Mindfulness es un término en inglés que se utiliza para denominar a un método y movimiento terapéutico que en español ha sido traducido como “Atención Plena” o “Presencia Mental”. Seguramente hayas oído hablar de esta técnica y crees que se trata de un invento moderno y reciente, pero lo cierto es que este método procede del budismo Zen y su práctica se prolonga a más de 2500 años atrás.

En la actualidad la disciplina conocida como “psicología científica” se encuentra investigando y estudiando a fondo la técnica de mindfulness, buscando incorporarla de manera definitiva a una de las tantas posibles psicoterapias a las que cualquier persona puede acceder.  En el artículo de hoy te contamos todo lo que sabemos sobre este método de atención plena y qué tipo de ventajas puede aportar a tu vida.

Practicando mindfulness, sus ventajas

El mindfulness data de muchos años atrás y es una práctica muy frecuente en la cultura oriental, sobre todo en aquellos devotos al budismo. Lo cierto es que además de ser una técnica que hoy en día se destina a la psicoterapia, su utilidad va mucho más allá: mindfulness es un modo de vida, un modo de relacionarse y de actuar en el mundo, además de lograr enfrentarnos a situaciones y emociones personales de una manera más eficiente.

El Mindfulness

El mindfulness o atención plena se basa en ciertos preceptos que debemos conocer antes de adentrarnos en esta intensa práctica. Se trata de tres pilares fundamentales que no pueden faltar en la contemplación de este método: prestar atención con intencionalidad, siempre mirar el momento presente y prestar atención sin juzgar a otros ni a nosotros mismos.

Muchos de ustedes se estarán preguntando qué tipo de ventajas o beneficios aporta a quien decide practicarlo. Veamos a continuación que cosas positivas podemos esperar de ella:

• El sistema inmunológico se ve muy beneficiado por la práctica del mindfulness en pocas semanas desde que se comenzó con el entrenamiento, por lo que el organismo recibe todo tipo de ventajas.

• Según diversos estudios e investigaciones, esta técnica aumenta la cantidad de emociones positivas y reduce aquellas que no lo son tanto, por lo que se vuelve una excelente manera de combatir no solo el estrés y la ansiedad, sino también la depresión que aqueja a tantas personas hoy en día.
• El mindfulness es ideal para aumentar la concentración y mejorar las condiciones de nuestra memoria, además de que nos entrena para evitar distracciones.
• Fomenta la empatía y el altruismo, nuevamente basándonos en diversas investigaciones para hacer esta afirmación, y cultiva todo tipo de buenos sentimientos como la compasión tanto propia como a terceros. Además, se logra regular las emociones lo que hace que la persona se sienta mucho más resuelta y entera. Como consecuencia de todo esto, la autoestima se ve muy beneficiada.