Bajo ese nombre tan curioso pero certero, el síndrome del acaparador compulsivo abarca a aquellas personas que se dedican a acumular objetos y que además presentan una importante incapacidad para deshacerse de los mismos por más peligrosos, inútiles o anti higiénicos puedan resultar.
Se trata de un complejo trastorno psicológico que lleva a estas personas a acumular todo tipo de elementos, incluyendo cosas extremas como basura. En el artículo de hoy les contamos todo lo que hay que saber sobre este síndrome tan curioso pero que afecta a muchísimas personas y que puede resultar agobiante.

Síndrome del acaparador compulsivo: lo que hay que observar

Como en cualquier trastorno psicológico, el síndrome del acaparador compulsivo suele tener ciertos factores o puntos de riesgo que muestran la posibilidad de que una persona esté sufriendo de esta dolencia psicológica. Entre ellos podemos mencionar los siguientes:

  • Por lo general, este síndrome comienza a hacerse evidente en la adolescencia en su etapa más temprana a partir de los 13 años. Por supuesto, va empeorando con el pasar de los años y a no ser que se busque tratamiento psicológico es muy difícil de frenar.
  • Este trastorno en especial tiene una relación bastante estrecha con la historia familiar, y si existe algún pariente cercano que lo haya tenido o que lo esté sufriendo existen posibilidades muy altas de que el sujeto también lo tenga.
  • El estrés es un disparador de esta enfermedad, de hecho en la mayoría de los casos los episodios de acumulación aparecen luego de haber vivido una situación de extremo estrés.
  • El acumulador suele ser una persona callada pero por sobre todo aislado socialmente y de pocos amigos, e incluso el aislamiento puede llegar a ser el disparador o lo que da origen a la necesidad de acumular cosas para palear la soledad.

Síntomas del síndrome de acumulador compulsivo

Como todo trastorno físico o psicológico, este síndrome de acumulación compulsiva de objetos o elementos suele tener síntomas bastante evidentes y que vale la pena conocer para poder estar al tanto y prevenidos en caso de que tengamos contacto con alguien que pudiera estar sufriéndolo.

  • La acumulación de cosas afecta no solo al comportamiento sino también a las sensaciones y emociones de las personas que padecen el síndrome.
  • El sujeto presenta una incapacidad total para deshacerse de todas las cosas acumuladas por más peligrosas o insalubres que sean.
  • El acumulador moverá los objetos guardados de un sitio a otro pero en ningún momento mostrará intención de deshacerse de ellos.
  • No pueden organizar todas las cosas que tienen acumuladas.
  • Interacciones sociales inexistentes, en muchas oportunidades esta incapacidad para socializar les dispara el síndrome de acumulación.
  • Por lo general sienten vergüenza de la situación, aunque afirman no poder controlar su conducta.
  • Compra y arrastre de objetos y elementos innecesarios, sin importar la perdida de patrimonio o si se trata de elementos peligrosos como la basura o deshechos de cualquier índole.