Esquizofrenia infantil: Causas y consecuencias - IVANE SALUD BLOG

Esquizofrenia infantil: Causas y consecuencias

Índice de contenidos

Definición de Esquizofrenia

Antes de ahondar en la esquizofrenia infantil, cabe definir qué es la esquizofrenia. La esquizofrenia es una enfermedad médica que puede causar pensamientos y sentimientos extraños, así como un comportamiento poco habitual. Es una enfermedad mental grave. Se trata de un desorden cerebral que deteriora la capacidad de las personas en muy diversos aspectos psicológicos como el pensamiento, la percepción, las emociones o la voluntad.

Precisamente por el deterioro que produce, y porque se observó que se iniciaba en edades muy tempranas, se la denominó “demencia precoz” durante un tiempo.

Luego se sustituyó esta denominación por la de Esquizofrenia, como la llamamos actualmente, y que etimológicamente significa “mente escindida”. Con este término, se quería subrayar las alteraciones en el pensamiento que presentan estos pacientes.

La esquizofrenia es una enfermedad que presenta muchos y variados síntomas, pero ninguno es específico de ella, sino que también pueden estar presentes en otros trastornos mentales.

Además, los síntomas en su mayor parte son subjetivos, es decir, sólo el paciente los experimenta, con lo cual no pueden ser comprobados.

Esquizofrenia Infantil

La Esquizofrenia generalmente se diagnostica entre los últimos años de la adolescencia y alrededor de los 30 años.

Cuando se diagnostica a los adolescentes antes de los 18 años, se denomina Esquizofrenia de inicio temprano.

Los niños menores de 13 años también pueden desarrollar Esquizofrenia, conocida como Esquizofrenia de inicio en la infancia, pero esto es muy poco común.

La Esquizofrenia tiende a aparecer antes en los hombres que en las mujeres. En el caso de los hombres, suele ser entre los 18 y los 25 años y en las mujeres, entre los 25 y los 35 años.

La Esquizofrenia infantil es un trastorno mental poco común, pero grave en la que los niños y adolescentes interpretan la realidad de manera anormal.

La Esquizofrenia implica una variedad de problemas con respecto al pensamiento (cognitivo), al comportamiento o a las emociones. Puede provocar una combinación de alucinaciones, ideas delirantes y trastornos graves en el pensamiento y el comportamiento que afecta la capacidad de tu hijo de vivir normalmente.

La Esquizofrenia infantil es básicamente lo mismo que la Esquizofrenia en los adultos, con la diferencia de que comienza a una edad más temprana, generalmente, en la adolescencia, y tiene una gran repercusión en el comportamiento y desarrollo del niño.

En la Esquizofrenia infantil, la edad temprana de la aparición de la enfermedad implica desafíos especiales con respecto al diagnóstico, el tratamiento, la educación y el desarrollo emocional y social.

Señales de la Esquizofrenia Infantil

  • Ver cosas y oír voces que no son reales (alucinaciones).
  • Comportamiento y/o lenguaje extraño o excéntrico.
  • Ideas y pensamientos poco usuales y raros.
  • Confusión en la forma de pensar.
  • Humor cambiante en extremo.
  • Ideas de que «lo están persiguiendo» o están hablando de él.
  • Comportarse como un niño menor.
  • Ansiedad severa, miedo y temor.
  • Confusión de la televisión y los sueños con la realidad.
  • Problemas haciendo y reteniendo amistades.
  • Retiro y aumento en aislamiento.
  • Disminución en la higiene personal.

Causas de la Esquizofrenia Infantil

Como mencionamos anteriormente, aunque es poco habitual, la Esquizofrenia infantil existe. Se trata de un trastorno mental grave en el que niños y niñas no son capaces de interpretar la realidad de forma normal.

La enfermedad actúa de igual manera que en los pacientes adultos, produciendo alteraciones y daño a nivel cerebral. Este debut precoz de la enfermedad va a afectar a los procesos cognitivos que se reflejarán en el comportamiento y las emociones.  Si el daño ocurre a edades tempranas, cuando el cerebro se está formando, las consecuencias serán más perniciosas para la vida del paciente.

Es vital detectarla lo antes posible para que el niño o niña pueda comenzar el tratamiento y mejorar su calidad de vida.

La Esquizofrenia tiene una prevalencia vital de aproximadamente el 1%. No existe un único factor causante de la enfermedad, sino que su aparición depende de varios factores: biológicos, sociales, ambientales.

En la actualidad no sabemos la causa de este trastorno. Comparte origen con la esquizofrenia en la edad adulta. Se considera, al igual que sucede con la esquizofrenia adulta, que hay varios factores determinantes:

Factores socioambientales

Situaciones de pobreza, escasa estimulación o familias con alto nivel de expresividad de las emociones.

PROTEGEMOS LA SALUD MENTAL DE LOS TUYOS DESDE HACE 9 AÑOS

SESIONES PRESENCIALES Y TAMBIÉN ONLINE

Factores genéticos

Las investigaciones genéticas parecen confirmar que la esquizofrenia es un trastorno causado por la acción conjunta de varios genes. Existe una agregación familiar.

Según estudios hechos en familias, existe un 45 % de probabilidades de ser esquizofrénico si ambos padres lo son. Y entre un 12% y un 15% si solo lo es uno de los dos progenitores.

Factores biológicos

Entre los que se incluyen: alteraciones en los neurotransmisores (dopamina, glutamato), complicaciones en el embarazo o durante el parto, posibles infecciones, traumatismos, etc.

Consecuencias de la Esquizofrenia Infantil

Si la esquizofrenia infantil no se trata, puede provocar graves problemas emocionales, de comportamiento y de salud. Las complicaciones asociadas con la esquizofrenia pueden presentarse durante la niñez o después, por ejemplo:

  • Suicidio, intentos de suicidio y pensamientos de suicidio.
  • Autolesión.
  • Trastornos de ansiedad, trastornos de pánico y trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).
  • Depresión.
  • Abuso de alcohol o de otras drogas ilícitas, incluida la nicotina.
  • Conflictos familiares.
  • Incapacidad de vivir de manera independiente, asistir a la escuela o trabajar.
  • Aislamiento social.
  • Problemas de salud y médicos.
  • Victimización.
  • Problemas legales y financieros, y falta de vivienda.
  • Comportamiento agresivo, aunque poco común.

Tratamiento de la Esquizofrenia Infantil

Si a su hijo se le diagnostica esquizofrenia, necesitará tratamiento por el resto de su vida. Un psiquiatra infantil con experiencia en el tratamiento de niños con esquizofrenia probablemente estará a cargo del cuidado de su hijo.

Seguramente también habrá otros miembros del equipo, tales como enfermeros y terapeutas.

Los tratamientos para la esquizofrenia incluyen:

Medicamentos

Los medicamentos antipsicóticos son la base del tratamiento para niños y adolescentes con esquizofrenia.

Estos medicamentos son del mismo tipo que se utilizan para los adultos con Esquizofrenia, aunque las dosis empleadas suelen ser menores. Ayudan con síntomas psicóticos tales como alucinaciones y delirios.

Como todos los medicamentos, el objetivo es mantener los síntomas de su hijo al mínimo utilizando la dosis más baja posible del medicamento.

Su médico puede tardar un tiempo en determinar qué medicamento (o combinación de medicamentos) funciona mejor y en qué dosis. Es posible que su hijo también necesite otros medicamentos, como ansiolíticos o antidepresivos.

Los antipsicóticos tienen posibles efectos secundarios y riesgos para la salud. Los efectos secundarios en niños y adolescentes pueden ser diferentes y más graves que en los adultos.

Su médico controlará los efectos secundarios de ciertos medicamentos. Ayuda llevar un registro de los efectos secundarios que observe e informe a su médico si son graves o no desaparecen.

Terapia cognitivo-conductual

La psicoterapia es otra parte fundamental del tratamiento del niño.

Un tipo de terapia que es buena para tratar la esquizofrenia es la terapia cognitivo-conductual. Puede ayudar a su hijo a sobrellevar las alucinaciones y los delirios, así como también a trabajar en los comportamientos. También le ayuda a aprender a manejar los desafíos y el estrés que puede generar la esquizofrenia.

Otros tratamientos psicosociales

Existen otros tratamientos que también pueden mejorar la vida de su hijo. Por ejemplo, la terapia familiar puede estimular la comunicación de su familia y ayudarle a aprender más sobre lo que está enfrentando su hijo.

El entrenamiento en habilidades sociales puede ayudar a su hijo a desarrollar habilidades para relacionarse y mejorar sus problemas de memoria y atención.

Compártelo en las redes

Deja un comentario

Últimas entradas

que-es-el-chemsex-ivane-salud-blog

¿Qué es el Chemsex y qué riesgos implica?

sindrome-asperger-adultos-ivane-salud

El Síndrome de Asperger en la vida laboral

oniomnia-ivane-salud-blog

La Oniomanía: Obsesión por comprar compulsivamente

También te puede interesar...

Abrir chat
Hola ¿En qué te podemos ayudar?
Whatsapp Ivane Salud
Hola 👋
¿En qué te podemos ayudar?