megarexia obesidad no reconocida

Megarexia o la obesidad no reconocida

La megarexia es un trastorno alimentario, que impide a las personas valorar correctamente su percepción corporal. Estos son un tipo de distorsión cognitiva que afectan a muchas personas a nivel mundial, los cuales pueden presentarse de diferentes formas.

Dentro de los trastornos alimentarios se encuentran la bulimia, anorexia, ortorexia y megarexia, siendo esta última la menos conocida entre todas, pero no menos importante.

El término de megarexia fue descubierto por el Dr. Jaime Burgos, en 1992. El término no ha sido recopilado en los manuales diagnósticos como una enfermedad mental en sí misma, sin embargo, los nutricionistas apoyan su existencia.

¿Qué es la enfermedad de la megarexia?

La megarexia, también conocido como fatorexia, es un trastorno del tipo alimentario que causa en la persona que la padece una distorsión en cuanto a su propia percepción corporal.

En la megarexia, las personas perciben su peso como “normal o saludable” cuando la realidad no es así. Y algo a tener presente es que es una enfermedad con un curso crónico, progresivo con resultados graves.

El nombre “megarexia” fue mencionado por primera vez por el nutricionista español Jaime Brugos, quien lo definió como un trastorno alimenticio en el que el individuo padece de obesidad, pero no percibe en sí mismo este aumento de peso.

La megarexia afecta más a los hombres

Este trastorno afecta en mayor medida a hombres que a las mujeres, y su mayor incidencia es observable desde los 45 años, lo cual se encuentra relacionado a la vida sedentaria que puedan llevar algunas personas.

La obesidad y el sobrepeso son una de las enfermedades que afecta en gran medida al ser humano, en la era de la comida basura y con el mantenimiento de una vida sedentaria, aumentan las probabilidades de que alguien padezca sobrepeso.

Este trastorno alimentario se caracteriza además por el alto consumo de alimentos calóricos y poco saludables como consecuencia de la percepción que tiene el individuo de sí mismo.

Que una persona tenga sobrepeso u obesidad y no pueda percibir la realidad de la condición de salud o estado físico en el que se encuentra, es parte de este trastorno conocido como megarexia.

Causas de la megarexia

La obesidad es un fenómeno que afecta a más de 500 millones de personas a nivel mundial, y es muy posible que muchos de los individuos con sobrepeso sean megaréxicos que no han sido diagnosticados.

Las causas de la megarexia tienen su origen en varios aspectos, en ella se encuentran involucrados factores genéticos, ambientales, la educación familiar y un origen psicológico.

Muchos individuos que tienen dificultades para regular su ingesta de alimentos son mucho más propensos a desarrollar adicción al consumo de comidas altas en calorías.

Por otra parte, la familia, la educación y la cultura tienen la capacidad de influir en el desarrollo de la megarexia. Algunas culturas tienen la creencia de que el peso es sinónimo de salud, esto conlleva al consumo excesivo de comida.

Algunos desordenes psicológicos y alteraciones de la personalidad influyen en esta afección, aunado a eso, las inadecuadas gestiones de los problemas promueven mecanismos patológicos de negación.

La megarexia tiene un origen principalmente psicológico que afecta la forma en la que la persona se percibe a sí misma. El individuo tiene la ideología de, “no estoy gordo, soy fuerte” lo cual sucede con mayor frecuencia en hombres.

Esto puede ser muy controvertido, debido a que la enfermedad se comporta como un trastorno que aún no ha sido aceptado por la psicología, sin embargo, los nutricionistas abogan que el origen de esta enfermedad es principalmente psicológico.

Síntomas de la Megarexia

El principal signo es una percepción distorsionada del propio cuerpo.Un individuo con megarexia es incapaz de poder percibir la realidad de su propio cuerpo, la persona puede mirarse al espejo y sentir y ver que su condición corporal y peso son normales o incluso pueden verse más delgados de lo que realmente están.

Esto resulta en un serio problema en cuanto a las complicaciones posteriores en la salud del individuo.

Una distorsión del propio cuerpo conduce al siguiente signo de esta enfermedad: una escasa preocupación por la salud.

Al percibir sus cuerpos de una forma poco real, la persona con megarexia comienza a consumir alimentos ricos en carbohidratos y grasas, En resumidas palabras, una dieta poco saludable y con alto contenido calórico.

Por otra parte, este trastorno no afecta solo la salud física sino la psicológica, ya que, las personas megaréxicas tienden a evitar enfrentarse una realidad que pueda ocasionarles algún daño.

Un mecanismo muy curioso de evadir la realidad del trastorno es, evitar salir de compras de ropa nueva, el solo hecho de que las prendas de vestir indiquen el sobrepeso, sería un detonante de su realidad.

Además, la megarexia afecta la autoestima de la persona llegando a ocasionar una disminución por debajo de lo normal.

PROTEGEMOS LA SALUD MENTAL DE LOS TUYOS DESDE HACE 9 AÑOS

SESIONES PRESENCIALES Y TAMBIÉN ONLINE

Esta disminución de la autoestima, explicarían los hábitos autodestructivos que muchas personas son más proclives a desarrollar.

Por otra parte, personas con este trastorno tienden a evitar situaciones sociales complejas, a menudo se les dificulta expresar sus necesidades y deseos y finalmente, suelen querer agradar siempre a los demás.

Para identificar a una persona con megarexia, se consideran principalmente las siguientes señales:

  • Percepción distorsionada de la realidad (Personas que se miran mucho al espejo).
  • Malos hábitos alimenticios.
  • Peso corporal que aumenta.
  • Desarrollo de patologías metabólicas.
  • Ausencia de conciencia para buscar ayuda profesional, ya sea nutricional o psicológica.
  • Ocultan su imagen, no les gusta ser fotografiados a cuerpo entero.
  • Consideran al deporte o la actividad física como una actividad superficial e innecesaria.

Consecuencias del trastorno alimenticio

Las complicaciones de la salud del individuo por la inadecuada alimentación y el descuido de su salud producto de la megarexia, traen consigo las siguientes consecuencias:

Los malos hábitos de alimentación conducen a un aumento de probabilidades de padecer enfermedades cardiovasculares, y la esperanza de vida se ve disminuida de forma significativa.

Por otra parte, aunque la megarexia se caracteriza por el consumo excesivo de alimentos, no significa que dichos alimentos sean nutritivos.

Es por ello que se crea un efecto contraproducente, las personas aumentan de peso, pero sin embargo, los individuos con megarexia tienden a desarrollar desnutrición y anemia.

Otra de las consecuencias de este trastorno se debe al estado psicológico de la persona, una combinación de baja autoestima y las críticas sociales sobre la obesidad, aunado al desequilibrio hormonal, predisponen al individuo a desarrollar trastornos como la depresión y ansiedad.

Otras enfermedades que resultan de la megarexia son:

  • Obesidad.
  • Enfermedades articulares.
  • Síndrome metabólico.
  • Apnea.
  • Gota.
  • Diabetes mellitus.
  • Cáncer.
  • Enfermedades cerebrovasculares.
  • Infarto al miocardio.
  • Gastritis.
  • Desnutrición.
  • Hipertensión arterial.
  • Dislipemias.

La megarexia al no ser un trastorno muy conocido, y al no permitir que el individuo se dé cuenta de su propia realidad, hace que sea difícil controlar y tratar esta enfermedad.

¿Cómo se puede prevenir la megarexia?

Prevenir el trastorno de la megarexia requiere que se involucren diferentes áreas y personas para poder atacar el problema desde su raíz.

En primer lugar, los profesionales recomiendan que la mejor solución es la de evitar que se produzca la enfermedad.

En segunda medida, es indispensable crear conciencia en la sociedad, a nivel familiar y personal sobre la importancia del cuidado de la salud, lo cual involucra el estado físico y mental.

A nivel cultural, la forma de prevenirlo es educando a las personas de que la actividad física, una buena alimentación y el cuidado personal no se trata de una creencia o actitud de superficialidad.

Cada persona es dueña de su propia vida, y cada uno tiene el control sobre la misma, de manera que ser consciente de paceder esta enfermería, lograría evitar que siguieran en aumento los casos de megarexia y obesidad.

Tratamientos para combatir este trastorno

Cuando la megarexia ha llegado a la vida de una persona, es fundamental tomar acciones que permitan corregir el problema de salud.

Parte del tratamiento va orientado por dos profesionales encargados, el primero, el nutricionista quien deberá encargarse de guiar u orientar al individuo en cuanto al consumo adecuado de alimentos, es decir, establecer una dieta balanceada, de acuerdo a la situación del paciente.

Además, como parte del tratamiento de la megarexia, deben participar profesionales del área de salud mental de manera que puedan establecerse terapias y sesiones donde sea posible comprender el problema inicial.

Trabajar en la conducta, establecer metas u objetivos y conocer los detonantes forma parte importante del tratamiento de esta enfermedad.

Cuando los casos de megarexia han sobrepasado los límites y han llegado a ser casos de obesidad grave, donde la dieta no ha dado resultados y la vida se encuentra comprometida, es muy posible que parte del tratamiento se vea orientado a un seguimiento médico estrecho, e incluso precisar de un procedimiento quirúrgico.

No existen tratamientos específicos o una solución sencilla para la megarexia o la obesidad, por ello debe estar vinculados varios especialistas que puedan orientar el tratamiento de manera adecuada para cada individuo.

Un tratamiento exitoso busca lograr una estabilidad en cuanto a la salud física y mental y un cambio en los hábitos alimenticios durante el resto de la vida de la persona.

Compártelo en las redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Últimas entradas

Síndrome de Asperger

Síndrome de Asperger en las distintas etapas de la vida

Consecuencias de bulimia

Bulimia: causas, consecuencia y prevención

Famosos con adicciones no convencionales

Famosos con adicciones no convencionales

También te puede interesar...

Abrir chat
Hola ¿En qué te podemos ayudar?
Whatsapp Ivane Salud
Hola 👋
¿En qué te podemos ayudar?