Adicción al cannabis Consecuencias del consumo en adolescentes

Adicción al Cannabis en adolescentes

La adicción al Cannabis en adolescentes ha seguido un ritmo de crecimiento alto en los últimos años, la falta de información, el incentivo al consumo y la amplia oferta del Cannabis amplia las posibilidades de consumo entre los jóvenes. Hoy desde IVANE hablamos de esta adicción en los más jóvenes.

¿Qué recomendamos desde IVANE salud para tratar la adicción al Cannabis en adolencentes? 

El THC conocido como tetrahidrocannabinol, es el contenido psicoactivo principal del cannabis.

Una publicación de Archivos Europeos de Psiquiatría y Neurociencia Clínica, encontró que durante la última década el contenido de THC en el cannabis se duplicó de un 9% al 17%.  Mientras tanto, el contenido de THC en el aceite de hachís utilizado para vapeo, se duplicó de 7% al 55%.

Esta tendencia sugiere que el cannabis, hachís o marihuana (THC), es cada vez más dañino pues existe un mayor impacto de esta molécula en el cerebro cada vez que se consume y tiene un mayor riesgo de crear una drogodependencia o una enfermedad adictiva por cannabis.

La aceptación del uso recreativo del cannabis en la sociedad y las campañas mediáticas alejadas de un consenso científico y especializado en la prescripción medicinal del cannabis genera un clima de cultura social y banalización que está contribuyendo a un aumento de la incidencia y la prevalencia de la adicción al cannabis en adolescentes y sus consecuencias físicas, psicológicas y funcionales en todo el mundo.

Adicción al Cannabis en adolescentes:  Destripando sus signos, sus síntomas y la clínica

El cannabis (THC) una sustancia psicoactiva y una droga adictiva. De hecho, se estima que alrededor del 10% al 16% de las personas que prueban cannabis desarrollarán una drogodependencia o  una enfermedad adictiva a esa sustancia.

Los  signos y síntomas que hacen sospechar en un adolescente o en un adulto pueda estar abusando del cannabis (THC) se compone de cambios físicos, psicológicos y de comportamiento y son los siguientes: Ojos rojos, Boca seca, Euforia, Palpitaciones, Comer en exceso o fuera de horas habituales de comida o meriendas; Distanciamiento de amigos, familiares y compañeros de clase, disminución del rendimiento académico, laboral o en el cumplimiento de responsabilidades en casa; pasar mucho tiempo con personas que consumen cannabis u otros tipos de droga; emplear palabras asociadas a la jerga de los porros y el cannafis con frecuencia.

Para determinar las señales de alarma de un Trastorno por Consumo de Cannabis, el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la Asocicacion de Psiquiatría Americana (APA, DSM-5), lo define de la siguiente manera:

Una persona con trastorno por consumo de cannabis (THC) debe presentar al menos 2 de los siguientes síntomas en un período de 12 meses. Cuantos más síntomas estén presentes, más severa es la adicción.:

  1. Haber utilizado cannabis (THC) recientemente. Como mínimo en un año acompañado de agitación y deterioro cognitivo grave del funcionamiento.
  2. Extensión del uso del cannabis (THC) más tiempo del previsto.
  3. Fracasos recurrentes en el intento de detener o disminuir la cantidad de cannabis consumida.
  4. El tiempo que aplica en obtener, consumir o recuperarse de los efectos del cannabis (THC) es inusual.
  5. Tiene sensaciones asociadas a consumo de cannabis (THC)como, por ejemplo, pensamientos, sueños, imágenes, percibir su olor y otros.
  6. Persiste en el consumo de cannabis aun cuando le han ocurrido situaciones negativas asociadas a su consumo. Por ejemplo, pérdida de una relación de amigos o pareja, deficiencia en el desempeño académico o laboral, accidentes de tránsito o cargos penales.
  7. Consume cannabis (THC) y se muestra irresponsable respecto a situaciones potencialmente peligrosas. Por ejemplo, conducir un automóvil.
  8. Continua consumiendo cannabis (THC) a pesar de presentar problemas físicos o psicológicos asociados al consumo (por ejemplo, pérdida de motivación, tos crónica, y otros).
  9. Cada vez se necesitan dosis mayores de cannabis (THC) para obtener el mismo efecto que la primera vez.
  10. Cuando no consume, aparece en el afectado con la adicción a cannabis (THC), síntomas de abstinencia tales como: tristeza o depresión, irritabilidad o agresividad, ansiedad, cansancio o apatía, insomnio, paranoia, pérdida de apetito, pesadillas, sudoración, naúseas; dolor estomacal o molestias intestinales, dolor de cabeza.

 

Cómo prevenir la adicción a cannabis en adolescentes:  Recomendaciones

Encuestas nacionales en los Estados Unidos (EE.UU.) indican que algunos jóvenes comienzan a consumir drogas como el cannabis (THC) a partir de los 12 años.

La importancia del Desarrollo de Competencias Parentales

Las habilidades parentales juegan un papel fundamental en la prevención de conductas de riesgo. Algunas recomendaciones para los padres son:

  1. Mantener una buena comunicación con los hijos. Asegurarse de reservar un espacio y tiempo específico,  y de calidad para hacer actividades en el seno familiar.
  2. Establecer reglas claras sobre el consumo de drogas o estupefacientes. Instruir e informar a los jóvenes, sobre los efectos nocivos y las consecuencias fatales del consumo a corto y a largo plazo del cannabis (THC).
  • Pomulgar el ejemplo de vida sana y hábitos saludables en la convivencia diaria familiar.
  • Fomentar la participación en actividades recreativas y productivas en grupo como música, deportes o juegos de mesa.
  • Mantenerte siempre informado sobre dónde y qué hacen tus hijos durante el día.
  • Tómar el tiempo de conocer los amigos de tus hijos y a sus padres.
  • Aprende a reconocer los efectos del cannabis (THC) y conversar con tus hijos sobre ello medisnte una comunicación eficaz y adaptada a su edad.
  • Mantén el contacto con profesores y otros adultos que se encuentren en contacto con tus hijos.
  • Adopta una actitud positiva manteniendo el diálogo abierto para que puedan preguntar libremente y seas tú quien les explique.

 

Recomendaciones en países o estados en los que el consumo de cannabis es legal y que tiene como objetivo de reducir riesgos asociados al mismo

En algunos países y regiones, el uso de la cannabis (THC) se considera legal en mayores de 18 años. Sin embargo, antes de los 25 años de edad, su uso podría contribuir a adiciones y daño cerebral. En la adicción al Cannabis en adolescentes, cuanta menor sea la edad de inicio, mayor será la probabilidad de consecuencias a largo plazo.

De acuerdo con las pautas de la American Public Health Association para el consumo de cannabis (THC) en Estados que consideran legal el consumo y que tiene como objetivo para minimizar su impacto son:

  1. La principal recomendación para proteger la salud de grupo de edad, es abstenerse del consumo del cannabis (THC).
  2. Considere sus actividades posteriores al uso del cannabis (THC). Los efectos del cannabis (THC) incluyen la reducción de la memoria, capacidad de restar atención o aprender cosas. También afecta la toma de decisiones. Este efecto puede permanecer algún tiempo después del consumo, en ocasiones pueden no llegar a desaparecer.
  3. No conduzcas si consumes cannabis (THC). Después del alcohol, el cannabis (THC) es la sustancia más asociada a los accidentes automovilísticos. Esto se debe a que el cannabis (THC) afecta la concentración, la atención, el tiempo de reacción y la coordinación. Conducir bajo el efecto del cannabis, aumenta el riesgo de sufrir accidentes de tráfico, con desenlace fatal de muerte en el conductor o en los acompañantes.
  4. Utiliza dosis bajas y no la excedas. No aumentes la cantidad de consumo aunque tu deseo sea este.
  5. Considera la vía de administración y evita aquellas donde los efectos sean más duraderos. La duración de los efectos y el riesgo de dependencia a cannabs (THC), aumenta de acuerdo a la forma de consumo y a la cantidad utilizada. Los efectos pueden llegar a permanecer hasta 6 horas después de su uso.
  6. No combines el consumo de cannabis (THC) junto con analgésicos opioides u otras drogas. Tampoco lo combines con tranquilizantes como las benzodiacepinas ni con el alcohol. Estas combinaciones empeoran tu capacidad de concentración y capacidad de reacción y te impedirán responder ante emergencias. Además, aumenta el riesgo del deterioro en la estructura neuronal y las habilidades cognitivas en los jóvenes.
  7. Planifica días libres de cannabis, selecciona días a la semana donde no consumas cannabis (THC). Tener en cuenta que cuando consumes cannabis (THC) regularmente durante meses o años, a pesar de esta práctica, existe riesgo para tu salud física y mental.
  8. Evita los productos de mayor concentración de cannabis como el “shatter”, cera, los toques, entre otros. Estos empeoran el efecto del cannabis (THC) asociados a la salud mental como la psicosis, la esquizofrenia y la paranoia. Además, pueden tener un efecto más profundo y nocivo a largo plazo.
  9. Si presentas síntomas como desorientación, problemas para respirar, vómitos o temblores luego de consumir cannabis (THC), acude al médico inmediatamente.
  10. Pide información a tu médico y asesórate sobre alternativas al uso del cannabis (THC). Si consideras que tú o un familiar tiene adicción al cannabis (THC), busca ayuda especializada y no la demores. Hay muchas estrategias terapéuticas que te ayudarán a dejar de consumir cannabis (THC).

> Conoce nuestro canal de YouTube

Dr. Augusto Zafra. Psiquiatra en IVANE SALUD.

IVANE SALUD by Zafra. Avenida Baleares 11. 46023 Valencia.
CLÍNICA ZAFRA. Calle Clariano 2. 46021 Valencia.

Compártelo en las redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Categorías
Archivos
Últimas entradas
Trastorno esquizoafectivo o esquizofrenia afectiva

Trastorno esquizoafectivo o esquizofrenia afectiva

¿Por qué existe el día mundial de la salud?

¿Por qué existe el día mundial de la salud?

Transtorno límite de la personalidad

Transtorno límite de la personalidad

Abrir chat
Hola ¿En qué te podemos ayudar?
Whatsapp Ivane Salud
Hola 👋
¿En qué te podemos ayudar?