Embarazo y salud

Embarazo y salud: ¿Sabías que durante el embarazo y al dar a luz tu estado emocional es fundamental para la salud de tu hijo?

Durante el periodo de gestación existen muchas variables que tienen que ver con embarazo y salud que pueden afectar el feto, por ello, en nuestro artículo de hoy hablaremos sobre el estado emocional en el embarazo.

Salud mental perinatal y los problemas psicológicos que pueden aparecer durante el embarazo

El período perinatal, se refiere a la etapa que ocurre alrededor del nacimiento, bien sea antes, durante o después. Durante éste tiempo es fundamental que la madre sea capaz de mantener su mejor estado de salud, tanto físico como emocional

La Salud Mental Perinatal, abarca el periodo de embarazo, parto y lactancia en relación a los cambios psicológicos, psiquiátricos y emocionales que contribuyen en la adaptación y preparación para la maternidad. Además, durante este tiempo la persona adulta sufre transformaciones que tienen que ver con su propia identidad y el rol de una nuvea vida como madre, siendo esto extensible a cambios en la relación de pareja y el futuro apego entre los padres para con sus hijos, entre otros.

Sin embargo, en ocasiones algunos de estos cambios psicológicos en el embarazo, puede tener un marcado impacto negativo en la vida cotidiana de la futura madre, siendo necesario saber identificar si el malestar que se experimenta es un problema psicológico que necesita un asesoramiento especializado y una supervisión de tu estado emocional.

Problemas psicológicos comunes de la salud mental perinatal

Los aspectos psicológicos del embarazo, contribuyen a la adaptación de esta nueva etapa de paternidad. Sin embargo, los trastornos mentales en el embarazo son frecuentes y reconocerlos ayudará a obtener rápidamente el tratamiento oportuno.

Depresión perinatal

Se trata de un trastorno del estado de ánimo que puede aparecer durante el embarazo (depresión prenatal) o después del mismo (depresión posnatal o posparto). La depresión perinatal puede aparecer en cualquier momento del embarazo hasta 1 año tras el parto.

Estadísticamente se sabe que alrededor del 10 al 15% de las mujeres desarrollarán depresión postparto. De hecho, es el trastorno psiquiátrico más común que ocurre durante las primeras cuatro semanas tras dar a luz.

Síntomas más frecuentes en la DEPRESIÓN PERINATAL

  • Tristeza de cualidad distinta a una tristeza normal. Labilidad emocional. Tendencia al llanto sin “motivo identificable”.
  • Disforia.
  • Hostilidad, hartazgo, impaciencia o indiferencia a las necesidades del bebé.
  • Baja autoestima o falta de confianza en sí misma.
  • Sensación de vacío o embotamiento emocional.
  • Inquietud o agitación.
  • Pensamientos de inutilidad, minusvalía y culpabilidad.
  • Incapacidad para relacionarte con personas de alrededor. indiferencia hacia la pareja. Aislamiento social.
  • Sensación de irrealidad.
  • Desesperanza o desesperación.
  • Incapacidad para encontrar placer en las actividades que normalmente se disfruta (anhedonia).
  • Falta de interés en el sexo más allá de lo explicable por la nueva situación.
  • Problemas para dormir. Insomnio.
  • Problemas de concentración y atención. Fácil distraibilidad.
  • Pérdida del apetito y pérdida de peso ponderal.
  • Cansancio o anormal reducción de la energía.
  • Pensamientos sobre la muerte, suicidio, o hacerte daño a ti misma o a tu bebé.

No retrases la búsqueda de atención profesional con un psiquiatra o un psicólogo especailizado en problemas de Salud Mental Perinatal, si tú o alguien cercano atraviesa por esta situación ya que se genera un sufrimiento que puede evitarse con un tratamiento específico.

Tristeza posparto (baby blues)

BABY BLUES o TRISTEZA POSTPARTO es un término utilizado para definir la presencia de síntomas de bajo ánimo o tristeza que suele aparecer en las primeras dos semanas tras el parto.  Por norma es un sentimiento de tristeza de intensidad leve que puede venir acompañada de agotamiento físico, infelicidad y preocupación por la nueva situación de crianza.

Ansiedad perinatal

Todo episodio de ansiedad que aparece desde el embarazo hasta 1 año luego del parto se conoce como “ansiedad perinatal”. Generalmente se puede distinguir dos tipos, según el periodo en el que aparezca: durante el embarazo (ansiedad prenatal) o durante el primer año después del parto (ansiedad posnatal).

Este trastorno es muy común y está relacionado con el embarazo y salud, y  puede aparecer en conjunto con la depresión perinatal. Por norma, el inicio, bien de depresión perinatal o bien de ansiedad perinatal, conlleva en su evolución la presencia concomitante de estas dos esferas sintomáticas, por lo que a nivel clínico se suele aplicar el dicho que “son caras distintas de la misma moneda.

Alrededor del 18,2% de las mujeres experimentan síntomas de ansiedad durante el primer trimestre, 19,1% en el segundo trimestre y un 24,6% en el tercer trimestre. Al menos un 15% de las mujeres manifestaron síntomas de ansiedad durante las primeras 24 semanas luego del parto.

Síntomas mentales del TRASTORNO DE ANSIEDAD PERINATAL

  • Miedo o ansiedad capaz de interrumpir los pensamientos o interferir con las actividades diarias.
  • Ansiedad o miedo que impulsa a la mujer a vigilar al bebé constantemente.
  • Ataques de pánico. Caracterizado por arrebatos de pánico o miedo extremo o abrumadores difíciles de controlar (puede haber síntomas físicos como respiración rápida, sensación de falta de aire, nerviosismo y otros).
  • Sensación que el mundo se acelera o se hace más lento.
  • Incapacidad de dejar de estar preocupada o sensación de que sucederán “cosas malas” si no está preocupada.
  • Excesiva preocupación por las cosas que podrían suceder en el futuro.
  • Pensar demasiado en las experiencias negativas anteriores.
  • Sensación de estar desconectada del cuerpo o la mente (despersonalización). También puede aparecer como la sensación de que estuviese mirando a otra persona.
  • Incapacidad para relajarse
  • Fobias de impulsión que es el temor de la madre a hacer daño al bebe si “pierde el control”, siendo este pensamiento profundamente rechazado por la madre. La fobias de impulsión en la parturienta es de los pensamientos que mayor malestar y desasosiego provoca en la parturientas.

Síntomas físicos del TRASTORNO DE ANSIEDAD PERINATAL

  • Ardor en el estómago.
  • Sensación de hormigueo
  • Problemas para dormir.
  • Rechinar los dientes (aumenta por la noche).
  • Náuseas.
  • Alteraciones en el deseo sexual.
  • Sudoración o sofocos.
  • Dolor de espalda, de cabeza, dolor muscular, entre otros.
  • Palpitaciones (laidos cardiacos intensos, pueden volverse irregulares).

Embarazo y salud: 17Problemas de ansiedad perinatal más comunes

  • Trastorno de ansiedad generalizada (TAG): consiste en la constante sensación de ansiedad por una amplia variedad de aspectos. La sensación abarca la mayoría de los días durante períodos largos de tiempo.
  • Trastorno de pánico: se caracteriza por intensos sentimientos de ansiedad aparentemente incontrolables. Se asocia con la evitación (es decir, evitar ciertas situaciones).
  • Desorden de ansiedad social: intenso miedo a la crítica o a sentir vergüenza o humillación. Incluye situaciones cotidianas como una conversación trivial o comer en lugares públicos.
  • Trastorno de estrés postraumático: se caracteriza por el estallido de ansiedad en cualquier momento luego de 1 mes de haber experimentado eventos traumáticos, por ejemplo, violencia, agresión sexual o un parto traumático.

Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

Se trata también de un trastorno de ansiedad relacionados con el embarazo y salud, el cual consiste en continuos pensamientos y miedos obsesivos y no deseados.  Conducen a la sensación de ansiedad y a la necesidad de realizar rituales o compulsiones para obtener alivio de la ansiedad.

Ejemplos de obsesiones perinatales comunes

  • Miedo de ser el responsable de que el bebé tenga alguna enfermedad grave.
  • Pensamientos sobre lastimar a su bebé durante el embarazo o después de este.
  • Miedo a tomar decisiones equivocadas (por ejemplo, sobre el tratamiento médico o las vacunas).
  • Perturbadores pensamientos de abusar sexualmente del bebé.

Ejemplos de compulsiones comunes

  • Repasar todo lo que sucede durante el día, todos los días para estar segura de no haber lastimado al bebé.
  • Lavado excesivo o exagerado de biberones, juguetes o ropa.
  • Pedirles a las personas cercanas que se aseguren que el bebé no ha sido herido o abusado.
  • Evitar cambiarle los pañales al bebé cuando estén sucios por temor o preocupación a tocar accidentalmente al niño de forma inapropiada.
  • Intentar controlar al bebé constantemente. Por ejemplo, despertarlo cuando este se encuentra durmiendo.

Psicosis posparto

Anteriormente se llamaba “Psicosis puerperal”. Se trata de una enfermedad mental grave, pero poco frecuente. Aparece repentinamente durante los primeros días, semanas o meses luego del parto. Es considerada como una urgencia psiquiátrica, por lo que debe buscarse ayuda rápidamente una vez detectada.

La psicosis posparto puede ocurrir en 1 de cada 1000 mujeres que han dado a luz.

Aunque no se conoce completamente la causa, el riesgo a sufrir una psicosis posparto aumenta en las siguientes condiciones:

  • Antecedentes familiares de psicosis posparto (madre o hermana).
  • Diagnóstico previo de trastorno bipolar.
  • Antecedente personal de trastorno esquizoafectivo.
  • Haber sido diagnosticada con esquizofrenia u otra enfermedad psicótica.
  • Parto o embarazo traumático.

Síntomas de psicosis posparto: Embarazo y salud

Las mujeres con psicosis posparto, suelen tener síntomas de depresión o manía o una combinación de estas. Los síntomas pueden ser muy cambiantes.

  • Cambios repentinos o rápidos del estado de ánimo.
  • Ansiedad o irritabilidad.
  • Llanto o desánimo.
  • Sensación de estar “en la cima del mundo”, “como drogada”, “maníaca”.
  • Confusión severa.
  • Agitación o inquietud.
  • Pensamientos rápidamente cambiantes o sin conexión entre sí.
  • Volverse más activa, sociable o comunicativa de lo habitual.
  • Retraerse demasiado o no hablarle a la gente.
  • Problemas para dormir o no querer dormir en absoluto.
  • Pérdida de las inhibiciones.
  • Sensación temerosa o paranoica.
  • Sensación de estar en un mundo de ensueño o ilusión.
  • Consiste en pensamientos o creencias extrañas que es poco probable que sean reales. Por ejemplo, pensar que tu bebé ha sido poseído por el demonio o pensar que la gente quiere atraparte.
  • Comienzas a ver, escuchar, sentir u oler cosas que realmente no están ahí.

Además de la psicosis posparto, también puede ocurrir psicosis en el embarazo especialmente en casos donde la madre ha tenido antecedentes de enfermedad psiquiátrica. No obstante, la psicosis en el embarazo es rara.

Alejandra Gonzáles,Directora Terapéutica. Psiquiatra en IVANE SALUD.

IVANE SALUD by Zafra. Avenida Baleares 11. 46023 Valencia.
CLÍNICA ZAFRA. Calle Clariano 2. 46021 Valencia.

Compártelo en las redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Categorías
Archivos
Últimas entradas
recomendaciones para pacientes y profesionales de telepsiquiatría

Telepsiquiatría, recomendaciones para pacientes y profesionales

telemedicina salud mental

Telemedicina en salud mental

El Dr. Augusto Zafra recibe el Premio Nacional de Investigación, Ciencia e Innovación Isaac Peral

Abrir chat
Hola ¿En qué te podemos ayudar?
Whatsapp Ivane Salud
Hola 👋
¿En qué te podemos ayudar?