Hipocondría: el poder de una enfermedad que imaginamos

La hipocondría es un trastorno que lleva a quien lo padece a creer de forma constante y totalmente infundada que padece de algún tipo de enfermedad grave. A grandes rasgos, la hipocondría es en realidad la actitud que la persona toma frente a las enfermedades en general. Se vuelven personas obsesivas creyendo que cualquier conducta puede llevarles a contraer de manera segura una dolencia o enfermedad.
En cuanto a la característica más prominente en cuanto a pacientes con hipocondría, sin duda debemos destacar el miedo irracional y la preocupación por padecer una enfermedad grave a través de una incorrecta interpretación de sensaciones corporales que pudieran aparecer en el organismo. Por ejemplo, ante una mínima taquicardia o aumento del ritmo cardíaco los hipocondríacos suelen creer que sufren de una insuficiencia del corazón. Este tipo de pacientes suelen seguir con su convicción de sufrir de una grave dolencia aún después de que el doctor haya despejado esta preocupación e incluso pueden provocarse problemas físicos reales con sus obsesiones y pensamientos negativos.

Sus factores fundamentales

Este trastorno compulsivo afecta a mucha gente hoy en día, por lo que debe ser tomado como una enfermedad psicológica importante y actuar en consecuencia para aliviar a quien lo sufre. Existen algunos componentes esenciales que podemos encontrar en las personas que padecen de hipocondría. Se dividen en tres grupos diferentes dependiendo del aspecto que abarquen, veamos un poco más a continuación:

Aspectos cognitivos

• El hipocondríaco suele presentar una gran preocupación por la integridad de su organismo y cree padecer diversas enfermedades.
• Quienes padecen de este trastorno suelen volverse muy obsesivos de sus funciones fisiológicas y suelen observarlas en exceso, creyendo que cualquier cosa que pudiera ser natural para otros se transforme en el origen o síntoma de una enfermedad para ellos.
• Suelen centrarse siempre en las consecuencias negativas de todo lo que les pasa en cuanto a su salud.

Aspectos fisiológicos y emocionales

• Los hipocondríacos sufren de trastornos de ansiedad y pueden llegar a sufrir otras enfermedades físicas reales por causa de su estrés y obsesiones negativas imaginarias.
• Tienen cambios muy bruscos de ánimo y de humor.
• Sufren de un temor infundado y muy excesivo sobre su salud y sobre cualquier pequeña dolencia que pudieran sufrir.

Aspectos de conducta

• Es muy común que como consecuencia de su trastorno los hipocondríacos solo hablen de su salud, sus dolencias y los síntomas que creen presentar. Incluso pueden llegar a hacer contacto con extraños y hablar de este tema sin tapujos.
• El hipocondríaco utilizará cualquier fuente existente para buscar información sobre las distintas enfermedades que existen y que él cree tener: internet, libros, enciclopedia, fuentes personales.
• Las visitas a médicos y especialistas serán muy frecuentes, en virtud de su obsesión. Como consecuencia de la poca confianza en la palabra del médico, la relación entre paciente y doctor se verá muy deteriorada a medida que pase el tiempo.
• El hipocondríaco deja de lado otras actividades, sobre todo aquellas que tienen que ver con la salud y el ejercicio. Incluso muchos pierden de vista sus responsabilidades laborales y pueden llegar a verse perjudicados económicamente como consecuencia de su trastorno.