La cocaína y el deportista de alta exigencia

La cocaína es una de las sustancias potencialmente euforizante que cualquier persona podría recurrir en diferentes momentos. En este contexto, personas con trabajos de alta exigencia física o psíquica como los deportistas de élite puede ser una de las sustancias consideradas como dopantes a los que se puede recurrir en momentos de crisis vital.

La cocaína es un tóxico consumido de forma habitual buscando los efectos de aumento en la capacidad de trabajo y disminución en la sensación de fatiga ya que actúa sobre el sistema nervioso central y no sobre los músculos. Por ello, permite que deportistas que  consumen dosis pequeñas para ocultar el cansancio y realizar estiramientos sin dificultad, aun así, existe un mayor riesgo de lesiones en el tejido muscular y aumento de los períodos de recuperación.

Una de las peores consecuencias del consumo de cocaína dentro del mundo del deporte es la muerte súbita.

Los deportistas pueden sufrir arritmias, como la fibrilación ventricular, la cual produce una disminución del flujo sanguíneo corolario y una disminución del aporte de oxígeno, ocasionando lesión de la fibra miocárdica y la muerte. Algunos de los síntomas previos a dicha lesión son: aumento de las palpitaciones, respiración irregular, náuseas, vómito, diarrea, cefalea, ansiedad, debilidad muscular, sudoración…

Cocaína y deportes

Durante la década de los setenta y ochenta se produjo un aumento en el consumo de cocaína, ya que se desconocían los riesgos que tenía para la salud. Con la muerte de Len Bias, jugador de baloncesto comparado con Michael Jordan, se modificó la legislación de Estados Unidos para aumentar los controles antidopaje en el deporte. El jugador sufrió una arritmia cardíaca que causó su muerte provocada por una sobredosis de cocaína.

Por otro lado, el fútbol es de los deportes más populares y con mayor número de seguidores. Tanto es la repercusión a nivel global que con motivo de la celebración del Mundial, se ha aprovechado para aumentar la distribución de la sustancia, y se han llegado a decomisar camisetas empapadas en cocaína o trofeos falsos con cocaína oculta.

Algunos de los jugadores que consumieron cocaína a lo largo de la historia del fútbol y que son de conocimiento de público son Claudio Caniggia, Adrian Mutu o René Higuita, quien tuvo relación incluso con Pablo Escobar.

Otro de los deportes donde también se consume esta sustancia es en el tenis, donde muchos de los jugadores han sido suspendidos por dar positivo en los controles de sustancias dopantes, como Martina Hingis o Richard Gasquet. El ciclismo también tiene parte de protagonismo, donde ciclistas como José María Jiménez (muerte por infarto agudo de miocardio), Gilberto Simoni o  Marco Pantani también dieron positivo en cocaína.

Pocos deportes se libran del consumo de cocaína entre sus competidores y se desperdician muchas carreras por ello. La cocaína tiene un potente efecto adictivo en el que se pierde el autocontrol y se puede acabar desarrollando una adicción y perdiendo el control de la vida.

Clara Díez, Psicóloga de IVANE SALUD.

Dr. Fernando Andrés, Psiquiatra de IVANE SALUD.

Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria en Vithas Hospital Nisa Valencia al Mar.
Centro de desintoxicación Valencia. Clínica de Desintoxicación y Patología Dual en Vithas Hospital Nisa Aguas Vivas.