Adiccion-al-cannbis-Consecuencias-del-consumo-en-adolescentes

Adicción al cannabis: Consecuencias del consumo en adolescentes

La adicción al cannabis y las consecuencias del consumo en adolescentes es una problemática social que no deja de acrecentarse. El uso recreativo de esta sustancia comienza a dejar secuelas en los jóvenes quienes no son conscientes de las consecuencias nocivas para su salud.

En 2013, la Encuesta Domiciliaria sobre Alcohol y otras Drogas arrojaba el dato de adicción al cannabis reflejando que 1 de cada 5 jóvenes españoles había fumado cannabis en el último año. Este dato a fecha de hoy se ha quedado antiguo y se estima que en la actualidad situaríamos el dato en el 1 de cada 3 jóvenes.

Otros estudioso sobre la adicción al cannabis como el del Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos (EE.UU) revelan que el 38% de los estudiantes de secundaria superior admiten haber consumido cannabis o marihuana.

A nivel clínico, se estima que alrededor del 16% de los jóvenes que empiezan a consumir cannabis durante la adolescencia desarrollan una adicción o una drogodependencia a esta sustancia.

La frase “Es inofensivo, es una sustancia natural o hierba”, está lejos de la realidad y, por el contrario, la adicción al cannabis en jóvenes podría ocasionar consecuencias físicas, mentales, sociales y académicas.

 

Adicción al cannabis: Consecuencias del consumo en adolescentes relacionados con el cerebro

Para entender los efectos de la adicción al cannabis y las consecuencias del consumo en adolescentes, debemos entender ciertas cosas sobre el proceso químico y neuronal de nuestro cuerpo. Este produce una serie de cannabinoides endógenos como la anandamida, el cual actúa como un neurotransmisor. Es decir, envía mensajes químicos entre las neuronas a través de todo el sistema nervioso.

Como resultado, actúa sobre regiones cerebrales asociadas al pensamiento, la concentración, placer, la memoria, la coordinación el movimiento, la percepción de tiempo y espacio.

Ahora bien, la marihuana contiene una sustancia conocida como tetrahidrocannabinol (THC), cuya estructura química es similar a la anandamida humana. Esta similitud le permite al cannabis alterar la función cerebral por desplazamiento receptorial.

Por ello, la alta concentración del THC en el cerebro, provocado por la vía principal de uso que es el cannabis fumado, provoca un efecto más intenso en diferentes áreas cerebrales y por lo tanto, es capaz de generar consecuencias en el cerebro en formación. Por ello, que la adicción al cannabis y las consecuencias del consumo en adolescentes representa un riesgo alto para los jóvenes.

 

Ante la pregunta, ¿es inofensivo el uso del cannabis?

La respuesta es rotundamente NO. Actualmente existe una creciente campaña publicitaria para su aceptación y legalización para uso recreativo y medicinal. No obstante, la investigación es limitada y muchas consecuencias a largo plazo todavía se desconocen.

En la actualidad, la postura de la comunidad científica es que el uso de cannabis medicinal podría ser una alternativa cuando otros procedimientos terapéuticos de primera y segunda línea han fracasado y que debería usarse en casos muy concretos y bajo una supervisión por médico especializado que aplique un estricto protocolo de uso y a nivel hospitalario.

 

Adicción al cannabis: Consecuencias del consumo en adolescentes

Existen muchos estudios acerca de los efectos del cannabis, por ejemplo, en Colorado, primer estado de EE. UU. en legalizar el consumo de cannabis, existen más tiendas de cannabis que restaurantes de la cadena McDonald’s. Las estadísticas en el Estado de Colorado, tras la legalización del consumo de cannabis, ha identificado las siguientes consecuencias como efectos de la adicción al cannabis:

  • La asistencia a los Servicios de Urgencias asociadas al abuso de cannabis se ha triplicado.
  • Los accidentes de tráfico con consecuencia de muerte en el conductor o pasajero, asociado al consumo de cannabis han aumentado.
  • Existe un incremento de las intoxicaciones en niños por sobredosis accidental por el consumo productos de “cannabis comestibles” (como chocolate u ositos de goma).
  • Han surgido informes sobre muertes en jóvenes por vapear productos con THC.

Otros efectos de la adicción al cannabis y las consecuencias del consumo en adolescentes, serían los diversos daños orgánicos y psicológicos. Cuanto más pronto se inicie su consumo, más devastadores son los efectos a largo plazo, es lo que se conoce como “tiempo acumulado de impacto cerebral por droga o tóxico”.

Por ello, se asume que el consumo y la adicción al cannabis y las consecuencias del consumo en adolescentes, genera consecuencias que pueden ser más graves, con daños psicológicos más inciertos y con un pronóstico de recuperación a priori peor.

 

Adicción al Cannabis: Consecuencias Psicológicas y en la Salud Mental

Existe amplia evidencia científica que demuestra que el efecto psicótropo del cannabis (THC) provoca el aumento del riesgo a desarrollar enfermedades psiquiátricas graves, tales como esquizofrenia o depresión.

Adicción al Cannabis: Consecuencias del consumo en adolescentes que derivan en Psicosis

Se estima que entre un 55% a 67% de las personas que ingresan por primera vez en un hospital debido a un episodio psicótico agudo, se debe al consumo de porros o THC. Y se sabe que cuanto más temprano sea el inicio del consumo del cannabis, mayor es el riesgo a desarrollar una enfermedad mental cuya vulnerabilidad del padecimiento de la misma puede acompañar toda la vida.

Esquizofrenia y Cannabis

Se estima que las personas que consumen cannabis tienen al menos 6 veces más riesgo a desarrollar esquizofrenia que las personas que no consumen cannabis.

Una revisión publicada en la Revista Cureus en el 2020, afirma que el THC del cannabis es el principal culpable de ocasionar psicosis y esquizofrenia. El riesgo es mayor cuando hay factores de riesgo como tener familiares de primer rango con esta enfermedad, por ejemplo, alguno de los padres o de los hermanos.

Se estima que 1 de cada 10 personas que consumen cannabis antes de los 15 años podrían desarrollar esquizofrenia antes de los 26 años.

Carácter, Personalidad y Cannabis

Ocurre principalmente en la adicción de cannabis en menores. Los cambios de carácter incluyen ansiedad, irritabilidad, agresividad, alteraciones de conducta y falta de iniciativa. Asimismo, también se objetiva un aumento de las dimensiones de impulsividad, inestabilidad emocional, baja tolerancia a la frustración y dificultades para mantener la constancia en los proyectos.

Trastornos cognitivos y mentales

El cerebro tiene un desarrollo hasta los 21 años y se asume que el concepto de “cerebro maduro” se establece a esa edad.

La adicción al cannabis en jóvenes podría afectar las funciones cognitivas. La exposición del THC durante la adolescencia, podría recalibrar la sensibilidad del sistema de recompensa e inevitablemente afectar las conexiones entre las neuronas, al balance de la bioquímica cerebral, a la sensibilización sináptica y receptorial en las neuronas.

Las personas con dependencia al cannabis y con una vulnerabilidad intrínseca, pueden experimentan un deterioro cognitivo de 3 a 8 puntos de su coeficiente intelectual.

Investigaciones afirman que aquellos adultos que fumaron cannabis (THC) durante la adolescencia presentan menor volumen dentrítico (fibras nerviosas) en áreas del cerebro asociadas al aprendizaje, a la memoria, a la autoconciencia y el estado de alerta.

Consecuencias médicas por Consumo de Cannabis:

Efectos cardiovasculares y Cannabis

Desde hace varias décadas se ha relacionado el uso de marihuana o cannabis (THC) con lo denominado “toxicidad cardíaca”. De hecho, diversos estudios científicos afirman que la adicción a cannabinoides en jóvenes puede contribuir a desarrollar: Fibrilación auricular. Taquicardia ventricular. Síndromes coronarios agudos como Infarto de miocardio o paro cardiaco. Accidente cerebrovascular isquémico.

De acuerdo con una revisión sistemática del Colegio Americano de Cardiología, el vínculo entre las enfermedades cardíacas y el cannabis es cada vez más claro, recomendando realizar pruebas de detección de consumo de cannabis en jóvenes que presenten enfermedad cardiovascular.

Efectos pulmonares y Cannabis

Fumar grandes cantidades de cannabis, puede ocasionar enfermedades obstructivas crónicas y daño pulmonar irreversible.

El humo del cannabis (marihuana o hachis) contiene químicos similares que los encontrados en los cigarrillos,  y estos son capaces de provocar un estímulo irritativo en el tejido pulmonar.

La Asociación Americana del Pulmón, señala que las personas que fuman marihuana tienen un modo de fumar distinto y más perjudicial, inhalan más profundamente y retienen antes de exhalar el aire, exponiendo a los pulmones a más tóxicos durante un tiempo más prolongado.

Además, la adicción a cannabis daña el revestimiento de las células en las vías respiratorias, lo que ocasiona tos crónica, sibilancias, producción de flemas y bronquitis.

La adicción cannabis podría aumentar el riesgo de infecciones, especialmente en el tracto respiratorio. De hecho, los fumadores de marihuana o hachis tienen más visitas al médico por problemas respiratorios que los no fumadores.

Efecto al sistema inmunológico y Cannabis

La adición al cannabis (THC), afecta el funcionamiento del sistema inmunológico y su capacidad para combatir enfermedades. Este daño es mayor en personas con enfermedades inmunosupresoras o en aquellas que necesitan tomar algún tipo de medicamentos que debiliten la función inmune. Esta aseveración está respaldada por un estudio publicado en Annals of the American Thoracic Society, en el que se afirma que aquellas personas que tienen sistema inmune debilitado presentarían más riesgo de sufrir de infecciones oportunistas por el consumo de cannabis.

Oncología Cáncer y Cannabis

Existen investigaciones contradictorias sobre el consumo de cannabis (THC) y el cáncer de pulmón. No obstante, algunos productos cancerígenos encontrados en el humo del tabaco, también se encuentran presentes en el humo de la marihuana o el cannabis..

Entre los productos de combustión cancerígenos que incluye el cannabis, se encuentra el benzopreno y el benzatraceno. Fuentes oficiales afirman que la exposición alquitrán es 4 veces mayor respecto de aquellos que fuman cigarrillos y este hecho podría aumentar el riesgo de sufrir cánceres o tumores respiratorios.

No hay suficiente investigación que afirme una relación directa entre el cáncer y el consumo de cannabis. Sin embargo, la temprana exposición de estas sustancias cancerígenas, podría incrementar el riesgo de distintos cánceres en edades más avanzadas y en aquellas personas con factores de vulnerabilidad.

Consecuencias Sociales y Familiares por Adicción de Cannabis en adolescentes

El denominado “Síndrome Amotivacional” sirve para definir un conjunto de síntomas que se objetivan en adolescentes que padecen un Trastorno Por Consumo De Cannabis a Adicción a Cannabis caracterizado por la presencia de apatía, falta de iniciativa, tendencia a la procrastinación, falta de motivación, pérdida de interés en la búsqueda de interacción social, tendencia a la introversión y aislamiento. La verdadera importancia de la presencia del Síndrome Amotivacional por consumo de cannabis (THC) en el adolescente es que puede persistir y conservarse tras el abandono del abuso de cannabis, convirtiéndose estos síntomas en dificultades de cierta irreversibilidad que pueden acompañar a la persona durante toda su vida.

Por otro lado, los jóvenes que consumen cannabis tienen más riesgo a asumir riesgos sexuales y a tener relaciones sexuales sin protección o no deseadas. Este tipo de comportamientos sexuales de riesgo a temprana edad puede provocar cambios de directrices de vida y en el desarrollo personal madurativo a futuro.

La adicción al cannabis en jóvenes y adolescentes inevitalbemente provoca un deterioro de las relaciones sociales y familiares en los que se evidencia un estrés en la convivencia mayor

Consecuencias Académicas por Adicción de Cannabis en adolescentes

Fracaso escolar

Una de las consecuencias del síndrome amotivacional, es la disminución de la autoeficacia, lo que puede verse reflejado en la disminución del rendimiento laboral y académico. Un estudio realizado en el 2016, afirma que los jóvenes que fuman cannabis obtienen calificaciones más bajas y tienen más riesgo de abandonar la escuela respecto a adolescente de su mismo grupo de edad que no tienen éste hábito de consumo de cannabis.

 

 

> Conoce nuestro canal de YouTube

Dr. Augusto Zafra. Psiquiatra en IVANE SALUD.

IVANE SALUD by Zafra. Avenida Baleares 11. 46023 Valencia.
CLÍNICA ZAFRA. Calle Clariano 2. 46021 Valencia.

Compártelo en las redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Categorías
Archivos
Últimas entradas
Adicción al cannabis Consecuencias del consumo en adolescentes

Adicción al Cannabis en adolescentes

¿Cómo abordar el duelo y la muerte en los niños?

¿Cómo abordar el duelo y la muerte en los niños?

estigmatización de las enfermedades mentales

Miguel Bosé y el peligro de la estigmatización de las enfermedades mentales en los medios

Abrir chat
Hola ¿En qué te podemos ayudar?
Whatsapp Ivane Salud
Hola 👋
¿En qué te podemos ayudar?