La ayahuasca es considerada uno de los alucinógenos más potentes del mundo

La ayahuasca es una bebida de la selva amazónica de Brasil, Perú y Ecuador consumida durante miles de años como un ritual y preparada habitualmente por un chamán.  La ayahuasca surge de la cocción de dos especies vegetales: la liana Banisteriopsis caapi y las hojas de Diplopterys cabrerana o Psychotria viridis, las cuales contienen la molécula DMT (dimetil-triptamina) que induce cambios en el estado de conciencia.

La ayahuasca es considerada uno de los alucinógenos más potentes del mundo y las declaraciones que han contado personas que han consumido la sustancia son tales como sentir revelaciones espirituales o tener una mayor conciencia del sí mismo y del universo. Estas personas describen la experiencia como un antes y un después en su vida. No obstante, es una sustancia con consecuencias negativas para el organismo con efectos nocivos (algunos todavía en estudio actualmente) y que alteran el sistema nervioso, tanto funcional como estructuralmente.

Pese a que los síntomas aparecen a los minutos de consumir la sustancia, los efectos de la ayahuasca pueden persistir hasta 10 horas. Se ha de tener en consideración que cada persona es distinta y cada sustancia afecta de un modo singular, ya que depende del chamán que prepare el brebaje.

Efectos de la ayahuasca

  • Vómitos. A los pocos minutos aparecen náuseas, vómitos o diarrea. Las declaraciones de personas que han consumido la sustancia se relacionan con una liberación de energía y de emociones negativas acumuladas, como una “limpieza del alma” al expulsar la bebida.
  • Estado alterado de la conciencia. Aparecen alucinaciones, una elevada introspección, emociones positivas intensas, sentimientos de agradecimiento y evocación de recuerdos personales.
  • Malestar físico, psicológico y emocional. Puede aparecer ansiedad, miedo y paranoia, así como despersonalización. A su vez, aparecen sudoración intensa, temblores, aumento presión arterial y de la frecuencia cardíaca, efectos que se relacionan con el DMT.
  • Muerte. Existen registros de muerte debida al consumo, ya que la ayahuasca aumenta la frecuencia cardíaca y puede estar contraindicada al tomar medicamentos (como antidepresivos) ya que potencia sus efectos.
  • Trastornos psiquiátricos. El consumo de ayahuasca puede desencadenar trastornos psiquiátricos si la persona está predispuesta genéticamente. Por otro lado, en estudios con adolescentes consumidores habituales de la ayahuasca se encontró que puntuaron más alto en abuso de sustancias, ansiedad, depresión, trastornos de la imagen corporal y TDA-H, en comparación con adolescentes que no tomaban la sustancia.
  • Reducción de movimientos voluntarios. Al incrementar los niveles de dopamina y de serotonina se activan los centros del placer y otras zonas disminuyen su actividad, haciendo que los músculos se relajen.
  • Cambios estructurales en el cerebro. En estudios con personas consumidoras habituales de ayahuasca se encontró que tenían la corteza cingulada posterior más delgada que personas no consumidoras, es decir el área que se encarga de las emociones, de los recuerdos y de la atención.

Aunque existen dudas sobre el poder adictógeno de la ayahuasca en sí misma y existen escasos estudios relacionados con la sustancia hasta la fecha, si que se han realizado investigaciones notificando los efectos adversos del consumo de la ayahuasca y de sus repercusiones en la salud.

Clara Díez. Psicóloga de IVANE SALUD.

Dra. Amparo Espinosa. Psiquiatra de IVANE SALUD.

Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria en Vithas Hospital Nisa Valencia al Mar.

Clínica de Desintoxicación y Patología Dual en Vithas Hospital Nisa Aguas Vivas.

Compartir: