Un primer paso para abandonar el consumo de sustancias como la cocaína, el alcohol o la marihuana es la asunción personal y el reconocimiento de que existe un abuso de éstas. Si no se es consciente de este hecho, difícilmente la persona realizará un acto de autocrítica sobre el cambio que supone dejar de lado el consumo de tóxicos y consecuentemente no se planteará la posibilidad de un abandono en relación a la posible conducta adictiva.

Cuando existe una honesta reflexión personal y, en la mayoría de los casos, el entorno familiar y social más íntimo ayuda a reconocer que las cosas no marchan bien, permiten detectar repercusiones en la mayoría de los ámbitos de la vida, como puede ser deterioro en las relaciones sociales, familiares y laborales. Aparte a nivel personal, la adicción es una enfermedad con alteraciones a nivel cerebral y que en casi el 90% de las personas se evidencia síntomas psicológicos o psiquiátricos acompañantes que se aumentan su intensidad pueden generar graves trastornos.

Teniendo en cuenta esto, existen algunos consejos para poder abandonar el consumo de sustancias son:

– Cambio del entorno que incita a consumir. Por ello, al inicio de un proceso de tratamiento es recomendable el ingreso en Centros y Clínicas especificas que favorezcan la ruptura con el entorno perjudicial y faciliten la máxima concentración en el proceso de cambio.

– Reconocer, identificar y asumir las situaciones que propician el consumo. Con ayuda de especialistas se pueden poner en práctica herramientas psicológicas y mecanismo de afrontamiento necesarios para enfrentarlas y evitar el consumo.

– Proponer metas intermedias alineadas con el propósito final del abandono del consumo. Se puede decidir momentos en el que se va a dejar de consumir, una disminución en la cantidad y en la frecuencia del consumo en los dias previos al momento efectivo de la decisión.

– Utiliza autoinstrucciones. Son frases y comentarios positivos que se dan a uno mismo para aumentar nuestro bienestar. Al principio puede no surtir efecto pero con el tiempo se van interiorizando y forman parte de nuestro pensamiento. La motivación y el pensamiento positivo de “si se puede” debe permanecer en mayor o menor intensidad en la cabeza.

Sobreponer en los pensamientos de consumo o craving, las imágenes positivas, que te transmitan tranquilidad y hacer esa llamada al familiar o a la persona íntima para compartirlo.

– Plantearse las consecuencias positivas que tiene el abandono en el consumo de tóxicos y las consecuencias negativas que te aportan las sustancias. Imaginar como sería un futuro cercano sin la prisión y la pérdida de libertad que supone en la persona un consumo de sustancias en términos de salud física, mental y bienestar personal

Estos consejos pueden resultar difíciles en un primer momento, producir tensión y ansiedad, pero con tiempo, esfuerzo y acompañado por los profesionales adecuados que te puedan asesorar y que sirvan de bastón al inicio del proceso, es posible y se puede conseguir.

Contacto: IVANE
Twitter: @IVANEadicciones
Facebook: IVANE

Foto. pixabay.com. Creative commons