Dieta cetogénica

Dieta cetogénica: beneficios para la epilepsia

¿Qué es una dieta Cetogénica?

La dieta cetogénica es un plan de alimentación bajo en hidratos de carbono y rico en grasas que comparte muchas similitudes con las dietas Atkins y aquellas bajas en carbohidratos.

El término hoy popular de «dieta keto» es la adaptación de ketogenic diet, es decir, dieta cetogénica.

Esta dieta implica reducir los carbohidratos de forma drástica y reemplazarlos por grasas. Esta disminución expone al cuerpo a un estado metabólico llamado cetosis.

Cuando ocurre esto, el cuerpo se vuelve increíblemente eficiente y consigue convertir toda la grasa en energía. También convierte la grasa en cetonas dentro del hígado, lo que puede suministrar más energía al cerebro.

Las dietas cetogénicas pueden causar reducciones en el azúcar de la sangre y en los niveles de insulina. Esto, junto al incremento de cetonas, proporciona numerosos beneficios para la salud.

Dieta cetogénica o dieta keto: entendiendo la cetosis.

El nombre hace referencia a que es un modelo de alimentación cuyo objetivo es la creación de cuerpos cetónicos.

Estos cuerpos cetónicos son compuestos metabólicos generados en el organismo como respuesta a la falta de reservas de energía.

Ya sabemos que los alimentos nos proporcionan los nutrientes y la energía necesaria para que nuestro cuerpo funcione correctamente, siendo la «gasolina» de la maquinaria de nuestro organismo.

Los hidratos de carbono son la primera fuente de esa energía: los músculos recurren primero a la concentración de glucosa en sangre.

Cuando falta la glucosa necesaria, es decir, si tenemos bajos los niveles de glucemia, los músculos buscarán la energía en las reservas de glucógeno, que son los hidratos de carbono acumulados en el organismo.

¿Y si se terminan esas reservas? Entonces es cuando se produce la cetosis.

A grandes rasgos, cuando se entra en estado de cetosis, los ácidos grasos se transforman en el hígado en un proceso metabólico que busca obtener energía rápidamente.

Es cuando se liberan los cuerpos cetónicos, moléculas que el organismo empleará ahora como fuente energética, como si fueran glucosa.

Resumiendo, la cetosis es un estado en el que el cuerpo se ha quedado sin reservas de energía y tiene que recurrir a las grasas para usarlas como combustible inmediato, sobre todo para el funcionamiento de los músculos.

Beneficios de una Dieta Cetogénica para la epilepsia

Aunque generalmente se controlan bien con medicación, hasta un 20-30% de las epilepsias infantiles son refractarias al tratamiento farmacológico.

Los efectos adversos cognitivos de los fármacos antiepilépticos son frecuentes y pueden afectar negativamente la tolerabilidad, el cumplimiento y el mantenimiento a largo plazo del tratamiento antiepiléptico.

La dieta cetogénica es un tratamiento eficaz y bien tolerado para las epilepsias infantiles refractarias y no muestra efectos adversos negativos sobre cognición o conducta.

En los estudios observacionales en epilepsia infantil se refieren mejorías en cognición y conducta durante el tratamiento con dieta cetogénica, especialmente evidentes en atención, nivel de alerta y actividad, socialización y calidad del sueño.

En un estudio aleatorizado controlado en pacientes con epilepsia infantil refractaria, la dieta cetogénica mostró una activación evolutiva evidente sobre la cognición y el estado de ánimo.

La dieta cetogénica tiene un impacto positivo sobre el funcionamiento conductual y cognitivo en niños y adolescentes con epilepsia refractaria.

Esta mejoría es más evidente con respecto a estado de ánimo, atención sostenida e interacción social.

También, la dieta cetogénica puede ser una herramienta «de gran utilidad» para pacientes con epilepsia compleja, con difícil manejo de las crisis y con importante deterioro de la calidad de vida.

Dieta cetogénica como tratamiento

Antes de la aparición de los fármacos antiepilépticos, esta enfermedad se trataba con el ayuno, atribuyéndose los efectos de mejora de las crisis epilépticas a la deshidratación, la acidosis metabólica y la cetosis.

Esta dieta intenta emular los cambios metabólicos asociados a la situación de ayuno, con la producción de cuerpos cetónicos, que influyen en el control de las crisis epilépticas.

Tanto es así que la práctica clínica ha demostrado una tasa de éxito de hasta un 70 %, según se recoge en un artículo publicado en el ‘Journal of Clinical Neurology’ en 2015, realizado por miembros del Departamento de Neurología, Academia Provincial de Ciencias Médicas de Sichuan y Hospital Popular Provincial de Sichuan, en Chengdu (China).

Según la doctora Begoña Molina Baena, especialista en Endocrinología y Nutrición en el Hospital Universitario de la Princesa de Madrid, es importante considerar lo siguiente:

Para la experta, lo principal para los padres, y en general, para cualquiera que inicie una dieta de este tipo, es entender que es un tratamiento, y como tal debe enfocarse, «con la misma disciplina y seriedad».

«En este sentido, el programa de formación previo y las herramientas que proporciona el equipo de educadores para afrontar la dieta son fundamentales, no solo por la parte dietética, sino también para saber cómo afrontar las eventuales situaciones intercurrentes que puedan acontecer.

Y por supuesto, es muy importante contar con el apoyo y con la posibilidad de consultar las dudas que puedan surgir en todo el proceso, en especial al inicio de la dieta«.

¿Qué alimentos se pueden consumir y cuáles no en una dieta cetogénica?

Para alcanzar el estado de cetosis en una dieta keto se reducen al máximo los hidratos de carbono simples y complejos. Dependiendo de cada persona, su condición física y nivel de ejercicio, se suele establecer el límite máximo de hidratos diarios entre 20-50 g.

La proporción aproximada de aporte de calorías diarias sería la siguiente:

  • 60-75% de grasas.
  • 25-30% de proteínas.
  • 5-10% de hidratos de carbono.

Una dieta cetogénica consiste, sobre todo, en obtener las calorías de alimentos grasos y algunas proteínas. Entre los alimentos más consumidos destacan:

  • Todo tipo de carnes, incluyendo carnes rojas.
  • Pescados y mariscos, especialmente azules.
  • Huevos, incluyendo la yema.
  • Lácteos enteros, prefiriendo los más grasos (nata, crema, quesos curados) y limitando la leche.
  • Cacao y chocolate puro sin azúcar.
  • Frutos secos ricos en grasas.
  • Coco y sus derivados (leche, aceite, harina).
  • Aceites vegetales (de oliva, colza, girasol, de semillas…).
  • Semillas enteras o molidas (lino, calabaza, girasol, chía, amapola, sésamo…).
  • Cremas y patés vegetales de frutos secos (mantequilla de cacahuete, de almendras, tahina…).

Para lograr y mantener la cetosis hay que restringir el consumo de cualquier tipo de cereal, tenga o no gluten, en todas sus formas (grano, pan, harina, pasta), legumbres, frutas, verduras y hortalizas, sobre todo las que presentan un mayor contenido en hidratos (que suelen ser las más dulces).

Por supuesto, se elimina prácticamente por completo el consumo de azúcares añadidos.

Menú

Existen varios modelos de dietas cetogénicas, que van desde los 7 días hasta 28 días, dependiendo de la persona, su género, estatura, peso, hábitos diarios y sus metas establecidas para perder peso.

Para que este menú tenga el efecto esperado en la persona, la dieta cetogénica ha de hacerse 3 meses continuos sin interrupciones para obtener un resultado óptimo.

Por ejemplo, veamos este menú de dieta cetogénica por 7 días:

PROTEGEMOS LA SALUD MENTAL DE LOS TUYOS DESDE HACE 9 AÑOS

SESIONES PRESENCIALES Y TAMBIÉN ONLINE

Lunes

Desayuno: Inicia comiendo unos huevos revueltos con mantequilla sobre una cama de lechuga con aguacate.

Merienda: Come un puñado de semillas de girasol.

Almuerzo: Ensalada de espinacas acompañado de salmón a la parrilla y semillas de ajonjolí.

Merienda: Tiras de apio y pimienta bañadas en guacamole.

Cena: Chuleta de cerdo con puré de coliflor y ensalada de repollo.

Martes

Desayuno: Café elaborado con mantequilla y aceite de coco, acompañado de unos huevos duros.

Merienda: Puñado de nueces de macadamia.

Almuerzo: Ensalada de atún relleno de tomates.

Merienda: Rollitos de carne asada y queso en rodajas.

Cena: Albóndigas con fideos de calabacín cubierto de salsa de crema.

Miércoles

Desayuno: Tortilla de queso y verduras con salsa.

Merienda: Yogurt griego sin grasa, cubierto con nueces trituradas.

Almuerzo: Sashimi acompañado de sopa de miso.

Merienda: Batido elaborado con leche de almendras, verduras, mantequilla de almendras y proteína en polvo.

Cena: Pollo asado con espárragos y champiñones salteados.

Jueves

Desayuno: Batido elaborado con leche de almendras, verduras, mantequilla de almendras y proteína en polvo.

Merienda: Dos huevos duros.

Almuerzo: Filetes de pollo hechos con harina de almendras en una cama de verduras con pepinos y queso de cabra.

Merienda: Rodajas de queso acompañados con tiras de pimiento.

Cena: Camarones a la parrilla con salsa de mantequilla de limón y espárragos.

Viernes

Desayuno: Huevos fritos con tocino y un plato de verduras.

Merienda: Puñado de nueces con ¼ de taza de bayas.

Almuerzo: Hamburguesa con lechuga como pan cubierto con aguacate y ensalada.

Merienda: Palillos de apio bañados en mantequilla de almendras.

Cena: Tofu al horno con arroz de coliflor, pimientos y brócoli cubierto de salsa de maní elaborada en casa.

Sábado

Desayuno: Huevos al horno en una cama de aguacate.

Merienda: Chips de col rizada.

Almuerzo: Rollos de aguacate y salmón escalfados envueltos en algas, no debe comer arroz.

Merienda: Carne de pavo o cerdo.

Cena: Brochetas de carne a la parrilla con pimientos y brócoli salteado.

Domingo

Desayuno: Huevos revueltos con verduras, cubiertas de salsa.

Merienda: Tiras de algas secas y queso.

Almuerzo: Ensalada de sardina con mayonesa y aguacate.

Merienda: Cecina de pavo.

Cena: Trucha a la parrilla con mantequilla.

Compártelo en las redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Últimas entradas

Superar una ruptura

¿Cómo superar una ruptura?: Tipos de terapia

Perfil de maltratador

¿Cómo puedo saber si mi pareja tiene perfil de maltratador?

Trastorno de la Personalidad Histriónica

Trastorno de la Personalidad Histriónica

También te puede interesar...

Abrir chat
Hola ¿En qué te podemos ayudar?
Whatsapp Ivane Salud
Hola 👋
¿En qué te podemos ayudar?