La escritura como herramienta terapéutica para afrontar problemas.

La escritura terapéutica, emocional o expresiva es una técnica utilizada a lo largo de los años en Psicología. En los años 60 el psicólogo estadounidense Ira Progoff estableció el Método de Diario Intensivo, el cual consistía en anotar diariamente aspectos sobre la vida, tales como relaciones personales, trabajo, intereses o sueños. A partir de esta fecha, la escritura como herramienta terapéutica fue popularizándose hasta llegar a nuestros días.

Posteriormente, se han realizado varias investigaciones que confirman que escribir acerca de las emociones resulta beneficioso y una buena estrategia para afrontar los problemas, como corrobora un estudio realizado por una de las universidades de Dallas (Estados Unidos). Se observó que en personas que se habían quedado sin empleo y escribían acerca de sus emociones, se recuperaban antes de su malestar que el resto de las personas que se quedaron sin trabajo. Estas personas que habían relatado lo ocurrido, habían encontrado un nuevo empleo con un menor tiempo que las personas que no habían realizado la escritura.

Inicialmente al escribir lo que uno siente aparecen cierto malestar y tristeza que van desapareciendo a medida que se avanza en el texto, al igual que los pensamientos indeseados y recurrentes.  Al escribir sobre las experiencias propias, se integra el suceso traumático y se da sentido a lo vivido. A la vez que se asimila la experiencia, se desprende la negatividad y se logra adquirir una nueva perspectiva más racional y objetiva, favoreciendo la resiliencia de la persona. Se recomienda escribir 20 minutos durante cinco días sobre el evento que está causando malestar.

En otros estudios realizados por la Universidad de Austin, en Estados Unidos, se ha encontrado que la escritura puede ayudar a mejorar el estado de ánimo, reducir el estrés y elevar la autoestima. Las personas que escribían sus dificultades se sentían más felices, dormían mejor y obtenían mejores calificaciones en sus estudios. En general, las personas que utilizan esta técnica presentaban mejoras significativas en su salud, tanto fisiológica como psicológicamente.

Aspectos para tener en cuenta al realizar la escritura terapéutica

A continuación, aparecen cinco principios para tener en cuenta a la hora de realizar una escritura que aporte mayores beneficios:

  • Escribir las situaciones negativas que no se comparten con los demás.
  • Identificar las emociones experimentadas, tanto las agradables como las desagradables.
  • Construir una historia coherente incluyendo que es lo que afecta.
  • Relatar el suceso desde diferentes perspectivas.
  • Escribir sinceramente sin inhibir pensamientos o sentimientos.

La escritura es una de las formas más poderosas que existe en terapia, ya que permite la expresión emocional y ayuda a mejorar el estado de ánimo. Es un método sencillo y accesible para todas las personas que presenta grandes beneficios para la salud.

Comencé a escribir para vivir y ahora escribo para no morir.

Carlos Fuentes, escritor mexicano.

Clara Díez. Psicóloga de IVANE SALUD.

Dra. Elisa Ibáñez. Psiquiatra de IVANE SALUD.

Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria en Vithas Hospital Nisa Valencia al Mar.

Clínica de Desintoxicación y Patología Dual en Vithas Hospital Nisa Aguas Vivas.