Todos hemos escuchado hablar alguna vez de lo que se conoce como la “risoterapia”, aunque muchas veces sin comprender del todo de qué se trata. La risoterapia es un tratamiento complementario basado en el poder de la risa, esa acción tan especialmente humana que nos hace sentir tan bien cuando surge.

Reír no solo es sinónimo de felicidad, sino que tiene enormes beneficios para nuestra salud: estimula el sistema nervioso y se liberan las tan famosas endorfinas, actuando de manera positiva tanto en el sistema endocrino como en el inmunológico.

La risoterapia y su uso como complemento terapéutico

La risoterapia es un tratamiento alternativo que se basa especialmente en los efectos positivos que tiene la acción de la risa. Se utiliza principalmente para reducir la percepción del dolor en personas con algún tipo de enfermedad, aunque también es ideal para combatir el estrés a través de la reducción de la emisión de cortisol, mejorar el funcionamiento de los pulmones y reducir la ansiedad.

¿Quién no disfruta de una buena sesión de risas? Existen pocas cosas en la vida tan placenteras como la risa y la carcajada, y  cuenta con una serie de beneficios que vale la pena mencionar:

Alivia estrés y dolores

La risa reduce los niveles de cortisol, ese componente responsable del estrés, lo que hace que nos sintamos mejor y automáticamente aliviados si nos sentimos agobiados. Por otro lado, gracias a que moviliza a la columna vertebral, la risa es ideal para reducir los dolores y molestias de espalda.

Libera serotonina

La risa ayuda a liberar lo que se conoce como “hormona de la felicidad”, la serotonina, además de otro tipo de hormonas y enzimas como adrenalina, endorfinas y dopamina. Gracias a esto, al reír es muy frecuente sentir un bienestar físico general, y por supuesto también anímico.

Salud cardiovascular

A través de esta terapia se puede mejorar considerablemente la tensión arterial y la salud general del corazón. Además, uno de los principales motivos de los ataques al corazón son el miedo y el enojo, por lo que optar por la risa también es una forma de prevenir estos episodios.

Mejora la capacidad pulmonar

Gracias al proceso natural de la risa que genera una hiperventilación natural y un aumento de oxigeno en el organismo, se pone en funcionamiento el sistema respiratorio y esto favorece al organismo en su integridad.

Es natural

¿Qué mejor que poder ayudarnos a sanar a través de un proceso natural de nuestro propio cuerpo? Además de brindarnos enormes beneficios a nuestro organismo, es una actividad que siempre se disfruta. Si bien no siempre es fácil reírse cuando estamos sufriendo alguna dolencia o enfermedad, son evidentes sus beneficios para nuestro organismo.