Según la Sociedad Española de Reumatología (SER), se calcula que entre el 2% y el 4% de la población española padece esta enfermedad, siendo un porcentaje del 90% mujeres

La fibromialgia es una enfermedad reumatológica caracterizada por producir un dolor generalizado en el sistema musculoesquelético y un cansancio persistente. Existe síntomas como la fatiga, la depresión o colon irritable relacionados. En comparación con el resto de la población, las personas con fibromialgia presentan una tasa mayor de dificultades en su estado de ánimo. De los pacientes diagnosticados de fibromialgia, un 68% presenta o ha presentado en algún momento depresión.

Según la Sociedad Española de Reumatología (SER), se calcula que entre el 2% y el 4% de la población española padece esta enfermedad, siendo un porcentaje del 90% mujeres.

En algunos estudios se considera que las personas que padecen esta enfermedad la sufren como consecuencia de la depresión.

Los síntomas depresivos pueden aparecer por diferentes motivos. Existe una fase de incomprensión o vacío, en la que ninguna persona entiende lo que le esta ocurriendo. En algunos casos pasa un largo periodo de tiempo hasta que se consigue un diagnóstico exacto de lo que ocurre, ya que las personas del entorno pueden llegar a considerar que la enfermedad es imaginaria. Aparecen dificultades diarias relacionados con la sintomatología de la enfermedad. También es posible que aparezcan crisis de angustia, junto con miedo o frustración.

Sintomatología en la fibromialgia

Aparecen una serie de síntomas que varían en intensidad y presencia en función de cada persona:

  • Sintomatología afectiva. Aparecen una tristeza patológica y un humor depresivo. Aparecen sentimientos negativos y desagradables, difícilmente expresables. También aparecen disforia, anhedonia, ansiedad, angustia o apatía.
  • Síntomas cognitivos. Aparece un enlentecimiento en el pensamiento, el cual es pesimista y con preocupaciones excesivas y desagradables. Aparecen sentimientos de inutilidad, baja autoestima y desesperanza.
  • Sintomatología somática. Suele aparecer frecuentemente.

Tratamiento de la fibromialgia y la depresión

Cuando la persona ya ha obtenido un diagnostico claro de lo que le ocurre, es necesario la intervención de un equipo multidisciplinar, contemplando la parte física y la emocional. Aunque es importante la farmacología y acudir a otros profesionales de la salud, también es conveniente acudir a un psicoterapeuta para tratar la sintomatología afectiva. El profesional ha de actuar con empatía hacia la persona, ayudando a que tenga una mejor calidad de vida y que funcione mejor en su vida cotidiana.

Clara Díez. Psiquiatra de IVANE SALUD.

Dra. Charo Genovés. Psiquiatra y directora terapéutica de IVANE SALUD.

Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria en Vithas Hospital Nisa Valencia al Mar.

Clínica de Desintoxicación y Patología Dual en Vithas Hospital Nisa Aguas Vivas.