Cómo dejar las drogas: Reconociendo el problema

En muchas ocasiones a lo largo de nuestra vida vemos en familiares o amigos situaciones de adicción. Nos hacen plantearnos cómo es posible que una persona pueda estar inmersa en esa espiral de autodestrucción de la que no es consciente, perdiendo salud, amigos y familia en muchos casos. Son muchos los factores que pueden influir y el problema social que ha causado la droga es tan grande que escapa al entendimiento general, pero hay que ser conscientes que en la gran mayoría de casos las sustancias generan reacciones químicas y cambios en el cerebro del adicto, con lo que la adicción se vuelve más fuerte que su propio raciocinio y decisión, imposibilitando que se de cuenta de sus acciones y puede decidir cómo dejar las drogas

Son muchos los intentos de desintoxicación que acaban fallando debido a la falta de reconocimiento de su problema de la persona adicta.

Este es el primer paso para poder dejar cualquier tipo de adicción a las drogas, el alcohol, etc.. El reconocimiento lleva a la aceptación y a la fuerza de voluntad para comenzar un verdadero proceso de desintoxicación totalmente multidisciplinar en el que participan diferentes profesionales (psicólogos, psiquiatras, terapeutas y consejeros,etc..), comenzando por superar el síndrome de abstinencia.

Procesos y cómo dejar las drogas

Desintoxicación y Síndrome de abstinencia
En una primera fase en que se reconoce el problema y se busca ayuda profesional, comenzamos por el proceso de desintoxicación física de las drogas del sistema. El momento en que el paciente comienza a perder los efectos físicos entra en el síndrome de abstinencia, una de las razones que provocan mayor tasa de abandono en los procesos de desintoxicación de drogas.

como dejar las drogas imagen articulo clinica ivane y hospital nisaLas diferentes sustancias (alcohol, heroína, cocaína,…) producen diversos efectos durante el síndrome de abstinencia, tales como vómitos, temblores, convulsiones o alucinaciones y otros efectos psicológicos. El paciente se siente incapaz de superar este proceso y cede ante el deseo compulsivo de consumir. Por ello es necesario ayuda profesional (con fármacos y apoyo psicológico) para ayudar a superarlo.

Deshabituación

A través del tratamiento psicológico se ayuda al paciente a identificar esos hábitos tóxicos que le llevaban a consumir. Identificar estas situaciones es clave para aprender a evitarlas y cambiar estos hábitos por otros más sanos y estables que ayuden a la recuperación.

Rehabilitación
Durante la rehabilitación existen programas de ingreso en Ivane o puede realizarse de manera externa. Las terapias combinadas con tratamientos médicos y medicamentos o los tratamientos de “patología dual” que ya hemos comentado en otros artículos, son usados por los expertos del centro para conseguir una total recuperación y reinserción.

Evitar recaídas

Una persona adicta nunca puede bajar la guardia ya que el deseo de consumo puede aparecer en ciertas situaciones de su vida, al tener problemas o estar agobiado, y por ello el tratamiento psicológico, personas de apoyo, etc.. deben de continuar a lo largo del tiempo. Es importante que el paciente sepa identificar cuando tiene situaciones de tentación que pueden llevarlo a consumir y acudir a su centro para iniciar nuevos tratamientos, internamientos, o las acciones que fueran necesarias

Consejos

A partir de ahí, existen diferentes consejos y herramientas que pueden tratar de utilizarse para dejar la adicción. No son infalibles y pueden no funcionar de igual manera en una persona que en otra, aunque tengan una misma adicción, pero sirven como guía para las personas que sufren este tipo de enfermedades. De esta manera ellos y sus familiares pueden tener cierta guía y apoyo en el proceso. Por supuesto todo ello bajo la supervisión de un médico y/o psicólogo especialista que estudie el caso y desarrolle un tratamiento adecuado.

1. Cambio de hábitos
En muchas ocasiones el acceso a la droga se produce en ciertas compañias o amigos, o en situaciones que parecen guiar hacia ese consumo. Hay que evitar totalmente esas situaciones cambiando los habitos diarios o los grupos de amigos tóxicos que puedan hacer consumir.

2. Busca otros hobbys o actividades
Busca otros conocidos o grupos de amigos y comienza nuevas actividades con ellos. Seguro que encuentras algún hobby que no conocías antes que te lleva a conocer gente nueva, desarrollar nuevos intereses aparte de tu vida cuando consumías.

3. Grupos de apoyo o casos parecidos
Existen diversos grupos de apoyo que han pasado por experiencias parecidas y pueden ser un apoyo muy significativo. Puedes acudir y escuchar vivencias como la tuya con las que te sentirás identificado y pueden ayudarte a evitar recaídas o sentirte más comprendido.

4. Ayuda psicológica tras el tratamiento
Es recomendable seguir acudiendo a un psicólogo o consejero que pueda servir de apoyo, aunque ya se haya terminado el tratamiento. La adicción no se cura nunca por completo y pueden haber situaciones que intenten tentar de nueva. De esta manera seguirás teniendo un apoyo al que contar tus dudas o problemas y te ayude a evitar las recaídas.

5. Actividades deportivas
Sal a correr, a jugar a baloncesto, nadar, etc. Cualquier actividad física que te ayude a quemar energías y sustituir tu tiempo de consumo por una actividad sana.

6. Listas
A muchas personas les ayuda escribir listas sobre pensamientos positivos, planes, mejoras que la desintoxicación les aporta,etc… y leerlas todos los días como motivación extra para no recaer y darse cuenta de lo positivo que aporta a su vida.

7. Nunca te rindas
Aunque en algún momento puedas recaer en el consumo, no te rindas, como dejar las drogas siempre es posible aunque parezca imposible a veces. Reconoce las situaciones de peligro y los errores cuando ocurra y acude a un profesional que te ayude a comenzar los tratamientos.