Un estudio del Hospital Sant Pau, el Idibell y la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) ha demostrado que las personas consumidoras de cocaína tienen alteraciones en la función cerebral que pueden derivar en una modificación de ciertas estructuras cerebrales respecto a personas sanas. El trabajo, que publica Addiction Biology, demuestra que el cerebro de los consumidores de cocaína no detectan correctamente las consecuencias adversas del propio comportamiento.

Este detalle resulta muy importante para poder entender por qué muchos consumidores abusivos de cocaína son incapaces de frenar el consumo a pesar de las consecuencias problemáticas que les producen. Según el resultado de este estudio, estas personas no serían capaces de apreciar de forma adecuada y fiable los efectos negativos que les está causando la adicción, o incluso como éstas repercusiones negativas no les resultarían llamativas en relación al efecto de daño percibido.

Si bien, el abuso de cualquier sustancia suele estar relacionado con la negación de los problemas o de la gravedad de los mismos, en esta investigación se ha llegado a comprobar la existencia de una alteración fisiológica en las estructuras del cerebro relacionadas con la capacidad de apreciar las consecuencias adversas de los propios actos.

El consumo de cocaína tiene asociados unos efectos de progresión rápida del consumo que han sido muy estudiados, y que se relacionan además con problemas en la atribución de prioridades, toma de decisiones, comportamiento racional y autocontrol. El deterioro de estas funciones en las personas con adicción a la cocaína provoca un aumento muy rápido en la frecuencia e intensidad del consumo y un empeoramiento de dichas consecuencias.

Este tipo de estudios ofrecen una lectura que ayuda a la mejoría sostenida de la persona con problema de adicción: si profesionales, familiares y el paciente trabajan y cooperan en desarrollar una mejor percepción de las consecuencias de los propios actos (más allá de los efectos directos o inmediatos), estaremos sentando unas bases que hagan que la recuperación sea más sólida a largo plazo.

Contacto: IVANE
Twitter: @IVANEadicciones
Facebook: IVANE