La anhedonia se define como la incapacidad para experimentar placer, la pérdida de interés o satisfacción en casi todas las actividades.

La anhedonia se define como la incapacidad para experimentar placer, la pérdida de interés o satisfacción en casi todas las actividades. Generalmente, los estímulos que previamente solían producir placer ahora ya no lo hacen, produciéndose una falta de reacción de nuestro cuerpo.

La anhedonia se considera un síntoma de alguna enfermedad o trastorno mayor y se la relaciona normalmente con la depresión, sin embargo enfermedades como la esquizofrenia, las demencias o las adicciones a las drogas también pueden presentar en mayor o menor medida una pérdida en la capacidad de interés y satisfacción por los estimulos y las actividades que cualquier ser humano manifiesta en mayor o menor intensidad hedonismo.

Se pueden distinguir dos variantes de la anhedonia: la centrada en aspectos más físicos, que satisface los sentidos, como son el comer, escuchar música, el tacto, practicar deporte…y por otro lado la anhedonia social, en la que se pierde la capacidad de disfrutar de las relaciones con la gente. Actos sociales que previamente sí generaban satisfacción y disfrute como el quedar, charlar, intercambiar opiniones y sentimientos dejan de practicarse, han perdido el interés en la vida de la persona.

En concreto en la depresión, se suele manifestar cómo uno de los síntomas característicos de la misma, junto con un estado de ánimo triste o desesperanzado. De hecho, en las últimas clasificaciones de trastornos mentales, el diagnóstico de depresión puede realizarse aún estando ausente la alteración del estado de ánimo, y esto se debe al peso y la repercusión en las distintas áreas de la vida que tiene el hecho de no poder disfrutar ni sentir placer. Por otro lado, no todos los trastornos depresivos tienen porqué manifestar una deficiencia a la hora de sentir placer. Junto a ello aparecen generalmente una serie de síntomas como la fatiga y pérdida de energía, la pérdida de apetito, alteración en el patrón de sueño, dificultades para pensar o concentrarse o sentimientos de inutilidad o culpabilidad, entre otros, que caracterizan a los trastornos depresivos.

Con cierta frecuencia se ve cómo en la depresión, no solo se debe vencer la sensación de cansancio y falta de energía, sino que cuando uno logra movilizarse para hacer algo, no aparece una mínima sensación de placer o satisfacción como previamente ocurría. Se produce entonces una situación de pérdida total de interés y falta de voluntad para moverse, avanzar y realizar cambios. En este sentido, la anhedonia puede ser dificil de tratar.

En general es preciso tratar primero el trastorno mental que está causando los síntomas. Por este motivo el tratamiento dependerá de la causa de la anhedonia, pues no será el mismo si se trata de un hecho aislado y puntual, que si se trata de un síntoma de esquizofrenia o de depresión.

La terapia psicológica resulta fundamental en la mayoría de los procesos. A nivel farmacológico medicamentos que regulan niveles de dopamina suelen ser efectivos. En este sentido se ha visto que existe una disregulación en las regiones que controlan los niveles de dopamina relacionadas con el circuito de recompensa.

La combinación farmacológica y psicoterapéutica,  junto a la práctica de deporte y otras actividades como yoga o meditación, siempre acompañándose de una dieta saludable y un descanso adecuado son parte indispensable del tratamiento. Por otro lado es importante resaltar la necesidad de insistir en la búsqueda de aquello que ejerza un mínimo estímulo positivo, tanto para vencer la anhedonia más física como la parte más social.

Todo ello forma parte de un proceso terapéutico que debe ser completo y consistente para poder superar la dificultad que genera no solo la anhedonia, sino la apatía y abulia que generalmente suele acompañar a la depresión.

Dr. Fernando Andrés España. Psiquiatra de IVANE SALUD.

Alberto Manero. Psicólogo de IVANE SALUD.

Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria en Vithas Hospital Nisa Valencia al Mar.

Clínica de Desintoxicación y Patología Dual en Vithas Hospital Nisa Aguas Vivas.