COVID-19: Las consultas sobre las últimas noticias y el seguimiento en las redes sociales, elevan la ansiedad

La situación actual a nivel mundial debido a la pandemia por el coronavirus (COVID-19) está suponiendo una afectación no solo política y económica sino también a nivel psicológico. El estado de alarma y la cuarentena suponen unas repercusiones a nivel psicológico difícil de conllevar; ya que se producen una serie de cambios en la rutina diaria de las personas y un aislamiento social.

Algunos de los factores que más suelen afectar a las personas que se encuentran en aislamiento son: el desconocimiento de cuánto va a durar esta situación, el temor a contagiarse, la frustración, el aburrimiento o posibles pérdidas financieras, entre otros.

La hipocondría, otro factor presente en personas propensas a asumir que están contagiadas por el COVID-19

Otro de los factores más comunes es la hipocondría. La rápida propagación del virus COVID-19 hace que algunas personas sean propensas a asumir que están contagiadas de una forma patológica. Además, existen mensajes alarmistas en las redes sociales que alimentan esta consecuencia.

Todos estos factores se añaden a la prolongación de los días de estar encerrados en casa y acaban generando estrés, difícilmente manejable en algunas personas. A continuación, aparecerá información necesaria para hacer frente a esta situación.

¿Cómo manejar el estrés?

Jo Daniels, profesora de Psicología de la Universidad de Bath en el Reino Unido, escribió un artículo en el que ofrece consejos prácticos para combatir el miedo y evitar que este se convierta en un trastorno obsesivo-compulsivo o en pánico.

Cuando una persona se siente estresada o con ansiedad, existe cierta tendencia a buscar estrategias con tal de buscar ayuda, sin embargo, acaban siendo contraproducentes. Es decir, se realizan búsquedas en Google sobre síntomas para intentar buscar una respuesta y calmarse, pero realizar esta acción acaba generando un malestar mayor.

En la situación actual de COVID-19, la profesora opina que las consultas sobre las últimas noticias y el seguimiento en las redes sociales, elevan la ansiedad. Por lo que aprender a realizar algunas estrategias es necesario para manejar dicha ansiedad y obtener un mayor bienestar psicológico ante esta situación.

Es la intolerancia a la incertidumbre lo que perpetua la ansiedad en lugar del propio miedo a la enfermedad. El ser humano necesita tener la sensación de control y cuando aparece la incertidumbre, actúa impulsivamente y con actitudes desmedidas. (Jo Daniels)

A continuación, aparecen una serie de recomendaciones que pueden ser de utilidad para afrontar algunas situaciones estresantes:

  • Reconocer las emociones. Identificar que emociones se sienten y compartirlas con personas cercanas, con tal de buscar apoyo y comprensión. Compartir alivia la tensión.
  • Buscar fuentes de información fiables. Conocer datos fiables sobre la situación, evitando información alarmista y errónea. Es necesario seleccionar y filtrar la información.
  • Evitar la sobreinformación. Permanecer conectado a todas horas no significa estar mejor informado y puede aumentar el malestar emocional. Es necesario limitar el tiempo al que se está expuesto a los medios de comunicación.
  • Realizar hábitos de higiene adecuados. Respetar las recomendaciones de higiene para prevenir un posible contagio.
  • Relaciones sociales. Mantener las relaciones con familiares y amigos mediante el uso de las nuevas tecnologías con la finalidad de apoyarse y distraerse.
  • Preocupación individual. Aprender a manejar los pensamientos, ya que en algunos momentos habrá mayor preocupación, pero en otros descenderá por lo que es importante mantener hábitos de ocio y ser creativo a la hora de buscar actividades.

Mantener una buena actitud e intentar transmitir calma a las personas que conviven en la misma vivienda puede ayudar a sobrellevar el tiempo de cuarentena, creando un ambiente más distendido.

Ni siquiera sabemos lo fuerte que somos hasta que nos vemos obligados a sacar esa fuerza oculta. En tiempos de tragedia, de guerra, de necesidad, la gente hace cosas asombrosas. Es impresionante la capacidad humana para la supervivencia y la renovación. (Isabel Allende)

Clara Díez. Psicóloga de IVANE SALUD.

Dra. Alejandra González. Psiquiatra y Directora Terapéutica de IVANE SALUD.

Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria en Vithas Hospital Nisa Valencia al Mar.

Clínica de Desintoxicación y Patología Dual en Vithas Hospital Nisa Aguas Vivas.