parafilia

10 Parafilias o excitaciones sexuales más extrañas

El ser humano es una especie que, al igual que la mayoría de las especies animales, tiene la necesidad fisiológica de reproducirse. Pero a diferencia de los animales, hemos llevado esta experiencia a un nivel diferente.

Y una de estas formas es la excitación sexual hacia determinadas situaciones o incluso objetos inanimados, lo que ha dado pie a las llamadas parafilias.

¿Significado de Parafilias?

Las parafilias consisten en la presencia de conductas o fantasías sexuales de tipo excitatorio de forma repetida e intensa que en ocasiones, implican objetos inanimados, niños o adultos que no consienten, o el sufrimiento o la humillación de uno mismo o de la pareja.

Los trastornos parafílicos pueden causar angustia, sufrimiento o problemas de funcionamiento en la persona afectada o que puede extenderse a otra persona.

No existe un consenso entre profesionales para definir donde el interés sexual inusual y donde empieza la parafilia. En cuestión de sexo, como todo en la vida, hay gustos para todos los colores y es que lo que a una persona le excita, a otra le puede parecer algo rarísimo.

Las 10 Parafilias más raras

Misofilia

La Misofilia es una parafilia que consiste en una atracción y gran excitación al oler o entrar en contacto con prendas de ropa sucia, sobre todo cuando se trata de ropa interior y generalmente con algún resto de suciedad (semen, flujo vaginal, sangre…)
Las feromonas son unas hormonas producidas en los seres vivos, entre ellos el hombre o la mujer, de forma natural para indicar al otro su disponibilidad sexual, actuando sobre el bulbo raquídeo del encéfalo.

Los estudios sobre estas hormonas comenzaron investigando en insectos. Estas hormonas se encuentran en los fluidos corporales (semen, sudor, flujo vaginal…), es por eso por lo que algunas personas se sienten atraídas y excitadas sexualmente, por el olor corporal de otra persona y por su ropa sucia, en especial la ropa interior. La Misofilia más frecuente se da en el varón a través de la ropa interior de su pareja, ligas o medias.

Ailurofilia

En un pequeño porcentaje de la población, el amor por los gatos puede tomar un cariz sexual que implicaría la aparición de una parafilia. Al igual que el resto de estos trastornos, el principal síntoma sería una atracción inapropiada hacia estos animales.
La persona con una parafilia hacia los gatos puede decidir actuar en base a sus impulsos o no hacerlo. Sin embargo, simplemente con el hecho de que surja esta atracción, ya podríamos considerar que existe una versión patológica de la Ailurofilia.

Las parafilias con animales pueden llegar a ser realmente incapacitantes en los casos más graves y convertirse en un trastorno mental; en ese caso, la persona no puede evitar pensar de forma constante y obsesiva en el animal y presenta grandes dificultades para frenar sus impulsos sexuales.

Hifefilia

Excitación por la posesión de algún objeto ajeno, ropa, cabellos, piel, preferente vello de la zona genital, etc.

En el caso de hifefilia, el placer sexual se obtiene por el roce en la piel con objetos de otra persona, como puede ser su ropa, su piel o su cabello (sobre todo en zonas más erógenas).

Definámoslo de esta manera: La Hifefilia es el comportamiento sexual en el que la excitación erótica y la facilitación y el logro del orgasmo son relativas o dependientes de tocar, rozar, la ropa, el pelo, especialmente si es usado en la proximidad de las partes eróticas del cuerpo.

Formicofilia

Aunque suele relacionarse con la zoofilia, la Formicofilia es una parafilia diferente en la que la particularidad reside en obtener placer sexual mediante el contacto directo con animales pequeños en zonas erógenas del cuerpo como el pene, el clítoris, el pecho o el ano, pero no se establece contacto sexual como sí sucede en la zoofilia.

Los animales más comunes en esta práctica son las hormigas, aunque también puede darse con caracoles, ranas, abejas o gusanos.
Todas aquellas personas que sufren esta parafilia sienten una gran excitación cuando estos insectos o pequeños animales caminan, muerden o pican por las zonas en las que son colocados (provoque esto heridas o no) o con cualquier desplazamiento por el cuerpo que genere algún tipo de estimulación sexual.

Esta parafilia suele implicar la aplicación de insectos en los genitales, pero otras áreas del cuerpo también pueden representar el objeto de deseo o atracción en relación a los pequeños insectos.

Quizá lo que se desea es un leve cosquilleo o si se trata de babosas, por ejemplo, una sensación viscosa.

Capnolagnia

Se trata de la atracción sexual por la persona fumadora o la experimentación de placer al realizar esta actividad.

Al intentar encontrar la causa, entran en juego algunos factores, tales como concebir de forma estereotipada a las mujeres que fuman como individuos llenos de inocencia y dulzura, o directamente sensuales; o, en el caso de los hombres, la fijación hacia la imagen de masculinidad absoluta.

Otra variable que puede condicionar a este fetiche es la de que se considere, cada vez más a menudo, al acto de fumar como una especie de tabú o elemento de transgresión, y es que cada día se hace más raro ver a alguien fumar plácidamente.

Hay quien sostiene que, desde la puesta en práctica de la Ley Antitabaco en España, sobre todo en las ciudades, lo que suele verse por la calle es gente que agota el cigarro rápidamente y de forma compulsiva.

El ver a alguien que se limite a saborearlo y a ‘jugar con el humo’ puede ser el detonante perfecto para alguien con esta extraña costumbre. Por ejemplo, los hombres heterosexuales asocian los movimientos que las mujeres hacen con el cigarrillo al sexo oral.

PROTEGEMOS LA SALUD MENTAL DE LOS TUYOS DESDE HACE 9 AÑOS

SESIONES PRESENCIALES Y TAMBIÉN ONLINE

Dacrifilia

La dacrifilia, también llamada dacrilagnia, es una parafilia sexual que consiste en la excitación al ver las lágrimas de otra persona.

Son muchas las parafilias que pueden afectar al ser humano y, muchas de ellas, son bastante extrañas, esta es una de ellas y se puede llegar a considerar una forma de sadomasoquismo al querer provocar el llanto en la persona con la que estás manteniendo relaciones.

Una definición simple sería: Excitación por las lágrimas o el llanto. Se da cuando una persona ve llorar a otra, ya sea conocida o desconocida.

Está asociada tanto a hombres como mujeres.

Hay dos tipos que coexisten dentro del espectro dacrifílico:

Los dacrifílicos sádicos y los dacrifílicos voyeristas.

Si bien este estudio es insuficiente, y el primero en su género, da sin embargo pie para diversas conclusiones, entre ellas se identificaron tres áreas temáticas de dacrifilia: Compasión. Dominación/sumisión. Labios curvados o crispados.

Tecnosexualismo

A veces es posible que el amor por la tecnología se sobrepase. La tecnosexualidad es cada vez más habitual entre la sociedad.
Este fetiche se caracteriza por la atracción hacia robots. Las personas fantasean con llegar al orgasmo mediante la estimulación sexual de humanoides, máquinas o cualquier especie de aparato con inteligencia artificial. ¡Esto es llevar la ciencia ficción a otro nivel!

Amomaxia

Practicar sexo en un coche es algo que hoy en día es muy común entre los jóvenes, ya que en la mayoría de los casos no tiene recursos para practicarlo en otro lugar.

Sin embargo, hay muchas personas que la situación de practicar sexo en un coche estacionado le provoca placer por el simple hecho de encontrarse en un lugar donde pueden verlo otras personas, el riesgo de ser vistos les provoca una excitación extra.

Aunque puede parecer una parafilia de lo más normal y que no tiene muchas variantes, esto no es así. La Amomaxia, en muchas ocasiones saca a relucir la creatividad de las personas llegándose incluso a situaciones de cierto peligro.

Asfixiofilia

La Asfixiofilia se considera un subtipo de trastorno de masoquismo sexual. Las personas con Asfixiofilia se asfixian o se estrangulan parcialmente a sí mismos mediante la aplicación de una soga alrededor del cuello, o bien permiten que un compañero lo haga.

Normalmente se utiliza como soga una prenda de vestir (como bufandas o ropa interior). Pueden atar la soga a un elemento de la habitación (como un pomo de la puerta o una pata de la cama).

Se persigue la disminución temporal del aporte de oxígeno al cerebro en el momento del orgasmo, como medio para intensificar el placer sexual, pero esta práctica puede conducir de manera accidental a una lesión cerebral o la muerte.

Espectrofilia

Halloween es el momento perfecto para hablar sobre lo inusual, lo raro y lo que raya en lo sobrenatural, entonces es posible que escuche el término Espectrofilia, una palabra usada para hablar sobre lo que sería el sexo fantasma, o el acto de tener sexo con un fantasma.

La Espectrofilia puede ser definida como el fenómeno sobrenatural que consiste en un encuentro sexual entre entidades o presencias del mundo de los espíritus y fantasmas con personas de carne y hueso.

Y aunque en principio puede sonar totalmente descabellado imaginarse una situación semejante, los antecedentes de este fenómeno se remontan en realidad a muchos siglos atrás.

Cuando en las leyendas y mitos de la mitología griega y romana se relataban historias de dioses y criaturas extrañas que fornicaban con seres humanos, llegando incluso a engendrar héroes o semidioses.

Como podemos comprobar, para gustos, los colores…..

Compártelo en las redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Últimas entradas

Disfunción Erectil

Disfunción eréctil psicológica ¿qué diferencias hay con la orgánica?

como averiguar si tengo depresion

¿Cómo saber si tengo depresión?

Terapia Ocupacional

Efectos de la terapia ocupacional (TO) en el Alzheimer

También te puede interesar...

Abrir chat
Hola ¿En qué te podemos ayudar?
Whatsapp Ivane Salud
Hola 👋
¿En qué te podemos ayudar?