Alcoholismo, la encefalopatía de Wernicke y la psicosis de Korsakoff

La Encefalopatía de Wernicke y la psicosis de Korsakoff representan la fase aguda y la fase crónica de un único proceso de enfermedad de las personas con alcoholismo. El síndrome de Wernicke-Korsakoff, que es producido por la degeneración neuronal secundaria al déficit de tiamina. Suele ver con mayor frecuencia en personas que presentan una dependencia de alcohol o un trastorno por consumo de alcohol.

La Encefalopatía de Wernicke se caracteriza por la aparición aguda de la siguiente tétrada:

  1. Estado confusional agudo
  2. Oftalmoplejía
  3. Nistagmo
  4. Marcha atáxica.

La Encefalopatía de Wernicke debe tratarse profilácticamente a todos los pacientes vulnerables y de alto riesgo que son aquellos que tienen dependencia alcohólica y déficits nutricionales.

La Encefalopatía de Wernicke se suele asociar a neuropatía periférica, taquicardia de reposo, y evidencia de déficit nutricional. La tétrada clásica puede no estar presente en su totalidad. Los consumidores excesivos son especialmente vulnerables debido a la pobre ingesta de vitaminas, a su absorción reducida y al deterioro del almacenamiento hepático. El tratamiento consiste en administrar grandes cantidades de vitamina B1 parenteral intramuscular; sobre todo ante la más mínima sospecha del cuadro.

La psicosis de Korsakoff

Sin tratamiento adecuado, la fase aguda puede evolucionar en unas dos semanas y en más del 80% de los casos hacia una enfermedad llamada Psicosis de Korsakoff. En estos casos, la mortalidad puede ascender hasta el 15% si no recibe tratamiento. Con tratamiento la oftalmoplejía y la confusión se resuelven en unos días; pero la ataxia, la neuropatía y el nistagmo pueden prolongarse o ser una secuela permanente.

La psicosis de Korsakoff se caracteriza clínicamente por la ausencia o deterioro significativo en la capacidad de almacenar nuevos recuerdos además de una amnesia retrógrada de duración variable. En los episodios de amnesia la confabulación puede ser importante. La causa más frecuente suele ser el déficit de tiamina secundario al consumo excesivo de alcohol. El tratamiento sería la reposición oral continuada de tiamina de hasta 2 años de duración. Respecto al pronóstico el 25% de los casos presenta cierto grado de mejoría de la memoria con el tiempo, permaneciendo el resto en gran medida sin cambios. El grado de deterioro está directamente relacionado con que el grado de deterioro de la memoria pueda ser incompatible con una vida independiente.

Dr. Miguel Ángel Harto. Psiquiatra de IVANE SALUD.

Alberto Manero. Psicólogo de IVANE SALUD.

Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria en Vithas Hospital Nisa Valencia al Mar.

Clínica de Desintoxicación y Patología Dual en Vithas Hospital Nisa Aguas Vivas.