La importancia de la familia en la Esquizofrenia

El papel que desempeña la familia en el curso evolutivo de la esquizofrenia es básico, y es uno de los factores más importantes en el pronóstico a corto, medio y largo plazo. En ocasiones en los inicios de la enfermedad, los distintos integrantes de la familia puedan pasar por diferentes estadios de adaptación, que pueden alternar desde la negación de la enfermedad hasta manifestar sentimientos de culpabilidad; situaciones que pueden ser no recomendables de cara a ayudar al paciente de una forma más eficaz.

La familia juega un papel crucial, y es el principal pilar sobre el cual se apoya el paciente, su anclaje con la realidad que le rodea y el sitio donde se sentirá más seguro. Las funciones a desempeñar son básicas, y deben estar fundamentadas en el sentido común; lo que proporcionaría cualquier persona a su familiar afecto, sólo que adaptado a la nueva situación que aparece tras el debut de la enfermedad.

Entre las recomendaciones que suelen darse a los familiares y pacientes estaría:

  • Tener siempre la máxima información posible. Preguntar siempre al especialista aquellos aspectos que no comprenda de la enfermedad, sobre el tratamiento farmacológico o cómo manejarse en determinadas situaciones.
  • Asegurarse de que el paciente cumplimenta de forma adecuada el tratamiento prescrito, ya que no tomar el tratamiento es uno de los factores que más influyen en la posible recaída.
  • Aprender a conocer y visualizar cuales son los síntomas iniciales de alarma y recaída. Así se podrá actuar de una forma precoz y más eficaz lo que influirá en el pronóstico.
  • Evitar el consumo de sustancias tóxicas, así como el abuso de psicofármacos.
  • Comunicarse de forma clara y sencilla con el paciente, sin mostrarse ambiguos o con frases que puedan malinterpretarse.
  • El silencio suele ser culpabilizador. Hablar de la enfermedad con gente conocida, no ocultarlo a familiares o amigos.
  • Evitar el aislamiento de la familia. Puede ser útil acudir a reuniones de agrupaciones o asociaciones de familiares de pacientes.
  • El paciente puede tener la necesidad de aislarse en ocasiones. Si se le estimula en exceso puede agobiarse y ser contraproducente.
  • Establecer siempre unas expectativas realizas y factibles para el paciente, en función de la fase de la enfermedad. No se puede pedir más de lo que pueda dar según cada momento.
  • Evitar la sobreprotección. Cuanto menos le dejemos hacer más limitaremos su capacidad.
  • Evitar la confrontación con el paciente, apoyándose siempre en que siguen directrices por parte del especialista.
  • Intentar prevenir situaciones de riesgo, definiendo de forma clara cuales son los límites de las conductas inapropiadas del paciente en relación con su familia y de cómo intentar resolverlas.
  • Hablar con el paciente, ver si tiene alguna preocupación o si esta angustiado por algo.
  • Intentar mantener el bienestar de la familia, si esta está agotada le será muy difícil poder mantener la calma o actuar de forma adecuada.

Dr. Miguel Ángel Harto. Psiquiatra de IVANE SALUD.

Jose Maria Marco. Psicólogo de IVANE SALUD.

Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria en Vithas Hospital Nisa Valencia al Mar.

Clínica de Desintoxicación y Patología Dual en Vithas Hospital Nisa Aguas Vivas.