.
  • Ansiedad.
  • Problemas de relación interpersonal.
  • Tendencia a la timidez.
  • Sentimientos de angustia y culpa.
  • Incapacidad para tomar decisiones adecuadas.
  • Excesivas preocupaciones sin causa aparente.
  • Desarrollo de conductas rituales o repetitivas tipo trastorno obsesivo-compulsivo.
  • Orden excesivo.
  • Descanso irregular o insomnio.
  • Dolor de cabeza.
  • Voluntad débil.
  • Pérdida de las ganas de trabajar o dificultad para ir a trabajar o salir de casa.
  • Preocupación excesiva.

¿Cuáles son las consecuencias de las neurosis?

Dependiendo de los síntomas que presente el paciente, es decir, del tipo de neurosis que padezca, las consecuencias son distintas. La mayoría incluye problemas físicos de salud, ya que supone la somatización de trastornos digestivos e intestinales, vértigo, mareos, aceleración del ritmo cardíaco, temblores, náuseas, etc. 

Pero hay otras consecuencias:

  • Problemas para relacionarse con los demás.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Rendimiento escolar o laboral bajo.
  • Insomnio.
  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Problemas para salir de casa.

¿Quiénes son más propensos a padecer de Neurosis?

Morderse las uñas, arrancarse el cabello, dolor de cabeza, angustia, desesperación, insomnio y hasta intentos de suicidio, son algunas de las manifestaciones de la neurosis.

La enfermedad afecta tanto a mujeres como a hombres, desde niños hasta adultos, sin importar su nivel socio económico o cultural.

Diagnóstico y tratamiento

Para realizar el diagnóstico de este tipo de afecciones es fundamental tomar en cuenta la historia de vida del sujeto con la finalidad de localizar las causas de origen de su patrón de lectura desenfocado y así poder establecer un tratamiento que tenga en cuenta su singularidad y su historia.

El psiquiatra o el psicólogo puede establecer el diagnóstico de neurosis en base a la entrevista con el paciente en la que se prestará especial atención a la historia vital del paciente.

El tratamiento de base de la neurosis es psicológico, pero, según su nivel de gravedad, puede ser necesario un tratamiento combinado de psicoterapia y tratamiento farmacológico.

La psicoterapia está dirigida a cambiar las cogniciones equivocadas y la interpretación desenfocada que el sujeto ha construido sobre sí mismo.

PROTEGEMOS LA SALUD MENTAL DE LOS TUYOS DESDE HACE 9 AÑOS

SESIONES PRESENCIALES Y TAMBIÉN ONLINE

El tratamiento farmacológico tiene el objetivo de controlar de los síntomas agudos, cuando estos sobrepasan el umbral de sufrimiento personal, así mismo funciona como corta fuegos, ya que los síntomas agudos actúan como potenciadores de las interpretaciones neuróticas. 

La neurosis nos ayuda a recordar que el tratamiento del malestar emocional no debe dirigirse solamente a la supresión de los síntomas agudos, sino que debe tener en cuenta la estructura de personalidad que es la causa de éstos.

La psicoterapia ayuda a recuperar el equilibrio emocional y a reducir la incidencia de muchos de los síntomas descritos anteriormente, si bien por sí misma no suele hacer que los síntomas desaparezcan de por vida. 

Acudir a un especialista en estos casos puede ayudar a la persona neurótica a mejorar en muchos aspectos de su interacción social y a encontrar un sentido de bienestar emocional.

Por otro lado, las alteraciones de tipo emocional propias de lo que clásicamente se ha conocido como neurosis pueden ser tan pronunciadas que es necesario combinar la intervención psicológica con tratamientos farmacológicos. 

Esto es especialmente relevante en los casos en los que los síntomas se encuentran exacerbados. 

En cualquier caso, el tratamiento de la neurosis basado en fármacos sirve para mitigar algunos síntomas de manera transitoria, ya que se debe trabajar la base y causa del problema a través de psicoterapia para que el efecto sea duradero. 

Aquí algunos consejos para tener en cuenta:

Al manejar la ansiedad y el estrés, las personas pueden frenar todos los síntomas relacionados con la neurosis. Por lo tanto, te recomendamos los siguientes consejos: 

  • Realiza ejercicio de manera regular: 

Las personas que tienen el hábito de realizar ejercicio de manera constante pueden controlar mejor  los síntomas relacionados con un mal manejo de la ansiedad y el estrés. 

  • Hablar sobre los problemas: 

Si eres una persona neurótica es muy recomendable que en vez de guardarte los problemas para ti los compartas junto a una persona de confianza. 

  • Duerme lo suficiente:

La falta de sueño puede empeorar tanto la ansiedad como el estrés. Por lo tanto, si eres un neurótico o neurótica será recomendable no saltarse los horarios de sueño. 

  • Reduce el consumo de alcohol y cafeína: 

Estas dos bebidas pueden empeorar tanto la percepción de la ansiedad como el estrés. En su lugar puedes cambiar este hábito por beber más agua. 

  • Dieta equilibrada: 

Una dieta rica en nutrientes y equilibrada te puede ayudar a manejar mejor el estrés y la ansiedad. 

  • Replantea tus pensamientos: 

No siempre es fácil, pero intenta reemplazar tus pensamientos negativos por otros más positivos. 

  • Escribe: 

Intenta hacer un seguimiento sobre aquello que desencadena tu ansiedad y luego busca patrones. Así podrás aprender formas de manejarlo mejor la próxima vez.

Todo lo positivo suma, aquí algunos remedios naturales para ayudar contra la neurosis.

  • Higiene mental:

Elimine de su mente todo tipo de pensamientos y recuerdos que hayan causado malestar y frustración a lo largo del día. 

La aceptación de los hechos es el primer paso para la readaptación. Repita lo siguiente: “Yo acepto los hechos tal como son y decreto que después de esta experiencia las cosas irán mejor”.

Compártelo en las redes

Deja un comentario

Últimas entradas

oniomnia-ivane-salud-blog

La Oniomanía: Obsesión por comprar compulsivamente

adiccion-bebidas-energeticas-ivane-salud

Consecuencias de la adicción de los menores a las bebidas energéticas

Cleptomanía: la enfermedad de robar. IVANE SALUD Blog

Cleptomanía: La enfermedad de robar

También te puede interesar...

Abrir chat
Hola ¿En qué te podemos ayudar?
Whatsapp Ivane Salud
Hola 👋
¿En qué te podemos ayudar?