Anorgasmia, ¿qué factores psicológicos influyen? - Ivane Salud Blog

Anorgasmia, ¿qué factores psicológicos influyen?

Índice de contenidos

Concepto de Anorgasmia

Antes de ahondar en el concepto de anorgasmia, vamos a definir qué es un orgasmo. Diferentes estudios demuestran que exponer una definición de orgasmo no es fácil, ya que es algo que se vive de forma subjetiva y puede ser diferente en cada persona. A grandes rasgos, se puede definir como una sensación pico variable y transitoria de placer intenso, que crea un estado de conciencia alterado acompañado de contracciones rítmicas e involuntarias de la musculatura pélvica, con una inducción de bienestar y alegría.

La frecuencia e intensidad de los orgasmos varía. Además, en la misma persona, los orgasmos pueden ser diferentes según la ocasión, así como las características y la cantidad de estimulación necesarias para llegar al mismo. Es por ello que el no llegar a una sensación orgásmica puede entenderse como parte de la variabilidad normal en la práctica sexual de una persona.

Pero, cuando no se da, ¿qué ocurre?

La anorgasmia se podría definir como la incapacidad persistente para experimentar el orgasmo, o bien, la experiencia de orgasmos significativamente menos intensos de lo esperable a pesar de tener excitación sexual. Así, la anorgasmia se caracteriza por la existencia de:

  • Retraso para el orgasmo o necesidad de mayor tiempo de estimulación para su alcance.
  • Ausencia de orgasmo o imposibilidad de experimentarlo.
  • Una menor cantidad de orgasmos.
  • Orgasmos de menor intensidad.

La sexualidad es una parte importante de la vida de las personas, independientemente de su identidad o edad. Este hecho, junto con otros factores como el vivir en una sociedad hipersexualizada, tener escasos conocimientos acerca de la salud sexual o entender que únicamente el ciclo de la respuesta sexual normal es aquel que concluye en el orgasmo, puede llevar a alguien a pensar que no experimentar orgasmos asiduamente es un fallo o suspenso en ese área de su vida.

Junto con la falta de deseo, la anorgasmia es una de las disfunciones sexuales más comunes en la mujer, aunque también se da en el hombre con una frecuencia mayor de la que podríamos pensar.

Causas de la Anorgasmia

La excitación sexual y los orgasmos son reacciones complejas a varios factores físicos, emocionales, sensoriales y psicológicos. Una dificultad en cualquiera de estas áreas pueden afectar a la capacidad de alguien para experimentar un orgasmo.

Factores de las relaciones

Los problemas con tu pareja o parejas sexuales pueden contribuir a no alcanzar un orgasmo satisfactorio. Se pueden señalar entre muchos, los siguientes:

  • Falta de intimidad emocional
  • Conflictos sin resolver
  • Poca comunicación sobre las necesidades y preferencias sexuales
  • Infidelidad o falta de confianza
  • Violencia de pareja
  • Disfunción sexual de la pareja

Causas físicas

Existen diferentes enfermedades, cambios físicos y medicamentos que pueden interferir en los orgasmos:

  • Las afecciones a largo plazo, como la diabetes, la vejiga hiperactiva o la esclerosis múltiple entre otras, pueden ser factores que contribuyen a los trastornos orgásmicos o los complican.
  • Tratamientos ginecológicos. El daño en los tejidos a raíz de cirugías ginecológicas, como una histerectomía o una cirugía debido a un proceso cancerígeno, puede afectar la capacidad de tener un orgasmo.
  • Hay muchos medicamentos recetados o de venta libre que pueden inhibir el orgasmo, entre los que se incluyen los medicamentos para la presión arterial, antipsicóticos, antihistamínicos y antidepresivos (en especial, los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina).
  • Alcohol y fumar. El alcohol inhibe el sistema nervioso y puede dificultar la capacidad de tener un orgasmo. Fumar puede limitar el flujo sanguíneo hacia los órganos sexuales y así afectar tambié, la capacidad de experimentar un orgasmo.
  • Cambios en el cuerpo relacionados con la edad. Los cambios que se producen en el cuerpo tales como el envejecimiento a nivel cardiovascular, epidérmico, cambios propios de la menopausia…pueden contribuir a varios tipos de disfunción sexual.

Trastornos sexuales relacionados en mujeres

Las mujeres que padecen anorgasmia pueden tener uno o más problemas sexuales relacionados. Estos pueden contribuir o complicar la dificultad para tener orgasmos. Estas afecciones incluyen lo siguiente:

  • Problemas con la excitación sexual
  • Poco o ningún deseo sexual
  • Dolor en las relaciones sexuales o como consecuencia de otro tipo de estimulación sexual
  • Sequedad vaginal o de la vulva
  • Estrechamiento involuntario de la vagina (vaginismo)

Causas de la Anorgasmia por Factores Psicológicos

El orgasmo es la sensación extrema de placer intenso que se produce en respuesta a una actividad sexual suficientemente estimulante.

La salud mental se encuentra estrechamente ligada al disfrute sexual, por ello es importante prestar atención a las situaciones que puedan alterar nuestro estado mental y llevar a dificultades para alcanzar el orgasmo.

Se diferencian tres tipos de factores psicológicos o sociales (al margen de los físicos) que pueden estar implicados en la anorgasmia.

Factores predisponentes

El tener creencias o haber interiorizado ciertos mitos sexuales que no se corresponden con la realidad, haber recibido una educación moral restrictiva en estos temas o haber tenido como modelo de relación entre padres una relación problemática o deteriorada, pueden predisponerte a sufrir de anorgasmia.

Factores precipitantes

Puede precipitar la anorgasmia haber experimentado relaciones sexuales insatisfactorias o traumáticas en el pasado, sobre todo las primeras veces, problemas en la relación con la pareja, haber tenido hijos recientemente o estar sometido a una situación vital estresante, entre otros.

Pero también tener la llamada “conducta del espectador”, que consiste en estar demasiado pendiente de nuestra respuesta sexual, en lugar de disfrutar y dejarse llevar. La falta de caricias y preliminares también puede ser un factor precipitante.

Factores de mantenimiento

Cualquiera de los siguientes, puede suponer un factor que mantenga tu problema y para el que se debería solicitar ayuda clínica adecuada: tener información sexual inadecuada, padecer ansiedad antes de tener una relación sexual por miedo a no tener orgasmo, experimentar sensación de culpa después de no haber “sido capaz” de tener el orgasmo, que existan problemas de pareja o problemas psicológicos.

Como ya hemos visto, hay numerosas causas que pueden predisponer, precipitar o mantener un problema de anorgasmia. Así, podríamos resumir algunas causas entre las siguientes:

  • Abuso sexual o emocional en el pasado
  • Imagen corporal negativa
  • Ansiedad durante la relación para estar a la altura, poder disfrutar
  • Falta de conocimiento acerca de la estimulación o las interacciones sexuales
  • Culpa o vergüenza del sexo
  • Ignorancia o mitos sexuales
  • Baja autoestima
  • Creencias culturales o religiosas sobre el sexo
  • Factores estresantes de la situación vital de ese momento, como problemas económicos o la pérdida de un ser querido
  • Afecciones de salud mental, como ansiedad o depresión

Tratamiento de la Anorgasmia

Por lo general, el tratamiento de la anorgasmia comienza con uno o más enfoques para comprender mejor el cuerpo, conocer qué funciona en cada caso y cambiar las falsas creencias y los comportamientos predisponentes. Así, dentro del abordaje terapéutico de la anorgasmia existen diferentes alternativas. Estas terapias pueden incluir lo siguiente:

Educación

Es importante hablar y tener conocimientos acerca de la anatomía sexual y la forma en que las diferentes partes de la anatomía responden a la estimulación.

PROTEGEMOS LA SALUD MENTAL DE LOS TUYOS DESDE HACE 9 AÑOS

SESIONES PRESENCIALES Y TAMBIÉN ONLINE

Esta información puede ayudar a las personas a elaborar las posibles dudas o preguntas que tengan, a aclarar malentendidos y a comprender el propósito de otros tratamientos recomendados.

También existen materiales educativos y escritos divulgativos que pueden ayudar a tener una mejor comprensión de nuestro cuerpo y sexualidad.

Masturbación dirigida

Se trata de un programa de instrucción y ejercicios para hacer en casa que puede ayudar a las personas a familiarizarse con su propio cuerpo y explorar la estimulación sexual autodirigida. Se basa en que la práctica individual puede llevar al aprendizaje para alcanzar el orgasmo, pudiendo posteriormente practicar con la pareja lo aprendido.

Enfoque en los sentidos

Este enfoque para parejas ofrece instrucción y ejercicios para hacer en casa. Comienza por el contacto no erótico y agrega progresivamente el contacto más íntimo y la estimulación sexual recíproca.

El objetivo es que cada miembro de la pareja comprenda las necesidades de la otra persona y que ambos aprendan a comunicarse e indicarse mutuamente con el objetivo de alcanzar un mayor placer sexual y unas relaciones íntimas más satisfactorias.

Cambios en las posiciones y prácticas sexuales

Existen algunos cambios en las posiciones sexuales o algunas prácticas que pueden aumentar la estimulación y el placer sexual.

Dispositivos y productos para mejorar la estimulación sexual

Los dispositivos que mejoran la estimulación sexual pueden ayudar a tener relaciones y prácticas sexuales más plenas. Entre ellos, se incluyen anillos, aparatos de vibración, dispositivos de pulso de aire… Asimismo existen emolientes, aceites sexuales y lubricantes que proporcionan diversas experiencias y potencian las sensaciones y el confort durante las relaciones.

Terapia cognitivo conductual

La terapia individual o de pareja puede ayudarte a abordar el significado o vivencias que tienes sobre el sexo en general o con tu pareja.

La terapia puede ayudar con comportamientos que pueden promover buenas relaciones sexuales, como aprender maneras de hablar sobre sexo con la pareja o comunicar las necesidades durante las relaciones sexuales.

Tratamientos médicos para la anorgasmia

Si bien se han evaluado algunos medicamentos para el tratamiento de la anorgasmia, no existe evidencia suficiente para respaldar su uso.

Las terapias de reemplazo hormonal pueden brindar algún beneficio, pero tienen riesgos que requieren un control minucioso. Entre ellos, se incluyen los siguientes:

Terapia con estrógenos 

Si recibes tratamiento para síntomas de la menopausia, es posible que el tratamiento también tenga algún tipo de efecto en la mejora de la experiencia sexual.

Además, una terapia local con dosis bajas de estrógenos aplicadas en la zona vaginal, en formato crema o supositorio, puede mejorar el flujo sanguíneo a los genitales, la epitelización y la lubricación de la vagina.

Terapia de testosterona para la anorgasmia

En el caso de algunas mujeres posmenopáusicas cuyos niveles de testosterona son inferiores a lo que se considera habitual en las mujeres, el reemplazo de testosterona puede mejorar la excitación y los orgasmos.

No obstante, algunos efectos secundarios incluyen acné, exceso de vello corporal, disminución del colesterol de las HDL, también llamado colesterol “bueno”, y riesgos similares a los de la terapia de reemplazo con estrógenos orales.

Finalmente añadir que tener una vida sexual plena no implica necesariamente el conseguir de forma frecuente alcanzar el orgasmo. Significa sentir bienestar físico, mental y social en relación con la vivencia de nuestra nuestra sexualidad, así como que haya un equilibrio entre lo que esperamos de la sexualidad y lo que experimentamos.

Como hemos visto, existen factores que pueden influir tanto a desarrollar una anorgasmia como a mantenerla, siendo estos factores sociales, relacionales, físicos, propios de cada sexo… No obstante existen diversas alternativas terapéuticas que pueden utilizarse para mejorar la salud sexual de las personas y tratar de forma concreta la anorgasmia.

En conclusión, es fundamental al encontrarse frente a un problema de vivencia negativa en lo referente a sexualidad, solicitar ayuda con un profesional de la salud especializado que pueda proporcionar una ayuda dirigida individualizada a cada persona.

Compártelo en las redes

Deja un comentario

Últimas entradas

ortorexia-ivane-salud-blog

Ortorexia: La obsesión por comer sano

que-es-la-discalculia-ivane-blog

¿Qué es la Discalculia y cómo detectarla?

que-es-el-chemsex-ivane-salud-blog

¿Qué es el Chemsex y qué riesgos implica?

También te puede interesar...

Abrir chat
Hola ¿En qué te podemos ayudar?
Whatsapp Ivane Salud
Hola 👋
¿En qué te podemos ayudar?