La cibofobia, el miedo patológico a comer

La cibofobia es un trastorno de ansiedad que provoca un miedo irracional a comer o a los alimentos en sí mismos. A nivel emocional genera un gran malestar a la persona que lo padece; con la presencia de ideas irracionales sobre la comida, pérdida de concentración, desorientación y preocupación extrema. También se acompaña de sintomatología física como taquicardia, opresión en el pecho, sudoración excesiva, mareos, temblores o escalofríos.

Pese a que en ciertos casos puede estar relacionado a los trastornos de la conducta alimentaria o TCA (bulimia, anorexia, etc), es importante aclarar que, en el caso de la cibofobia, su característica principal es el deseo de evitar el estímulo que genera el malestar, la apariencia física que aparece en los TCA no sería un síntoma predominante.

Consecuencias de la cibofobia

En algunas ocasiones, la cibofobia se debe a la consecuencia de previas molestias o dolores gástricos. Tras experimentar náuseas, dolor abdominal o vómitos en reiteradas ocasiones, la ingesta queda asociada a ese padecimiento lo que conlleva temor y rechazo a tomar alimentos. Como resultado se adoptan ciertas conductas que resultan perjudiciales pudiendo llegar a provocar graves problemas de salud a la persona que la sufre, entre las más prevalentes encontramos las siguientes:

  • Evitar el consumo de ciertos alimentos fundamentales para adquirir los nutrientes necesarios para mantener una dieta equilibrada.
  • Evitar platos que han sido cocinados por otras personas, por desconocer el origen de los ingredientes y de su preparación.
  • Obsesión excesiva con respecto a cómo se cocinan los alimentos o a las fechas de caducidad de los artículos comestibles.
  • El miedo ante un posible atragantamiento hace que se recurra a triturar la mayoría de los alimentos.
  • Se Restringe lo que se comen y bebe hasta el punto de presentar deficiencias nutricionales y problemas de salud.

Por ello, la cibofobia puede llegar a ser muy incapacitante para la persona que la padece, y pese a que en muchos casos muestran conciencia de enfermedad, se tiene la sensación de no poder controlar la situación. En estos casos se recomienda recurrir a profesionales de la salud que ayuden a desarrollar estrategias que les permitan hacer frente a la situación de estrés que le generan los alimentos y así poder superarla.

Marta Escobedo. Psicóloga de IVANE SALUD.

Dra. Charo Genovés. Psiquiatra de IVANE SALUD.

Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria en Hospital Vithas Valencia al Mar.

Clínica de Desintoxicación y Patología Dual en Hospital Vithas Aguas Vivas.